Encuentro casual

Autora: Estefania Mor

estefania40historias@gmail.com

Después de haber follado ayer con Jesús íbamos a procurar quedar hoy los tres, Rocio, él y yo. Casi dos meses sin que hayamos coincidido y nos apetece. Hasta esta mañana yo no he sabido seguro que iba a poder acudir a la cita, si eso no ocurría, sabía que ellos dos si que se iban a ver. Durante mi tiempo de recuperación Rocío y él han tenido una actividad folladora frenética!!!

Rocío estaba preocupada porque tiene unos cardenales en la tripa de unos pinchazos de una medicina que tiene que inyectarse, así que hace unos días me acerqué de sorpresa a su trabajo para regalarle un body negro que le queda espectacular y le tapa todo eso. Ya no tenía excusa para no ir a ningún sitio y que se le vean esas marcas. Por la mañana le dije que se lo tenía que poner aunque no estaba muy convencida porque decía que tenía que trabajar y debía llevar pantalones. Aún así, mi modelito de hoy era con body también, para acompañarla en vestimenta.

Así que, body negro de encaje, minifalda negra con camiseta de agujeros en las mangas y unos botines de tacón con pieles en los tobillos y un abrigo corto, negro,  que permitía que se vieran mis largas piernas…. me sentía espectacular y así me lo hicieron saber todos y todas l@s que me vieron esa tarde y las miradas de los que me iba cruzando por la calle. 

Había atasco, tarde lluviosa en MAdrid, así que ellos llegaron antes que yo, juntos. Yo me comí un buen atasco. Cuando atravesé la puerta, la chica del local se llevó las manos a la cabeza: Madre mía, pero que impresionante estás y cuánto tiempo sin verte! “ Así que le conté lo de mi operación y me dijo: “Tienes ahí dentro esperándote al chico ese alto que viene contigo” Puse cara de circunstancias….

  • Pero, si vengo con Jesús y Rocío
  • Pues, ese chico, como se llama….?
  • Marcos?
  • Ese…pues, está dentro. Anda, pasa, pasa!!!
  • De sorpresa?

No entendía nada! Así que, entré pensando que se estaba equivocando de hombre o de mujer, no se. Todos mis pensamientos se evaporaron cuando les vi en la barra. Se tomaban una copa, ella, sentada y él, de pie, de espaldas a la puerta. Me acerqué a ella y la morreé con ganas, abrazándola. Es curioso pero estos sitios te ofrecen libertad, yo haría eso en cualquier otro sitio, pero no procedería, en cambio allí, no te cuestionas nada, haces lo que te apetece y a todo el mundo le parece todo bien, es una maravilla. Los ojos de Jesús me taladraban por detrás, los sentía. Lo disfrutaba, vernos así le encanta y oía sus exclamaciones de :. Madre mia! Seguro que estaba pensando en la tarde que le esperaba y, no era para menos. Cuando Rocío ya me había exprimido un poquito me aparté y me di la vuelta para comerme a ese hombretón que tenía loco por besarme y abrazarme en ese momento. Pasión encendida y algo contenida en esos besos que provocaron la chispa que latente está. 

Lo siguiente que sucedió fue que Rocío sacó una caja de dulces que me había traído, una delicia que solo se puede encontrar donde ella vive..Mmmmm mis dos placeres favoritos, los dulces y el sexo, juntos…que más se puede pedir!! 

En un momento de la conversación alguien me tapo los ojos con sus manos, giró un poco mi cabeza y comenzó a besarme, con lengua. Por detrás oía el tono jocoso de Jesús diciendo que vaya vergüenza le daba que el primero que se acercaba me morreaba sin saber yo quién era. Cuando quitó su mano de los ojos…que alegria me llevé!!! Era Marcos!! No me lo podía creer!! Habíamos chateado hoy y ni siquiera sabía que había quedado, ni donde iba a ir….había sido una preciosa coincidencia del destino. Además, él y Rocío no se conocen y habíamos intentado la quedada en innumerables ocasiones. Que bueno!! Le di un gran abrazo, apretado, cariñoso, largo, mientras Jesús y Rocío nos miraban. Ella un tanto perpleja porque dudaba si esto era casual ciertamente y pensaba que era un plan trazado por parte de Jesús o por mi parte…y, nada más lejos de la realidad. 

Que bien!! Los cuatro juntos!! Como nos lo vamos a pasar! Aunque pienso en que Jesús ha estado en mente con esa visión de nosotras dos para el solo y hoy no va a poder ser, jejeje, la vida es así y hay que tomarla como viene!!

Se va a duchar y me deja con Rocío y con Marcos. Le pregunto a él si ha visto lo buena que está y las tetas que tiene, se ríe, es muy vergonzoso. Cogiéndole una teta a Rocío le digo lo buena que está y nos volvemos a besar. En ese canalillo que se deja asomar se me ocurre que podríamos probar uno de los dulces que me ha traído y así, romper el hielo. Lo sacó de la caja y lo meto entre sus tetas invitando a Marcos a que coma de ahí…Mmmm…. tiene chocolate y se empieza a derretir. Me quito mi camiseta y así Roció se quita también la suya dejando mi regalo al descubierto, jo, que bien le sienta! La cara de Marcos se hunde en ese escote y sus mano empiezan a abrir paso a los pezones. Coge el dulce y lo restriega por ellos para llenarlos de chocolate, me invita a probarlo, ufff, que rico! Veo que hay corrillo a nuestro alrededor, el espectáculo es divino, sensual y muy divertido. 

Marcos está deseando ver como me corro, se pelean por comerme un pezón y les digo que tengo dos, uno para cada uno. Así, colgados cada uno de una teta, hacen que llegue a mi orgasmo. Se lo ha dicho a Rocío: Hacemos que se corra a esta cabrona? A lo que ella le ha dicho: esta? Si se corre con mirarla? Tenerles ahí a los dos, con todo su empeño en darme placer me ha provocado eso, ese placer máximo que ha hecho que haga círculos con mis caderas y lancé mis gemidos a la sala para decir que me corría.

Ese punto exhibicionista que tengo, allí lo puedo mostrar, en medio de la barra, por donde todo el mundo pasa, me ve disfrutar y como hago disfrutar y me encanta. Es siempre un punto más, una vuelta más de tuerca, me excito pensando en esa vuelta más de tuerca….mis fantasías cada día son más, cuantas más llevo a cabo, más se me ocurren y además, sabiendo que tengo con quien realizarlas y quien está siempre en ellas, me ponen mucho más. Me encanta tener a mi lado un hombre con la mente totalmente abierta, porque no es nada fácil, pero nada, nada fácil. Y cada día le agradezco a la vida que haya puesto a Jesús a mi lado para fantasear más a lo grande.

Cuando llega de la ducha y los otros dos están muy entretenidos entre si, me lanzo a sus brazos y le beso, apretando su cuerpo al mío. Trae esa sonrisa de que en este momento es feliz, que, me vuelve loca. Mira el panorama y se lanza a bajarle los pantalones a Rocío, apartarle el body y comenzar a comerle el coño. Hoy nos vamos desnudando allí mismo, poco a poco, y es divertido, muy divertido. Coño atendido y tetas también atendidas por Marcos, una visión maravillosa de ese zorrón de tía que me pone tan cachonda y que tan cachonda está ella también ahora. 

Jesús se gira hacia mí, ya me he llevado un par de azotes en el culo, sobre mi minifalda, pero ahora la sube y deja mis pantys al descubierto para darme otro palmetazo en el culo y tocarme el coño con avaricia. ufff…. esto se está calentando mucho, así que, decidimos ir a dejar las cosas a la taquilla y buscar espacio para dar rienda suelta a todo lo que nos apetece hacer. Mientras, se acerca una amiga del local, con la que ya hemos compartido momentos y nos presenta a un hombre que va con ella. Nos pregunta si se pueden unir a lo que decimos que, claro, que pueden hacerlo. 

Jesús nos pide, por favor, que no nos quitemos los bodys, la verdad es que estamos muy ricas con ellos y dan mucho morbazo, yo, no pensaba quitármelo, claro. Nos metemos en uno de los cuartos, la mazmorra. Hay una camilla alta, amplia y Jesús está en la puerta esperando a que vayamos llegando. Le hago entrar mientras un hombre de raza negra nos pregunta que si puede entrar. Jesús le dice que mandan las mujeres pero sabe que yo voy a decir que no. Lo siento, pero no me gustan los negros para mantener sexo con ellos. Jesús bromea muchas veces con esto por que me dice que voy a morir incompleta sin que me la meta una persona así, pero…. me resisto. Hoy también va a ser que no…. 

Aprovecho que estamos solos para arrodillarme y comerle la polla con ansia a Jesús. Ahora me encanta meterla toda en la boca porque me cabe entera, la estoy haciendo grande mientras sujeto con mis dos manos su culo, su duro culo… me encanta!! Rocío entra diciendo que no perdemos el tiempo jajajaj… pues no, no esperamos a nadie. El tiempo es oro y hoy más… ella se ha escapado del trabajo para venir y tiene que volver corriendo y todos hoy tenemos prisa, así que estamos todos con prisa pero locos por follar. Van entrando todos en la sala y cerramos la puerta aunque nos pueden ver desde fuera. Es una de esas habitaciones en las que se ve todo lo que sucede dentro por unas ventanitas y se oye absolutamente todo, claro. 

Rocío sube y se pone de rodillas con sus tetas a mi mano. Dejo de chupársela a Jesús para mirarla y tocarla. Nos empezamos a comer, a besar, le digo lo guapísima que está, lo zorra y lo puta que es y lo que me pone. Nuestros besos suben de nivel y los espectadores exclaman el espectáculo tan divino que están viviendo. Lo contemplan, sin moverse, mientras nos disfrutamos un ratito. 

Quiero polla, además quiero la polla de Jesús, me giro, me pongo delante de él y elevo una de mis piernas para apoyarla en la camilla y que me folle de pie, intenta meterla, estoy salidísima, me roza con su capullo en mi raja pero decide que es mejor que me folle por detrás, así que me apoya en la camilla con el culo en pompa y me la mete con fuerza. Alcanzo mi primer orgasmo con polla dentro. No la saques, sigue follando, me muero de gusto, qué placer!! Mientras folla, miro a mi alrededor. Marcos está comiéndole las tetas a Rocío para seguir luego con su coño, ella lo está disfrutando, la verdad es que Marcos come el coño espectacular. Ellos me pillaban un poco más lejos pero a mi derecha tenía a nuestra amiga del local que estaba sobre la camilla a cuatro, comiéndole la polla a su amigo. Toqué su culo, la tenía muy a mano, comencé a acariciarle el coño con mi mano derecha mientras yo no dejaba de sentir esa polla en mi que me estaba taladrando. Masturbaba con suavidad esa raja loca, húmeda y oía sus gemidos de placer. Me excitaba oir como la estaba poniendo. No metí mis dedos en su coño, solamente por fuera, acariciando. Acerqué mi boca para comerle todo.  Cuando mi follador lo vió, sus embestidas fueron más fuertes mientras me llamaba puta y me decía que se lo comiera bien. Le encanta verme comer coños. Sus caderas se movían cada vez más deprisa y ella chupaba con más ansia. A veces dejaba de comerle la polla a su amigo para soltar un gran gemido. Aceleré mis movimientos con los dedos, dejé de comerle para centrarme también en que me estaban follando salvajemente y ella elevó su tronco para ponerse en cuclillas y soltar toda su corrida. Mi mano notó su líquido caliente, su squirt fue brutal, siempre lo son, pero ese lo había logrado con mi mano mientras estaba siendo follada y me ponía muy burra pensarlo. Puso todo perdido, empapado y exclamó: “¿Quién es la de los deditos? Rocío?” a lo que contesté: “No, he sido yo”. “Uff, hija, que bueno!!!!” Mientras seguía entretenida con la polla de su amigo. 

Me subí entonces a la camilla para dirigirme hacia Marcos mientras Jesús me decía que iba a follar a Rocío. Marcos entonces me dijo que me colocara, que me la iba a meter. Apoyada en la camilla también con el culo en pompa, por el otro lado en el que había estado antes, su polla entró mientras yo me masturbaba. Jesús ya la tenía dentro de Rocío. Cuando lo hace, me mira y me pone muy cachonda. Me excita mucho saber la cara que pone cuando folla así, por detrás. Esa es la que pone cuando también lo está haciendo conmigo. Rocío grita un par de orgasmos, también la vuelve a ella loca. Nuestras bocas se juntan en un momento y le toco las tetas. 

Otro cambio, me pongo donde estaba Rocío y cambiamos de hombre. 

Rocío está ahora tumbada en la camilla, boca arriba, comiéndole la polla a Marcos que está de rodillas sobre ella. Jesús me ordena que me coma su coño, así que me echo hacia adelante para hacerlo. A esa orden le falta algo (ya te lo digo desde aqui jejeje) cogerme del pelo y ponerme la cara pegada a ella mientras me lo dices y me restriegas por su entrepierna, hay que probarlo.Nuestra otra amiga sigue a lo suyo. Su hombre no interactúa con ninguna de nosotras. Creo que va a tardar muy poco en correrse. 

Ahora Jesus se emplea conmigo con su mano mientras estoy entretenida en el coño de Rocío pero los jadeos que provoca en mi no me permiten seguir en ello. A los pocos segundos la cabeza de Marcos está ya ahí, con un sesenta y nueve muy placentero, estoy segura y me concentro en lo mío. . Jesús está intentando conseguir un squirt y según acaricia y toca, lo va a conseguir. Estoy abierta de piernas, completamente y su mano consigue todo mi placer. Va a salir!!! ufff…. dios!!! cómo chorreo!!! oigo como salpica en el suelo y me moja las piernas, seguro que a él también le ha mojado. No le es suficiente, va a seguir… sabe que cuando alcanzo el primero, luego soy imparable y va a por ello. Otro más y otro más… grito, gimo, jadeo. Que saque eso de mi, me pone muy muy muy cachonda. Es como si consiguiera sacar lo mejor de mi, no se, es una sensación muy placentera y él se que lo disfruta sobremanera. 

Mientras esto sucedía nuestros dos amigos apegados habían alcanzado su fin. El se había corrido en la cara de ella y estaban buscando sus chanclas para salir. Nosotros necesitamos una ducha y dejamos allí a Rocío y Marcos, muy entretenidos, la verdad. No creo que nos echen de menos. 

Cuando Jesús cierra la puerta del baño tras de sí, es como si nos acabáramos de encontrar. Su cara es un poema de vicio y lujuria… yo, de verdad, que iba solo a ducharme!!! jajajajaj. pero él se lanza a mi cual gato cazando a su ratón acorralado. Allí, en la soledad que permite una ducha dentro de un local de esas características, buscamos ese momento de intimidad, de él solo para mi y yo solo para él. Estamos pensando lo mismo, además, lo se. 

  • Cómeme la polla, zorra!!!

Sus deseos son órdenes para mi, me agacho y comienzo una mamada brutal, con ansia, las arcadas se suceden, quiero darle el mayor placer posible. La tiene tan grande y tan dura ahora que… ufff, sigo mamando…. pero mi culo desea ser follado, brutalmente follado. Me levanta y me da la vuelta después de unos besos con alma, me apoyo con las manos en la puerta, inclino mi cuerpo hacia adelante y folla mi coño, salvaje, fuerte, sacándola para ir abriéndome el culo con su verga. Con dos puntazos ya la tiene dentro. Me grita: “Esto era lo que querías, eh, puta? lo estabas deseando!!!! quieres que te rompa el culo!!! eres muy puta y los dos estábamos pensando en esto, ehhhh???” Bufff, mientras oigo esas palabras que me excitan aún más, siento esa gran polla en mi culo, grito de placer le digo que si, que lo estaba pensando desde que le he visto, que deseaba sentirme penetrada hasta el fondo por el culo, pero no me salen muchas más palabras. No puedo ni pensar, que follada!!! muy, muy, muy salvaje, igual que mi corrida….. 

Nos duchamos con una gran sonrisa en las caras de ambos, mirándonos a los ojos en todo momento y pensando en que tenemos que salir de allí. En el pasillo de camino a la sala en la que estábamos nos encontramos con Marcos y Rocío que también venían a ducharse, así que nos convencieron para que nos fuéramos a duchar otra vez. “ Que es muy pequeño!!, no cabemos!!” dije yo. Rocío, cogiéndome de la mano me dijo: “que si, que si que cabemos” Por orden entramos: Marcos, Rocío, yo y Jesús. Parecía el camarote de los hermanos Marx. Rápidamente hicimos un trenecito. Rocío chupaba los pezones de Marcos  mientras yo la sobaba y Jesús nos masturbaba a las dos. Orgasmazo casi simultáneo provocado por el hombre orquesta, puede hacer varias cosas a la vez jajajajaj 

Siento que ya me estoy pasando de la raya, en ese momento empiezo a sentir molestias, no estoy recuperada del todo y lo noto. No tengo el chichi pa’ farolillos todavía…. y lo digo en alto provocando la preocupación de Rocío aunque sigo con el juego. El clítoris lo tengo en perfecto estado de revista y mis pezones piden guerra, así que… a jugar!!!!! 

Ahora Jesús está entre Rocío y yo. Ella se la está comiendo a Marcos y Jesús le mete mano. Yo sumerjo mi dedo en jabón de la ducha y aprovecho para jugar con el culo de Jesús, despacito, no opone resistencia, me provoca, me mola mucho poder hacer eso, me excita. Con mi otro brazo le rodeó para pajearle mientras sigue a lo suyo con ella. Miro a Marcos y masculla lo bien que se la está chupando. La verdad es que es un gusto verla como lo hace, también me excita verlo. La mete en la boca, completa, la rodea con sus labios mientras sus manos la suben y la bajan, la acarician, vuelve a chupar a meter a sacar, sus ojos cerrados, de concentración de placer, uffff, es una leona!! 

Cuando se da la vuelta y nos mira, abre los ojos y le pregunta a Jesús si le estoy metiendo el dedo en el culo. Se sorprende mucho y hace como que no se da cuenta del dato para seguir disfrutando de la situación. Decidimos salir después de la ducha de los dos, nos han estado aporreando la puerta pero no sabemos porque, bueno, la envidia es muy mala jajajaja

Vamos a beber algo, estamos secos de tanto jadear y disfrutar. Estamos ya todos limpitos y con nuestras toallas rodeando nuestros cuerpos vamos a la barra a pedir. Rocío y Jesús se entretienen saludando a alguien y a los pocos minutos aparece solo Jesús junto a nosotros. No se han corrido todavía ninguno de los dos… Hmmm, y los tenía allí, ahora, para mi. Madre mía!! y mi punto exhibicionista vuelve a florecer. Cojo sus dos pollas a la vez con la mano y comienzo a pajearles. Estábamos rodeados de gente, en la barra, pero quiero comerme esas dos pollas a la vez y me lo ponen fácil. Se quitan las toallas, me agacho y comienzo a chuparlas, primero una, luego la otra, mis dos manos ocupadas para sujetarlas y que no se vayan, aunque, no creo que se muevan muy lejos jajajajajajaj En un momento meto las dos vergas en mi boca, las chupo, las junto, mi boca no da más de si, son dos señoras pollas.

Chupo con todas mis ganas alternativamente, abro mi boca para que toquen mi campanilla, mi garganta, mientras, aparece mi zorra en escena diciendo la poca vergüenza que tenemos, pero, se engancha a la situación. Se besa con ellos, les chupa los pezones, a los dos les encanta eso. Se me cansan las piernas de estar en esa posición y me elevo para besarles tambien en la boca. Miro a Rocío y la cito ahí abajo, con esos dos ejemplares para nosotras. Chuparlas a dos bocas es mucho más divertido, hay momentos que nos olvidamos de las pollas y nos besamos nosotras, dejándolas que nos soben los carrillos, la frente, el pelo. Oigo a Marcos que pregunta a Jesús si se corren allí. Tienen que estar que no pueden más pero Jesús le dice que no en un momento de pudor. Si, correros los dos a la vez!!! sobre nosotras, les digo. Marcos no puede más y lo hace en la boca de Rocío y sobre mi cara cae su semen. Le chorrea toda la leche por su boca cuando yo me empleo en la verga de Jesús. Se que quiere ir a un sitio más privado pero el morbazo del momento se rompería si nos movemos de ubicación. Lo entiende así y se corre allí mismo también a los pocos segundos. Lanza su proyectil sobre mi cara, las dos lo esperamos, lo sentimos, lo saboreamos y nos besamos con las corridas de los dos en nuestras caras. 

Que morbazo!! que momento!!! Es alucinante…. con mentes abiertas lo que se puede llegar a lograr sentir. Nos limpiamos como pudimos, nos terminamos la bebida y decidimos ir a vestirnos para emprender nuestros distintos caminos. Todos teníamos prisa hoy. 

Para irnos tenemos que subir unas escaleras. No se muy bien como lo dije, la verdad, pero me apetecía exhibirme un poco más y les ofrecí la idea de que fuéramos delante Rocío y yo para que pudieran disfrutar de nuestra subida. Una mujer por detrás, con elegancia, subiendo, con tacones y minifalda es todo un espectáculo y yo estaba dispuesta a darlo. Se quedaron los tres detrás de mí, me sentía observada y me encantó la sensación. Quedó en la retina grabado de mis espectadores, para algunos más que para otros. Alguno de ellos me confesaría más tarde que había sido todo un espectáculo verme. 

Primero me despedí de Marcos, nos agradecimos la tarde tan inesperada y placentera que habíamos disfrutado, nos abrazamos fuerte y nos besamos en la boca. Después me despedí de Rocío, besándonos también en la boca. Los dos hombres que teníamos allí exclamaron “Viva el amor libre!!!” Claro, ya estábamos en medio de la calle y nos morreábamos allí, sin pudor. No pienso en esas cosas jajajaj, las hago y, ya está.

Para el final dejé la despedida para Jesús. Un fuerte abrazo y super besos para sentirnos por última vez en ese día. Aunque, nos queda la conversación de despedida, esa que tanto anhelo, para decirnos lo bien que nos lo hemos pasado. Deja a Rocío en casa y mientras llega a la suya, me llama, muchas veces, después de haberse follado de nuevo a Rocío por el camino, pero, estoy deseando que, también me lo cuente. 

Se adelantó Marcos, hoy me llamó él también para darme las gracias por lo bien que se lo había pasado, lo bien que se había sentido y lo genial que era. La verdad es que con amigos así, da gusto.

back-1988941_1280.jpg

4 comentarios sobre “Encuentro casual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .