Más que los ratones coloraos

Autora: Estefanía Mor

Hay que aprovechar que mis padres siguen de vacaciones para disfrutar ese nidito de amor. En mi casa hay mucha gente este verano jejejeje

Así que aprovecho cualquier ocasión para ofrecerlo y disfrutar de un rato de buen sexo por allí. En este caso fue Jesús el que atendió a mi llamada y mi necesidad de sexo. No me costó mucho convencerle, la verdad. Aunque tenemos programada otra quedada con Rocío esta semana, también nos apetece vernos a solas. En esa quedada también debería de estar Marcos pero ha sufrido una lesión y no va a poder asistir, así que estoy un poco contrariada y creo que Rocío y Jesús también van a sentir que no pueda estar… pero habrá que esperar unos días a que se recupere.

Para animarle un poco por la mañana le dije que iba a ver a Jesús y que me apetecía mucho zorrearle. Le pregunté que si iba a estar solo por la tarde y me dijo que no lo sabía, así que, la mejor opción sería mandarle fotos y videos de mi cita. Ya empecé a ponerme cachonda de pensarlo. Hablamos también de Rocío, que creo que está muy caliente de pensar en ese encuentro a cuatro y que él tiene unas ganas locas de conocerla y ver lo zorra que es. Yo le he dicho que es muy parecida a mi, así que, seguro que le va a encantar… pero le puede la curiosidad y está muy enfadado por no poder venir. De momento no le queda más que … imaginación al poder… y, lo que pueda surgir entre los tres que se nos ocurra para involucrarle un poco en el asunto. Ufff… que cachonda soy!!! jajajajaja

Pues, allí planté mi cuartel general. Ordenador, agenda…. esperando a uno de mis empotradores favoritos. En cuanto salió de trabajar, me llamó para decirme que ya venía de camino… 18 km le separaban de mi, nada más…. ya estaba llegando y me decía lo largos que se le iban a hacer. En mi conversación me encargaba de ir subiendo el tono, poco a poco para que llegara muy cachondo a verme… 5 km… 3,5 km…. no veía el momento de que llegara. Un semáforo… que oportuno!!!! No se si es mejor ir escuchando como pasa el tiempo o no hacerlo, la verdad…. yo ya chorreaba. Llevaba un vestido pero nada debajo, ni sujetador ni bragas. Se que le iba a encantar. 

Bajé a buscarle para meter el coche en el garaje y no tuviera que buscar aparcamiento y así no perder más tiempo. Le esperé en el semáforo y me subí en el coche, dándole un beso de prisas para que arrancara y no se quedara en medio molestando. Le dirigí hacia el garaje y cuando paró nuestras bocas se juntaron cual ventosas, con deseo, mucho deseo. Mis gemidos se hicieron evidentes, me ponen tan cachonda sus besos!!!! Y a él!!! Salió del coche con un empalme considerable y había que salir a la calle. El chorreo de mi flujo por mis piernas era algo más disimulable. Aprovechó para darme un bote de miel que me había prometido y la metí en mi coche mientras me decía que allí mismo me iba a dar un pollazo. Joder!!! hice como si no lo hubiera oído… había trasiego de personas y estaba el conserje por alí pero me habría encantado que me hubiera empotrado contra el coche, en el rincón, nada más que levantando mis faldas ya hubiera podido, habría entrado sola, sin esfuerzo y seguro que me habría corrido nada más meterla en mi.

Pero, me escapé… comencé a subir las escaleras cuando se dió cuenta de que no había nada debajo y metió su mano tras de mí empapándose los dedos con mi pasión en forma de flujo. En el segundo tramo de escaleras, llevó sus dedos a la boca para saborearme. Madre mia!! no hacía más que repetirlo, ¡¡Cómo estás!! Mi mano paseó hacia atrás para tocar su empalme, esa verga dura que estaba deseando follarme y que ahora era tan evidente bajo sus pantalones. Cualquiera podía darse cuenta de lo que pasaba ahí abajo. Así que decidí no jugar más hasta llegar a casa, pero él siguió. Esperando a cruzar, andando, metía su mano entre mis piernas, sobre el vestido diciendo lo accesible que estaba todo. Y húmedo. Mi vestido ya se había mojado de su tacto apretado contra el coño. Una de las gotas chorreantes, llegó a mi rodilla. No sabéis como me pone este hombre!!!!

Ahora, el ascensor… hay que subir a un sexto. Según comenzó a subir, se agachó, se metió entre mis piernas y comenzó a comerme el coño con todas sus ganas. Cuando paró el ascensor casi me había corrido y cuando intenté introducir la llave en la cerradura mi mano temblaba de placer y no atinaba a meterla, la llave jajajaja

Sabía que se quería duchar, tenía preparada su toalla, pero nos paramos en la cocina a hacernos una comedura de boca. Le cojo del cuello para acercarlo más a mi, le deseo mucho y el me ase de la cintura para tenerme más cerca de su cuerpo. Baja su mano y comprueba de nuevo que no hay nada debajo nada más que mi piel deseosa de sus caricias.

Tengo el aire acondicionado puesto en el salón y en mi habitación, no se donde nos va a apetecer ponernos, las dos estancias están fresquitas. Ahhh no os había dicho…. por la mañana, en una de las conversaciones que mantuvimos me dijo que era el momento de introducir un nuevo miembro en nuestros juegos. jajajajaj, yo me reí, pero entendí perfectamente lo que quería decir. Me preguntó que si tenía juguetes, y claro que tengo, algunos conocéis muy bien todos los que tengo. Se los enumeré y me pidió que los llevara todos esa tarde. Así que una de las cosas que hice al llegar fue abrir mi maletín y lavar los juguetes para exponerlos en una de las estanterías perfectamente alineados y colocados. Mi duda en ese momento era si eran para usarlos él conmigo o yo también con el…. pero pronto lo iba a averiguar.

Mientras él se duchaba, me quité el vestido y los zapatos, me quedé como mi madre me echó al mundo y me acerqué a mirar como se duchaba. Nos miramos a los ojos, nos aguantamos la mirada. Ponemos una cara de vicio que sería para enmarcarla, él me lo dice a mi y yo se lo digo a él. Una bomba de relojería. No puedo estar más cachonda, necesito que me toque, que me folle, que me pellizque los pezones, que me haga lo que quiera…..

Se está secando todavía cuando me acerco a él y le abrazo mientras le beso, me corresponde con pasión, me encantan sus besos, su lengua, sus manos…. baja una de ellas para meter los dedos en mi coño palpitante y húmedo. Intenta sacar un squirt…. para facilitarle la acción, pongo una de mis piernas sobre el inodoro, abierta, expuesta, necesitada de ese placer que me está dando. Me corro tres o cuatro veces y en la última el cálido líquido moja mis tobillos y salpica en el suelo. Cuando mira me dice: “Te he matao!!!!” 

Me cago en la leche!!! Mi squirt era rojo… no se puede ser más inoportuna. Pfff, si es que no puede ser…. a ver si me desaparecen estos desajustes y dejo de preocuparme por esta mierda de menstruación intermitente y caprichosa. Cogí papel, me limpie, todo rojo. Limpie el suelo, la puerta… vaya mierda!!! Menos mal que esto me lo tomo como algo natural y no hago ningún drama ni me causa trauma, la verdad.

Me metí en la ducha mientras Jesús me preguntaba cual era mi habitación, se lo dije desde la ducha y cuando entro oí su exclamación: ¡¡ Madre mía, pero qué es lo que tienes aquí !! Había visto los juguetes. Salió y me miró diciendo que hoy se iban a quedar en el banquillo. No me lo podía creer, la situación perfecta, las ganas, locas y yo así…. Aghhhhhhh Estaba convencida de que no iba a salir más pero claro, él no quiso arriesgarse a terminar como en la matanza de Texas, lógico y normal. 

Aun así yo estaba dispuesta a darle el máximo placer así que me dispuse a dedicarme a él. Nos metimos en la habitación, de pie, besándonos y me acordé que no le había mandado nada todavía a Marcos. “Espera!!!”, le dije a Jesús. Fui a por mi móvil y cuando volví le dije: “Graba”

woman-801990_1280.jpg“Ponte de rodillas, agáchate!!! Abre la boca puta, así, ábrela más”… se oye en el video. Yo la mamaba con todas mis ganas, con todo mi placer, me excita excitar así, comiéndola, que llegue hasta el fondo. El cogía mi cabeza con la mano que no tenía sujeto el móvil para acercar más mi cara a su polla, empujaba y empujaba para darse así más placer. Tenía la polla a tope, no se puede estar más cachondo, mis arcadas se sucedían y tenía que dejar de clavármela en la garganta, el me da besos cuando eso sucede… Mmmmm Agarro su culo para ayudar a mi cabeza a que se mueva con ritmo, que buena polla!!! Me encanta!! Y, entonces, él no se conforma con eso. Deja de grabar y me da la vuelta según estoy, de rodillas, me apoya contra la cama que había desecho y había puesto unas toallas sobre ella por si acaso se nos ocurría montarla, que no se manchara mucho nada. Pero decidió que ese era el lugar. Se arrodilló tras de mi y puso su punta en el culo. Intentó meterla un poco pero, sin jugar con él estaba un poco cerrado. Me preguntó que si seguía por ahí y yo le dije que no, pero no sirvió de nada. Me obligó a permanecer en la postura y la clavó un poco más la siguiente vez que sentí su punta en mi culo. Dolía un poco pero pensar que me la iba a seguir metiendo, me doliera o no, me pone muy cachonda. La verdad es que no se explicarlo bien. Ese punto de sometimiento y de que hacen conmigo algo que en ese momento no quiero pero estoy deseando y él sabe que es asi, me pone muy muy cachonda. Por supuesto, lo siguió intentando. 

No se como puede entrar esa pedazo de verga en un culo sin prepararlo antes, alucino yo misma. Empezó a follármelo, no muy despacio, así que una de mis manos trató de retener el ritmo poniéndola en su tripa pero una de sus manos la apartó y la apoyó en la cama, sujetándola, dejándome indefensa y a merced de la follada de su polla en mi culo al ritmo y como él quisiera. Además, tenía que controlar mis gritos, mis vecinos de toda la vida no podían enterarse de que alguien follaba en casa. Iba a ser un escándalo vecinal. Luchaba contra mi misma para no gritar pero me estaba gustando tanto, estaba teniendo esos orgasmos mantenidos, con una polla en el culo en los que mis espasmos incontrolables cada vez son más longevos. Noto que él no puede más. Se para y me pide que pare,… sssshhhhhhh, me dice…. sssshhhhhhhhh, pero no puedo hacerle caso, no tengo control sobre mi cuerpo en ese momento. Muevo mis caderas en círculos cuando él se para por que quiero sentir esa polla en las paredes de mi ano. Me vuelve loca. A la vez, estoy tocando mi clítoris con la mano que antes ha apartado de su tripa. El placer máximo llega en varias ocasiones. Él para, para de follarme pero pienso, no lo hagas, no pares, córrete…. córrete. Solo le susurro que me encanta tener su verga en mi culo… se lo digo varias veces, que es un cabrón que me tiene loca, lo bien que me folla. En un par de movimientos más de su pelvis follándome hasta el fondo, con todas sus ganas, como si quisiera sacarme de un impulso por el otro lado de la habitación, oigo su grito de guerra…. ya lo identifico rápidamente. Se está corriendo. Recibo su leche en mi culo con toda mi necesidad de sentirla dentro de mi. Que pasada!!!!

Preparé un par de copas y nos fuimos al salón. El completamente desnudo y yo me puse unas bragas. Me tumbo sobre él y dejo que nuestros cuerpos permanezcan juntos y sin palabras. Mira que nos gusta a los dos hablar pero en esos momentos se hace el silencio y daría “mi reino” por saber lo que piensa. Supongo que él también daría lo que fuera por saber lo que pienso, pero, en el fondo, él puede estar más tranquilo por que sabe que luego yo lo voy a escribir…. juega con ventaja. 

Al poco rato ya volvemos a ser nosotros. Me comenta lo mal que tiene las manos y voy a por la crema para darle un masaje en ellas. Mientras, el no para de hablar. A mi, me excita estar tocándole aunque sea dándole crema en las manos, es la leche!!!

“Oye, que no le has mandado los videos a Marcos! “ me lo recordó Jesus. Es verdad, pues lo hago ahora mismo. Y se los mandé

Yo sabía que no iba a ser follada, va a tener que quedar para otro momento pero yo si que puedo proporcionarle placer a él y me lo propuse. Cuando pensé en eso me dijo la cara de puta que se me estaba volviendo a poner……lo nota… se me ve perfectamente como me activo. Comenzó a jugar con uno de mis pezones y logró un orgasmo lento, placentero, como sin querer… pero brutal. “¡¡Que puta eres!!!”

Excitada como no os lo podéis ni imaginar, comencé a besarle. Según correspondía a mis besos, sabía que él también se excitaba, ya había recuperado, así que, según estaba él sentado en el sofá, me puse de rodillas frente a su polla para empezar a mamársela de nuevo con todas mis ganas. Subía a sus pezones, bajaba a chuparla, volvía a subir, bajaba a por sus huevos y cuando hice eso se la empezó a menear. Entonces, bajé de sus huevos a su culo… cuando se dió cuenta, incorporó su cuerpo para facilitarme la tarea. Mi lengua llenó su ano, lo lamí, lo chupé, lo lubriqué, si no oponía resistencia este iba a ser su momento de placer máximo. Los hombres que se relajan y saben disfrutar de ello dicen que no hay nada igual y creo que por su mente abierta no iba a encontrar objeciones al asunto. Me encanta jugar en el culo de los hombres, además y no hay muchos que se dejen, es una pena. 

Mi dedo comenzó a introducirse en su ano. Lo miraba atentamente a la cara. Necesitaba saber que todo iba bien por ahí. Solo veía placer en su cara, tenía los ojos cerrados y su mano en la verga sin parar de pajearse. Mi placer era espectacular de ver eso delante de mis ojos y de estar provocándolo. Cada vez mi dedo entraba más y más, me lo tomé con calma. Cuando ya estaba dentro, comencé un masaje hacia arriba con la yema, tocando ese punto de placer. Cada vez gemía más y disfrutaba más ese hombre entregado a mis manos y mis deseos. Mis movimientos se acompasaban con su pajeo y mi otra mano empezó a pellizcar y tocar uno de sus pezones, con fuerza. Ese grito de guerra no tardó en llegar. Mi dedo seguía masajeando mientras su leche salpicaba por todos sitios. La quería en mi boca pero no quería dejar de proporcionar ese placer interno todavía. Cuando ya no salía más leche, lamí su polla por completo bajo su atenta mirada. Saqué despacito el dedo de su culo y cual gata comencé a lamer y a chupar toda su corrida sobre su tripa, sus piernas, sus huevos. Que rica está su leche… no perdía su mirada en ningún momento y mi lengua salía de mi boca ansiosa por lamerlo todo. Que pena que se acabó muy rápido. Cuando se vió limpio me dijo: “Sabes más que los ratones coloraos!!!” y me empujó hacia arriba para que le besara y nos fundimos en un abrazo cálido y cariñoso, muy fuerte, muy fuerte. Sus caricias en mi espalda me transportaron al séptimo cielo, en silencio, cada uno con nuestros pensamientos. 

  • Mira a ver que te ha dicho Marcos de los videos que te ha sonado el móvil
  • Es verdad… que no he estado atenta a su respuesta
  • Que te dice?
  • Pues esto: y le enseñé el móvil con lo que había escrito Marcos:  “Joder…..como tragas….q zorra eres….q buena!!!!!!!!!” Diossss…..q pasada!!!!!! Habéis terminado???? Como me gusta ver como me corneas cabrona!!!!!…zorra!!!! Ahora… tiempo de amor…. 

jajajajaj, me entró la risa. Esto es genial!!!

Llegó el momento de marcharse, comenzó a vestirse y me abracé a él diciéndole que no se fuera, con la boca pequeña, sabía que no tenía ni que decirlo, pero no pude contenerme. Me habría quedado así, abrazada…. infinito.

Pasado mañana nos volvemos a ver…. todavía no he dejado de sentirlo y ya tengo ganas de verlo de nuevo. 

Anuncios

4 comentarios sobre “Más que los ratones coloraos

    1. Pues ese día hice una foto tal y como los coloqué para que los viera mi follador de ese día. Iba a ilustrar la historia con ella pero me pareció un poco fuerte jajajajaj…puede que algún día lo haga, enseñare mis juguetes…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.