Mi trio con una trans

Autora: Estefania Mor

Os habíais quedado con la copla si en una de nuestras últimas quedadas Jesús había conseguido en contacto de Sandra, verdad? Os acordáis? La trans que tenía localizada en uno de los locales a los que vamos normalmente… pues, he de deciros que, si, que consiguió el contacto.

Pues ahora tenía que encontrar al hombre con el que hacer mi fantasía realidad. La verdad es que es difícil encontrar un hombre que se preste a tal acto, al igual que es complicado que una trans quiera jugar con una mujer. Sandra quería jugar conmigo. Ese día de las tres pollas para mi había estado bicheando por la ventana y había visto como me follaban y le mole mucho, así que, eso estaba solucionado. El hombre… también lo tenía, iba a ser Jorge. 

Hay veces que la vida va colocando sola las piezas del puzzle. La semana que viene tengo una reunión muy cerca de donde vive Sandra y es viernes, por lo que Jorge terminará pronto de trabajar y al dia siguiente no tiene que madrugar, por lo que será perfecto. Empieza mi maquinaria a funcionar y lo engrano todo para que el viernes sea el gran día. 

No he conocido jamás, ni he hablado, ni he tenido trato de ningún tipo, ni nada de nada de nada con una trans. Solamente se que son mujeres atrapadas en el cuerpo de un hombre y que, en las paginas porno hay unos videos y fotos realmente sugerentes. Hay verdaderos bellezones. En mi condición de bisexual ver y disfrutar de un cuerpo con polla y tetas sería la leche y lo iba a conseguir! Aunque me ofrecía algo de preocupación meter la pata de alguna manera con ella, no se, tratarla, sin darme cuenta con algo que creyera que la faltara al respeto o algo. Eso me daba vueltas a la cabeza, aunque sabía que ahí Jorge me iba a echar un buen cable y no tenía por que salir nada mal.

margarita-940650_1280Llegó la hora, Jorge vino a buscarme y después fuimos a por Sandra a su casa. Eso significaba que, íbamos al local en el que habíamos quedado y que, tendríamos que salir los tres juntos porque ella no iba a tener medio de transporte para volver a su casa. Me incomodó un poco que Jorge hubiera quedado así, pero bueno. Prefería pensar que si la cosa no iba bien, nos podríamos quedar los dos a disfrutar de la noche. 

Cachondo él, cachonda yo.. una mezcla entre calentura, vergüenza, excitación y preocupación me asaltaba pero el coño lo tenía jugoso desde por la mañana. Bueno, y cuando no!! jajajajaj

Esperamos en el portal y la vimos aparecer, me decepcionó un poco que no se hubiera vestido para la ocasión. Yo no me había arreglado mucho pero mi vestido minifaldero, con mis botas altas, hacían que me viera diferente a como podría ir a una reunión de trabajo pero ella eligió una vestimenta muy casual. Botas de cordones, vaquero y un abrigo sport tipo plumas. Quizás para ella la ocasión no lo mereciera y para mi, como iba a ser una fantasía había sobrevalorado el momento, no se. 

Se subió en el asiento trasero del coche. Nos alargamos Jorge y yo para darle dos besos cada uno. Que cosas!!! dentro de unos minutos estaríamos comiéndonos todo sin pudor y ahora andamos con remilgos… estas cosas me hacen gracia….

En el trayecto todo eran preguntas, no muchas, la verdad, curiosidades leves. Menos mal que Jorge es hablador y no paraba de sacar temas de conversación. Hasta que llegamos al local. Entramos y nos tomamos una copa, asi, ya, cara a cara las conversaciones tenían matices diferentes. Hablamos de todo un poco. Sandra es una mujer muy agradable, simpática y poco a poco nos ibamos soltando, relajando. Conocerse un poco más y ver como es la persona que tienes delante hace que las cosas se vean más fáciles. Sonaba música y ella se sabía todas las letras, es muy graciosa. Cuando lo que sonaba eran bachatas y salsa Jorge y yo nos lanzamos a bailar y después fue ella con él. Los momentos baile con mi amigo son especiales, nos arrimamos, nos miramos a los ojos, me encanta exhibirme para él, contonearme y provocarle con mis roces, con mis movimientos, aun un poco torpes todavía porque no bailo del todo bien pero lo suplo con mi sonrisa y simpatía. Me lo paso fenomenal!

Jorge también tenía un punto de excitación bastante importante. Me lo había dicho en alguna ocasión. Hacer un trio y verme disfrutar de esta situación que teníamos ahora mismo delante le iba a hacer muy feliz y le iba a poner super cachondo. Al acabarnos las copas decidimos intentar encerrarnos en algún sitio para estar solos, asi que nos dirigimos hacia una de las habitaciones. Yo antes, quería lavarme, así que entraron los dos y me esperaron allí. Cuando entré ya se habían desnudado. ¿Sabéis esa sensación de cuando tenéis curiosidad por algo, mucha, mucha curiosidad, que estáis deseando mirar pero no queréis que se note que tenéis esa curiosidad? Pues, eso me pasó. Tenía un morbazo impresionante por ver ese cuerpo y deseaba pero no podía mirar directamente.. no se, fue algo raro de lo que creo que no se dió cuenta nadie. Para evitar ser el centro de atención mientras me desnudaba, les dije que empezaran sin mi con una gran sonrisa. 

Sandra estaba recostada con las piernas fuera de la colchoneta, Jorge se acercó hacia ella y se agachó para empezar a chuparle la polla. Ufff… madre mia!! pero esto empieza así de fuerte? Ver como se le llenaba la boca de polla me puso a mil por hora. Verle jugar con pollas me pone… ufff

Me di prisa en desnudarme completamente, hinqué la rodilla en la cama y me eché hacia Sandra mientras Jorge se esmeraba a chupar. Tiene unas buenas tetas, me gustan y su piel es super suave… no se si me querrá besar en la boca, así que voy a ir despacio. Acerqué mi mano a su pecho, moldeé con mis yemas su pezón y le gustó. Entre la mamada y ese magreo creo que estaba a gusto, muy a gusto.

Mi boca se iba acercando a la de Jorge, por lo que también se acercaba a la polla de Sandra. Quería compartirla con él, quería que los dos mamásemos la misma polla. Alternamos nuestros labios con ese glande ofrecido, me la metía yo en la boca, luego el mientras la tenia el dentro yo chupaba y lamia todo lo que quedaba a mi alcance. Un juego muy divertido y que parecía que a nuestra amiga la estaba activando bastante.

Nos fuimos incorporando cada vez más para tumbarnos casi por completo en la cama. Yo seguía manoseando esas tetas, preciosas, por cierto y abrí mi coño para que Jorge me lo comiera. Me sentía muy zorra y muy perra… quería hacer de todo en ese momento pero esperé el ritmo de los demás. Quiero ver a Jorge penetrado, quiero ver como Jorge penetra a Sandra, quiero que me penetren a mi… ufff…. quiero tantas cosas y todas se agolpan en mi cabeza …. entonces Jorge me pregunta que si quiero ver como le folla. Pues claro que sí!! Así que me dirijo a ella y le pido que se lo folle. Desde el lateral observo la acción. Babeo, me gusta lo que veo. Esa polla abriéndose paso por ese orificio de placer tan poco permitido para algunos hombres por tabúes e ideas confundidas. Jorge es heterosexual pero tiene la mente abierta al disfrute de cualquier manera y eso, me encanta! Pone su culo en pompa a disposición de esa polla, no muy grande, la verdad, pero que seguro que da su juego, yo, todavía no se si la cataré.. es una incógnita.

Entonces me pongo boca arriba con las piernas bien abiertas. Jorge se mete entre ellas y mientras sentía la boca de Jorge en mi coño borboteante mientras le follaban. El gemía y gozaba mientras me comía y alcancé mi primer orgasmo. No podía más de morbo, lujuria y pasión. Sujetaba su cabeza, mi clítoris quería reventar, desde ahí corrientes de placer surcaban todo mi cuerpo a través de mis venas, subía hasta la cabeza, tras las orejas, mis axilas, mi tripa, mi culo… todo vibraba, me volvía loca y quería seguir sintiendo eso. Ella decía una y otra vez: “ Te gusta que le folle el culito a tu chico eh? “. “Ufff… si, me encanta”. Le agarraba por las caderas y él se pajeaba. Tenía la polla super dura. Lo gozaba, le gustaba que le follaran para mi, para que yo lo disfrute. Es muy muy placentero. 

Entonces Jorge le dijo que yo quería hacer un trenecito. Vamos, que quería ser follada mientras ella le follaba a él y dicho y hecho. Elevaba mis caderas para recibir su verga y él a su vez tenía que controlar el ritmo para que esa polla que le follaba no se le saliera. La sensación fue brutal. Ese empeño que ponía Sandra en penetrarlo era el que me llegaba a mi de rebote para que la polla de Jorge me entrara hasta el fondo. Yo gemía, me volvía loca… me estaba encantando y Jorge estaba muy muy salido, también estaba disfrutando de lo lindo. Así alcancé otro orgasmo brutal. Perdía los papeles. No me había imaginado que esto podía ser así. La realidad siempre supera una expectativa.

“Ponte a cuatro patas”, me dijo Jorge mientras golpeaba su polla hacia abajo para que de repente volviera a subir otra vez, así podía ver lo erecto que estaba. Su cara era un poema. Follado y ahora, me quería follar. Cuando le veo con esa cara me inquieta. La follada puede ser muy salvaje. Le encanta provocar dolor-placer y metérmela toda hasta el fondo, tocando todo todo el fondo. Tiene una polla muy rica y la iba a catar en ese mismo instante. Mete, mete, mete, aprieta, me oye gritar, me retuerzo y entonces, de repente… la saca. Sandra, espectadora de excepción, toca mis tetas y me besa en la boca mientras tanto diciéndome con una voz muy dulce que vaya follada me están pegando. “¿te gusta, cariño?”. Claro, claro que me gusta. Y me flipa que a la vez estés tocándome las tetas y acariciándome con esas manos tan suaves. Pero tengo que tener cuidado porque cada vez que me folla, me echa tan adelante de repente que temo darme un golpe contra la cara de Sandra. Así que dejo de besarla para gritar, gemir y decir lo hijo de puta que es por la manera que me está follando. Baja mi tronco hacia la cama, me empuja hacia abajo para que la polla entre mucho más. Es brutal, me tengo que correr, sin remedio. Me corro y me corro.. no se la de veces que lo provoca. Al sacar la polla de repente, además, provoca que algún squirt salga, mojando todo lo que hay debajo de mi y eso le motiva aún más a seguir con ese ritmo, lo que me vuelve muy muy loca.

Desde que probé la doble penetración por el culo y el coño es algo muy recurrente cuando tendo dos pollas a mi disposición. Me encanta!! es una sensación super placentera, sentirme llena, plena y es una de mis actividades favoritas así que… ahora, tengo dos pollas.

Jorge lo sabía, sabía que quería que Sandra me follara. Así que vio la oportunidad y se lo dijo. 

  • ¿Quieres follarte este culo preparado para tu polla?, es muy puta y lo tiene ya listo, abierto para que lo folles, quieres?
  • Si, claro que se lo voy a follar
  • Cariño, cabalgame, me dijo colocándose sobre la cama boca arriba con la polla en la mano
  • Voy

Y, me la clavé. Cabalgué sin control, entraba toda. Mis tetas subían y bajaban con frenesí hasta que me di cuenta que Sandra ya se había colocado un condón y estaba detrás de mí. Así que paré mi ritmo, puse mi culo todo lo fuera que pude y sentí como me follaba esa polla mientras las manos de Sandra me agarraban suavemente por las caderas. Es extraño pero me gusta. Me quedo quieta y los dos me follan con todas sus ganas. No quiero que se salga ninguna de las dos vergas así que me quedo quieta disfrutando del momento de placer que me están regalando. Cuando Jorge acelera su follada alcanzo mi clímax. Mi vagina y mi ano comienzan a bombear y les estrechan el camino. Ellos lo notan también pero grito que me corro, que gusto!! qué placer!!! ahhhhgggggg….. que dure, que dure un poco más… no pareis, seguid, me vuelvo loca!!! ahhhhhhggggg me corro otra vez.. esto es una pasada!!! 

Descabalgué y me quedo a un lado. Entonces la polla de Jorge queda a mi merced. La meto en mi boca mientras juego con mis dedos en su ano. Tengo a Sandra a mi lado y con un gesto de mi mano, abro esas piernas e invito a que ese culo sea follado de nuevo. Eleva las piernas, deja abierto el orificio y mis dedos son los que reciben la polla de Sandra para ayudarle a encontrar el camino. ¡Que capacidad tiene ese culo, madre mia!. Con ese espectáculo en primera linea, sigo comiéndole la polla. Me vuelvo a excitar muchísimo. Sandra se anima, creo que se va a correr. La acaricio mientras tanto. Tiene un momento de culminación pero luego nos dice que no se ha corrido del todo… así que se queda a un lado, mirando, descansando… pero yo quiero más y Jorge quiere más.

Asi que me pongo a cuatro patas y ahora lo que me folla es el culo. Una follada impresionante, frenética, salvaje. Esa polla entra y entra hasta donde ya no puede entrar más cuando en ese momento de locura le digo que me encanta que me folle el culo y le llamo cabrón, hijo de puta y todo lo que se me ocurre, el sigue y sigue y sigue y me folla sin parar, sujetándome para que no vaya hacia adelante, para que no me venza pero es muy difícil.. el nivel de salvajismo en ese momento, creedme, no es medible y el animal que llevamos dentro nos sale a los dos. Me corro, entre gritos, suspiros e insultos hacia ese cabronazo que me hace sentir todo eso que me hace sentir. Cuando mi culo empieza a causar espasmos de placer esa polla no puede más y descarga toda su leche en mi culo. Me llena de líquido blanco con su grito de guerra…… Grrrrr grrrrr como me pone oirle!!

Mi respiración tarda en volver al ritmo normal, la suya también. Nos hemos pegado una follada de impresión. Preguntamos a Sandra que qué tal y nos dice que muy bien. Así que decidimos bajar a tomar otra copa y relajarnos un rato. Quizás puede que haya otro “asalto”

Otra vez risas y buen rollo entre los tres, la verdad es que nos lo estamos pasando muy bien. Volvemos a hablar de todo, esta vez mucho más distendido y entre nosotros ya hay algún tocamiento incluso en la barra del bar del local en el que nos encontramos. Es divertido, muy divertido. Cuando hemos tomado ya esa segunda copa decidimos ir hacia un lugar algo más íntimo que la barra pero no tanto como el de antes. Así que nos vamos a una sala con zona común para más gente, aunque, de momento, estamos solos. 

Comenzamos sin tanto ansia como antes, más tranquilos, pero con mucho morbo. Ellos se comen las pollas. Alguna pareja se asoma y miran dos veces para ver si es cierto lo que están viendo. Es gracioso ver las reacciones de la gente. Bueno vi a un par de parejas, quizás hubo más pero no me di cuenta si estaba enfrascada en lo mio. 

Tumbada, dejando que Jorge me comiera el coño de nuevo, Sandra posaba sus manos sobre mi cuerpo. Me acariciaba y yo a ella. Me encanta su piel, es magnífica, suave, sedosa… da mucho placer tocarla y sentirla. Ella le cogia la polla a Jorge y para mi sorpresa y creo que para la de Jorge también, ella fue acercando su boca a mi coño. Poco a poco. Su lengua recorría mis labios, mi agujero, juguetona, placiente… Mmmmmm…. me encanta!! mientras, me acaricio las tetas me invade de nuevo esa sensación de placer loco que hace que me corra, esta vez, mirando a los ojos de Jorge para hacerle partícipe total de ese orgasmazo. 

Mi culo le tiene loco, necesita follarlo y asi lo hace de nuevo. Me abandono al placer, hacia donde mi cuerpo me quiera llevar, estoy como borracha de gusto.. no puede ser de las copas que me he bebido por que las he pedido muy cortitas por que tengo que conducir, así que ando con cuidado. Pero es esa sensación de ir flotando entre nubes, nubes sensacionales que transportan de placer en placer para goce y disfrute de todos mis sentidos. Esta vez toda su leche caerá sobre mi espalda. 

Estamos solos, solamente una pareja se ha tumbado en el otro lado de la sala, ha follado, sin gracia ninguna y se ha largado antes de que nos diéramos cuenta. Ahora siento algo de frio. Me abrazo a Jorge, me meto bajo su brazo para sentir que me abraza después de habernos limpiado y aseado el espacio. Sandra está al otro lado, le preguntamos si se encuentra bien y nos dice que si, que perfectamente. Le damos las gracias por habérnoslo pasado tan bien. Ella también ha disfrutado mucho. Estamos cansados, la semana pesa y la sesión de sexo ha sido muy intensa. Nos quedamos dormidos, los tres. Yo no lo hago profundamente porque siento frío. Estamos completamente desnudos y la sala es grande. Hace frío en la calle. 

Cuando nos despertamos de esa pequeña siesta son las 4 y media de la mañana, quizás nos hemos traspuesto tres cuartos de hora… todavía había tiempo hasta que cerraran el local pero decidimos ir duchándonos y vistiéndonos. Todavía hay que llevar a Sandra a su casa y nosotros llegar a las nuestras, que no están cerca, la verdad.

Fantasía cumplida, mi cuerpo cansado y satisfecho. No pensaba que esta iba a realizarla antes que la de mi gang bang, creía que encontrar 10 tíos para que me follaran iba a ser más fácil que encontrar una trans abierta a jugar conmigo y con un hombre, pero… sorpresas te da la vida!!!! 

2 comentarios sobre “Mi trio con una trans

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .