Incomunicada, calentón… blanco y en botella

Ayer me acosté con un calentón muy considerable. Me masturbé con todo lo que tenía en casa. Me sentía aislada, incomunicada, sabiendo que, aunque quisiera, no podía llevarme un hombre al huerto jajajaja, así que, fuí a mi armario, saqué mis bolsas de juguetes y sólo de verlos ya se empezaron a mojar mis bragas. 

Allí estaba el arnés doble, que todavía no ha visto Ángel, las cadenas y cueros para atar muñecas y tobillos, los vibradores, la polla con ventosa, el plug anal con colita (que ya no tiene la colita pegada porque se rompió) …. ufff, ¡¡que parque de atracciones!!  Mis mejillas se sonrojaron de excitación, no sabía por dónde empezar y comencé por llenar mi culo con el plug. Ni siquiera me quité la ropa, así, vestida, me paseé hacia donde está mi satisfyer también para introducirlo en mis bragas, sujetarlo con ellas y ponerlo en la máxima potencia para que me masajeara el clítoris mientras andaba. Mi culo lleno y ese masaje no iban a permitir que tardara mucho en correrme pero, voy a jugar, voy a tratar de aguantar ese éxtasis, esa cúspide de placer que me da un orgasmo. Controlaré hasta que no pueda más. 

Pensaba en Rodrigo, en que unas horas antes me había dicho que estaba deseando poder volver a atarme para hacer de todo conmigo. Mmmmm, eso me puso mucho más caliente. Si me viera ahora mismo, seguro que se habría corrido sin tocarse. Últimamente le noto muy muy ardiente. Ese pensamiento me lleva a otras muchas veces que él ha estado presente en esos juegos, y, que, tanto le ponen. 

Seguí con mi control del orgasmo, había momentos que no podía más. Mi vagina se contraía y mi clítoris saltaba volviéndose loco dentro de las bragas y con el roce de mis piernas al andar. Me paré, busqué en la bolsa mi polla con ventosa. Esa era la ideal, la miré, la desee, la quería dentro de mí y, apartando un momento el satisfyer entró suavemente, completa hasta que dieron los huevos en mi clítoris. Guauuuuuu, tengo mis dos agujeros llenos. 

Me apoyé en la ventana, mirando a la nieve, estaba anocheciendo e imaginaba que alguno de los hombres que me deseaban estaban detrás de mi. Mi culo en pompa, con la polla sujeta por las bragas. Metí de nuevo el succionador y creí enloquecer de placer pero todavía no quería que se acabara, me voy a seguir controlando. Apreté para sentir el plug anal, lo moví en círculos, luego la polla, la apreté hasta que no daba más, la metí, la saqué, volví a hacerlo. Buahhhhh, mi vello se eriza, mi orgasmo llega pero lo vuelvo a parar. Todavía no quiero correrme. 

Tengo la cama a un metro de mi, sigo mirando por la ventana y me siento con todo eso metido. Lo cabalgo, cada vez que caigo en el colchón me estremezco de placer. Aprieto mis agujeros y muevo las caderas circularmente para que me penetre todo, que gusto!! Me encanta lo que siento pensando en que me veis por un agujerito. Que sois capaces de sentir lo que me proporciono por mis propios medios. Me pone cachonda pensarlo, puede que de rienda suelta a ese morbo y me lance a daros esos momentos de mi placer. Pensé en grabarme, en hacerme fotos. Se que a Rodrigo, a Marcos y a alguno más de mis amigos les iba a encantar verme así de penetrada y de loca con mi placer pero, decidí que ese momento era para mí y así lo viví. Solo para mí.

Me resulta todo pequeño, necesito sentirme más penetrada, una gran polla que me reviente, ese pensamiento me lleva a perder el control, mi cuerpo pide que me suelte, que lo sienta, que me deje ir y me dejé. Lo disfruto como algo elaborado, acumulación de sensaciones, sentimientos, deseos, todo se evapora en unos segundos, unos segundos largos y cortos. Me gustaría que duraran más aunque se que soy una privilegiada por sentir mis orgasmos como los siento. Por un momento pensé en dejarme todo eso ahí dentro para provocar otra oleada de placer pero había sido tan intenso que decidí descansar para seguir más tarde. 

Ya se afronta la tarde de otra manera, más relajada, con sonrisa tonta en la cara y pensando lo bonita que es la nieve aunque te deje incomunicada y no puedas follar con nadie hoy. Voy a repetir antes de irme a dormir… 

Mi polla con ventosa en la ventana de mi habitación, con todo nevado en el jardín

5 comentarios sobre “Incomunicada, calentón… blanco y en botella

  1. Todo un descubrimiento, me encantan tus relatos tienes la capacidad de generar, con tus descripciones, la situación que has vivido. Imaginar tu imagen en esta situación es muy agradable…parece que estoy mirando por un agujero todo lo que dices.
    Fantástico, me ha gustado mucho y encima me has puesto muy malo.

    Besos
    Lito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .