Aquel Dogging

Autor: Alex

Aquella noche fue inolvidable , mítica, pondría la mano en el fuego y asegurar que única entre todas las experiencias ajenas porque tuvo miga. Insisto. estoy seguro que solo me ha pasado a mi . Bueno , a mi y a la pareja con la que consensuamos aquel encuentro.

Vengo de una larga y dilatada experiencia en el universo liberal. He tenido dos parejas con las que hemos realizado muchas fantasías . Cada una de ellas dos su sello, su particularidad. Después de haber mordido la primera manzana no había marcha atrás y el sexo convencional no me satisfacía plenamente. 

Repito, otra pareja liberal más, he sido amante consentido para ella de una pareja maravillosa que extraño mucho por su tacto, buenas formas y el alto grado erótico tan alto al que era invitado una vez dentro. 

He sido asiduo de un gran espacio swinger ahora cerrado desde hace demasiado tiempo. Un lugar muy cómodo y agradable. Socio de un local con solera de espíritu BDSM .

En una página gratis de contactos que ya no existe y bastante seria de vez en cuando realizaba alguna que otra publicación ofreciéndome a parejas o mujeres solas. 

Cuatro fotos mías en blanco y negro muy sugerentes y a la par elegantes.

Hoy tengo 53 años, me mantengo físicamente igual que entonces. Es genética. Porque hace más de 35 años que no piso un gimnasio ni soy muy apostólico en cuanto al culpo al cuerpo. También es verdad que soy muy afortunado de haber heredado el físico del guaperas de mi padre que en paz descanse. 

Delgado, complexión deportiva, me encantan mis brazos y mis hombros. No necesito mucho esfuerzo para marcar unas sutiles tabletas sin necesidad de mucho esfuerzo hasta la hora del almuerzo jejeje .

Unos rasgos suaves con bigote y perilla canosa. Y una buena herramienta de la que estoy orgulloso ( gracias padre, gracias madre por haberme engendrado así )

Y así las fotografías que acompañaban siempre a aquella publicación que de vez en cuando actualizaba. En una de aquellas fotos la de mi miembro viril como decimos… morcillona. Sobre mi antebrazo y aún así, morcillona y no dura como una piedra donde bien bien se ganan unos pocos centímetros más, ocupaba como decía , todo mi antebrazo. Unas fotografías en b/n de las que me deshice no hace mucho y estoy arrepentido.

Más por lo bonitas que eran que por ego . 

En fin , en la publicación explicaba mis experiencias , saber hacer y estar etc. Y entre ellas detallaba un par de experiencias dogging.

Una tarde mientras me tatuaba en el brazo en casa de un buen amigo sonó el móvil y atendí la llamada.

Yo: Hola

Marido: Hola, te llamaba por el anuncio. Somos un matrimonio liberal y nos interesa , nos excita volver a hacer un dogging para mi señora.

Yo: Sí claro hablemos. 

Marido: Si no te importa siempre seré yo quien se ponga en contacto contigo hasta dar el paso si mi mujer y yo vemos que eres gente seria.

Yo: Si claro por supuesto , y si no te es molestia yo también pues aunque no lo parezca , yo como hombre he tenido que hacer frente a más de un imbécil aburrido y parejas muy indecisas que me han hecho perder el tiempo.

Etc etc . Y así hasta siete llamadas de las que nunca me quejé. Todo lo contrario. Pues para mi, la seguridad de las parejas y ofrecerles un ambiente de confianza era y es primordial . He tenido dos parejas liberales ok pero las he amado y he querido que se sintieran seguras con sus aventuras fuera de casa y dentro también.

Llegó el día , omitiré ciertos detalles para no comprometer a la pareja en cuestión. 

El lugar es en Barcelona. El Velódromo de Horta . Un espacio muy cómodo muy cerca de la montaña , apartado a la par que seguro. Parkings abiertos al cielo y alrededores. 

De tierra separados por setos en una cuesta arriba . 

Quedamos un viernes a las 12 de la noche. Él marido me dió los últimos detalles y una petición sobre todo para ella. Le excitaba que yo vistiera de negro más si cabe que pudo ver mi complexión. ¡Ningún problema! Todo lo contrario me encanta vestir de negro entre otras porque musicalmente soy de la antigua época heavy metal en concreto un fan de Motorhead. 

Chupa de cuero ajustada, con parche grande blanco de Motorhead a la espalda pantalones ajustados negros, camiseta de Motorhead debajo de la chupa de cuero, guantes de cuero negro y calzado deportivo negro .

Era de noche y la noche era muy cerrada oscura, se veían subir coches con parejas solas dentro que descaradamente hiban a follar , incluso como llegué con tiempo di una vuelta por el sitio y desde un auto que no era el que se me dijo me hicieron luces para subir a bordo y ponernos finos. No lo hice, pasé de largo porque soy hombre de palabra. Estaba contento …

Llegó al sitio exacto con diez minutos de tiempo. Nervioso por mucha experiencia que uno tenga. Y eso es bueno para nada es malo. Es el morbo que induce su química por todo mi ser desde el más oscuro rincón de mi mente.

Sube el auto y lo reconozco por las señas. Recibo un mensaje a mi Whatsapp . 

Eran ellos. La pareja cuarentona. Me gustó lo que vi desde la distancia. 

Que dogging se estaba avecinando . Un dogging exclusivo. Solo yo para ella y el marido a disfrutar como Dios manda.

Me esperé un poco para darles tiempo, que se fueran poniendo calientes y se hicieran al espacio que anteriormente me dijo él que apenas conocían. 

Repito, es un espacio al aire libre completamente pegado a la montaña. Este detalle es muy importante para que se comprenda el devenir de aquella noche única entre todas las experiencias que desconozco y que con seguridad me atrevería a decir que a nadie le ha pasado antes ni después.

Dejo pasar esos minutos . Desde la distancia nos mirábamos, se notaba que hablaban de mí porque se notaba que me miraban  . Todo bien. 

Encienden las luces del coche y comienzo a ver como se va desnudando ella y el ambiente se pone caliente al rojo vivo. Comienzo a caminar en la dirección del auto. Todo muy oscuro casi a la una de la madrugada, piso tierra y me acerco ya muy pegado al auto. Ella está encima y montando a su marido . Cabalgando como una cachonda sin parar de mirarme y yo parecía un trípode con mi polla bien empalmada. 

La mente cada vez más sucia y apunto de entablar contacto en cuanto ella abriera la puerta o bajara la ventanilla .

Oigo unos ruidos de repente entre los matorrales.Unos ruidos que me ponen en alerta y mirando hacia mi espalda para más colmo. Parece ser que los miedos y sustos sin han de venir vienen los canallas por la espalda para dar mayor énfasis.

Esos ruidos eran cada vez más fuertes , la pareja mi miraba extrañada muy extrañada pero se percataron que algo estaba sucediendo fuera y no muy lejos de donde yo estaba. El ambiente se enfrió al tiempo que dejé de dar vueltas alrededor del auto.

Y vino el susto con mayúsculas

Un jabalí se abrió paso entre los setos de forma muy violenta y vino derecho a mi, me puse a correr dando vueltas mientras picaba desesperado al auto para que me auxiliaran. Escuché como gemía de miedo ella y el jabalí detrás de mi muy cabreado , o cabreada si era una hembra y tuviera los cachorros cerca seguramente.

Al final me abrieron la puerta y de un salto entré y cerré. Mi cara era un poema y esa pareja estaban alucinando. Les dí las gracias… Salimos de ahí y nos detuvimos a fumar un par de cigarros al tiempo que entre respiraciones aún rápidas y sobre todo unas grandes carcajadas compartidas hablábamos de lo sucedido. 

Photo by Frans Van Heerden on Pexels.com

Me dejaron cerca. Les dí un millón de gracias y convenimos en dejarlo para bastante más adelante y en otro espacio. 

En casa ya y recien duchado para quitarme el susto me tumbé en la cama recordando lo sucedido. No podía parar de reir .

Espero que esta simpática anécdota os haya dado la oportunidad que incluso en este mundo y espíritu liberal aunque no lo parezca también hay espacio a momentos de verdadera risa. Y gracias que de ahí no pasó nada

Amo la naturaleza pero aquella noche me cagué en los muertos del jabalí.

Estoy seguro que era una hembra que tendría los cachorros cerca y decidió darme el susto de mi vida . A mi y a la pareja que se portó súper bien conmigo. 

Besos y abrazos 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .