Normalidad?? Esto no es volver a la normalidad…

Voy a empezar por el final. Las palabras que Jesús me dedico minutos después de despedirnos….por teléfono, él en su coche y yo en el metro después de nuestro encuentro después de las vacaciones, no tienen desperdicio: “Que tarde más maravillosa, hemos tenido lujuria, sexo, cariño, erotismo, risas, romanticismo….. y me quedo con esos momentos de romanticismo que tan complicados son de sentir en un local al que se va a follar y follar y hemos logrado abstraernos de todo y lograrlos” 

No tardó ni cinco minutos en marcar mi número para decirme eso. Bromeó diciendo que le habían bajado las defensas que no se lo tuviera en cuenta. Pero lo dijo, dijo algo que yo también había sentido y me alegraba saber que él lo había percibido de la misma manera.

Mi blog es de sexo, y escribo sobre sexo…os aseguro que lo que sucedió durante esa tarde no tiene desperdicio, aunque haya tenido otros “toques”. Os recomiendo que sigáis leyendo porque os lo vais a pasar muy bien.

He estado fuera pero como sabéis he hablado con Jesús todos los días. Deseábamos ese encuentro y llegó pocas horas después de mi llegada. Le esperé en la calle, en la puerta de un local de intercambio. Sentada, colocada, mi pelo puesto todo en un solo hombro, sonriente, cachonda….cuando le veo aparecer comienzo a ponerme algo nerviosa, no me muevo, le espero con las piernas y los labios abiertos. Sonriente, guapo, avanzando hacia mi, llegó a mi altura y nuestros labios se fundieron en un beso que me hizo lanzar un gemido de excitación a los pocos segundos. Nuestras lenguas se metían en nosotros, abríamos la boca para que el deseo fuera avanzando. Nuestras cabezas a un lado, a otro, en medio de la calle, como quinceañeros. Tenía que ir al parquímetro todavía y le acompañé…tuvo que introducir los datos un par de veces, creo que le puse un poco nervioso jejeje.

Entramos en el local, el recibimiento es fantástico, como siempre. En la barra, una chica sola a la que se acerca Jesus y le da un pico. Yo me siento en una butaca alta de la barra mientras nos ponen una copa. Cuando Jesus se acerca a mi me dice que si me acuerdo que el otro día me contó sobre una chica que se había follado que conseguía unos squirt brutales y me dice que es ella, Ruth. “Luego te la presento”, me dijo. “Vale”. Ella es bajita, con tetas grandes, delgada, pelo largo rizado rubio, con gafas, ojos y boca grandes…. me pareció atractiva.

Enseguida volví a centrar mi atención en mi hombre. Se sentó frente a mi y yo abrí mis piernas para recibirle entre ellas mientras nos volvíamos a besar muy apasionadamente, ahora cubiertos bajo el manto de la oscuridad del local. Nuestros temas de conversación son de lo más variados y es difícil que no estemos hablando de lo que sea. Cuando nuestra temperatura comenzó a elevarse él decidió irse a la ducha y me dejó sola en la barra. Ruth y yo, solas, hasta que entró un grupo de hombres. Dos muy altos y otro un poco más bajito. Se pusieron en el otro extremo de la barra. Se inició una conversación entre todos hablando de la gente que tiene poco arte para follar, que hay hombres y mujeres que no parece que disfruten en absoluto. Cuando la chica que nos había recibido en la puerta me dijo: “pero aquí hay alguien me me pone mucho escucharla cuando folla” …. y me señaló, creando cierto rubor en mi. Uno de los hombres altos me preguntó que de qué tipo de mujer era yo y le dije que de las que “parece” que disfrutan….Jajajaja ahí lo dejo….

Por detrás de mí apareció Jesús saludando efusivamente a los chicos que habían entrado y presentándomelos, avisando de que todavía faltaban por venir algunos más de la pandilla…vamos, que Jesús conocía a todos esos muchachos, cachas y de muy buen ver que habían venido…..os mentiría si os dijera que no se me pasó por la imaginación un gang bang…mmmmm 

Todavía estaba vestida, así que me tocaba a mi ahora desnudarme. Me acompañó a su taquilla, me quite la ropa y buscamos la sala más discreta que hay en el local. Cerramos, me senté en la camilla con las piernas abiertas, le abracé, nos besamos mientras me susurraba las ganas que tenía de que llegara ese momento, de besarme, de abrazarme, de follarme, de amarme, de quererme….. el contacto de su cuerpo, con esas palabras, los besos,  me revolvía buscando su polla, quería que entrara ya en mi, quería sentirle. Se lo dije….”quiero que me folles, follame, cabrón, quiero sentirte dentro”. Cogí su polla y la dirigí a mi raja. Entró, me folló, puso todo su empeño e hizo que la camilla chocara contra la pared y el estruendo fue brutal. Todo el mundo sabía que me estaba follando con fuerza, empotrándome. Me ponía más y más cachonda y mis gemidos y jadeos subían de intensidad a medida que mis orgasmos se sucedían. Ya no los “canto”, estaría todo el rato diciendo ..me corro, me corro, me corro….lo obvio. Jesús ya empieza a conocer mis tipos de gemidos, mis sonidos y, sobre todo, como se comporta mi cuerpo cuando llego al orgasmo. Así que, me centro en disfrutarlos.

Quiero su polla en mi boca. “Siéntate”, le ordeno, para, inmediatamente saborear esa polla en mi boca. Sabe a mi. Me encanta. Su tamaño, su tacto, su forma, su sabor….es perfecta. Toco sus pechos a la vez, estimuló sus pezones, se que le gusta mucho. Coge mi cabeza, la dirige hasta el fondo, hasta que mi garganta toca la punta de su verga. Ya me dan arcadas cuando aprieta hasta el fondo. El tamaño es considerable y el sabe que no me entra toda en la boca pero intentar que entre lo más posible está en el juego que nos gusta a él y a mi. Me siento orgullosa cuando me da una arcada por que se que la ha metido todo lo adentro que puede y le gusta, lo disfruta. Cuando hace eso, seguidamente me besa, muy fuerte, baja su cabeza a mi altura y aprieta mis labios, vuelve a meterla en la boca, provoca que ingrese lo máximo posible y vuelve a besarme. Es alucinante….podría estar así toda la tarde…. Pero tiene ideas muy brillantes para variar la actividad. Ahora me da la vuelta y con el culo en pompa introduce en mi culo su punta. Casi no ha jugado con él, por lo que cuesta un poco que entre. La primera un poquito, la segunda intentona un poquito más y a la tercera ya tenía su polla en el culo hasta el fondo. Mi pelo en su mano, tirando de él y su polla, mete, mete, mete, saca un poquito, vuelve a meter, folla, folla….que cabrón eres!! Me voy a correr!! Como me gusta esa polla en mi culo!! Aghhhhhhhhh, más, quiero más, no pares…..quiero sentirlo de nuevo. Crea adicción en mi sentir lo que produce todo su ser en mi, su polla, sus manos, sus susurros llamándome puta, pidiéndome que lo disfrute. Cuando me siento extasiada, me doy la vuelta, le beso, le abrazo y decidimos ir a darnos un jacuzzi. Antes de salir se apoya en la camilla, me acercó, le abrazo fuerte, muy fuerte y le digo al oído susurrando: “Esto va a ser un problema”, a lo que me contesta: “Soy especialista en coleccionar problemas”. …vamos a dejarlo ahí…. 

Uno de los momentos de cariño de la tarde viene ahora. Abrazados en el jacuzzi, yo apoyada sobre su hombro, haciéndonos sentir algunas caricias mutuas con mucha, mucha tranquilidad y calma. Con nuestro deseo todavía a flor de piel pero con un primer asalto muy muy placentero.

Poco rato podemos permanecer quietos, así que me deja caer que si me coloco en la parte alta de la piscina, me come el coño. Ni corta ni perezosa, me colocó con las piernas abiertas al fondo del todo. El que entre en la sala verá un jacuzzi con una mujer expuesta al fondo y un hombre entre sus piernas comiéndole el coño con ansia. Me muerde, me aprieta, no puede controlarse, llega a hacerme daño pero es daño/placer, no quiero quejarme, me gusta, me agrada ese sentimiento que provoca que llegue al climax. Antes de eso tuve que apartar la mano de un hombre que nos ha seguido y que no me gusta nada de nada, así que le quito la mano en cuanto la aproxima para dejarle claro que no quiero nada con el. Mientras, los amigos de Jesús comienzan a aparecer para mirar el panorama. También algunos chicos solos se quedan a mirar y eso me pone loca, loca. Una vez alcanzados varios orgasmos con mi coño en su boca, bajo mi cuerpo al agua. Sigo con mis piernas abiertas y le abrazo con ellas. Busco su polla, la mete, me llena el coño. Un “que bien me follas hijo de puta” me sale del alma. Le pido que se corra, “ fóllame, sigue follándome así y córrete dentro. Quiero toda tu leche, cabrón!!” Mis manos, apoyadas para no hundir mi tronco, me sujetan mientras mis caderas las soportan las suyas y sus movimientos para follarme se vuelven cada vez más salvajes. Que placer!! Noto como se contraen las paredes de mi coño amasando su polla, quiero que se corra pero esta aguantando. Todavía quiere follarme el culo…que vicio tiene este muchacho con mi culo!!! Mmmm, me encanta como me lo folla. Culo en pompa, apoyada en el borde del jacuzzi, con las piernas cerradas entra esa polla y sigue con sus movimientos salvajes para hacer que me corra y me corra….no tenemos fin!! 

Hay que reponer líquidos y nos sentamos en la barra a pedir unas bebidas junto a los amigos de Jesús. Se habían sumado alguno más y Ruth flirteaba entre ellos, lo que me resultaba ciertamente excitante. Se acercaba a uno, a otro, se insinuaba…se llevó a uno para adentro y no sé muy bien que hicieron, por qué tardaron muy poco, mientras Jesus hablaba y hablaba con uno de sus amigos, el que estaba más bueno de todos, la verdad. Me aburría y se me ocurrió jugar con un hielo de mi bebida. Lo cogí en la mano y lo pasé por uno de los pezones de mi chico. Después por el cuello, baje toda la espalda y cuando comenzaba la toalla en su cintura, introduje el hielo para apretárselo por la raja del culo. Teníais que haber visto la cara de Jesús Jajajaja y su amigo preguntándole que si le había metido un hielo por el culo Jajajaja….. que cara tenía! Así que él también quiso jugar con un hielo en uno de mis pezones, mordisqueándolo, chupándolo, refrescándolo, allí, delante de todos. Soy un poco malota jijijiji. Uno de los chicos altos se acercó para decirme que, efectivamente, soy de las mujeres que se nota que disfrutan por sus jadeos y gemidos. Que quedaba comprobado.

Buscamos otro momento para nosotros en la sala de la camilla. Antes tuvimos que oír las bromas de sus amigos sobre los golpes a la pared mientras me follaba y como tenía que hacerlo ahora. Parece que se han oído bastante jajajaaj. En esta ocasión, hizo que me echara sobre ella con mi culo en pompa e introdujo su verga, fácilmente, hasta el fondo una y otra vez. Mi mano derecha accedió al clítoris para masajearlo y sentir placer anal a la vez que en mi punto especial. La combinación es brutal y mi grado de salidez es total, no se puede chorrear más. Mi mano resbala tanto que me es difícil concentrar mi gusto en un punto. Pero la follada que me está sucediendo es tan buena que dejo de tocarme enseguida para centrarme en el placer del culo, en los orgasmos que ese aparato provoca en mi.

Cuando me incorporo frente a él, levanto una de mis piernas para apoyarla en alto y facilitar que juegue con sus dedos en mi culo. Entonces se me ocurre que podría intentar darle un squirt en su cara, se que le encantaría. Así que introduzco mis dedos en mi coño, para intentar que suceda. Se chocan con los suyos, dentro del culo, acelero mis movimientos pero no sale nada, cachonda, cachondisima pero no logro el squirt. Tendrá que ser en otra ocasión. “¿Quieres mi leche?, “claro que la quiero, en mi boca” “chúpame el pezón” le excita muchísimo eso. Cuando está a punto me pide que me arrodille, abro mi boca delante de su verga a punto de explotar y siento llenarme la boca de ella. La deposito en ella por qué sé que va a querer besarme para compartir su corrida y así fue. Un gran placer compartir esa leche en nuestras bocas.

“Jacuzzi?”, me propone. “Si, por favor, pero antes voy a por una botella de agua”.

En la barra me veo sola, no me ha seguido. El hombre que había intentado tocarme en el jacuzzi antes aprovecha para hablar conmigo y me dice que a ver cuando hacemos cosas él y yo, que mi marido parece un poco bruto. Que borde me pongo cuando alguien se mete en lo que no le llaman!!! Prefiero no escribir lo que le contesté…..no le volví a ver 😉

Nos metimos solos en la piscina, relajados. Mi cuerpo encima del suyo, de lado. Luego cambiamos para volver a apoyar mi cabeza en su hombro y aprovechar para acariciarle bajo el agua, sintiendo todos los poros de su piel. Hubo momentos de mucho silencio. Hubiera dado cualquier cosa por saber lo que pasaba por su cabeza, por qué, nunca calla, así que si no habla, piensa, seguro….. Al rato, me tumbé sobre él para facilitarle el acceso a mis pezones, notando todo su cuerpo bajo el mío, relajados, calientes, a gusto….fue uno de los momentos álgidos de la tarde para mi. No quería que se acabara. 

Cuando decidimos salir me entro una tiritera considerable. Fue a buscar una toalla seca para mi y me abrazo por detrás para darme calor, no se soltó aunque paseamos por el local. Le llevaba pegado a mi chepa cuando nos encontramos con Santi que nos dijo que su hermano estaba en una jaula follándose a una, así que allí fuimos a mirar. Me excita ver follar. La mano de Jesús no pudo permanecer quieta y la metió por mi coño mientras miraba y me excitaba con su amigo. Me dijo al oído: “te apetece comerte un coño, eh??”, “pues si”, le dije yo. Como si mi deseo se materializara por arte de magia, Ruth apareció al otro lado de Jesús. Mientras yo estaba alcanzando un orgasmo con los dedos de Jesus en mi coño. Él le dijo algo a ella y le oí como decía: “no me va mucho el tema y hace mucho que no estoy con una mujer, pero con una así, si me apetece”. Sonreí y escuché a mi chico como me decía que me la comiera. Así lo hice. Me lancé a sus labios, me recibió con pasión, deseo. Yo quería tocar esas tetas, le levante la camiseta, baje el sujetador y de la boca baje a su pezon. A su lado apareció Santi también por arte de magia. Yo ya sabía lo que iba a pasar…. a nuestro alrededor, reunimos un montón de hombres, cachondos con la situación…..podía ser por ver cómo follaba el amigo o bien por ver cómo nos lo estábamos montando de repente los cuatro allí delante. Así que decidimos recogernos

Cuando nos encerramos Jesús se preocupó en decirme: “Ahí tienes a tu disposición el coño de Ruth y la polla de Santi, por supuesto”. Entre ellos ya había habido algo hacia un rato, habíamos oído como follaban, así que él se centraba en ella. Me agache para acceder a su coño y lamerlo pero Jesus me lo quería poner fácil y pidió que se tumbara. A mi total disposición comencé a comérmelo, lamerlo, chuparlo, le echaba mi cálido aliento y ella gemía de placer. Cuando vi que estaba cachonda introduje un dedo en su agujero y logré provocar un squirt, seguí chupando y logré conseguir otro más. Ella bajo, con el culo en pompa, dejó que Santi la follara y entonces me dispuse para lo propio por mi hombre también. Las dos gemíamos con gusto y me acerqué a besarla mientras tanto. Las vistas de los hombres por detrás tenían que ser maravillosas. Dos mujeres folladas, disfrutando, a la vez, y besándose entre ellas….Mmmmm seguro que eso os pone a vosotros también. A mi, de pensarlo, me pone!! Y de vivirlo….ni os cuento!!

Llegaba la hora de irnos, lo sabía, se había hecho tarde aunque habíamos aprovechado el tiempo muy, pero que muy bien. Decidimos pegarnos una ducha. Allí donde habíamos estado con Marcos hace unos días. Cerramos la puerta y me metí bajo la alcachofa para frotarme toda, por delante, por detrás, el pelo, el agua resbalaba por mi cuerpo y Jesús se estaba pajeando mirando cómo me duchaba. Le pregunté susurrante: “¿Que quieres?” Y él, tocando su polla me dijo que qué creía. Así que, cuando termine de aclararme, me acerqué a él, bese su cuello, su pecho, despacio, lamí un pezón, el otro y baje a comerme la polla. Iba a volver a darme su leche. Me lo pregunto y le volví a decir que si que la quería, así que, en cuclillas delante de él, la recibí con la boca muy abierta para que entrara toda en ella. Que placer!! Ahora ya se podía duchar.

Al salir a la calle el calor era sofocante. Teníamos que separar nuestros cuerpos y decidí no pensármelo mucho si no me habría amarrado a su cuello y no le habría soltado nunca. Después de un gran abrazo y un largo beso, forcé mi separación. No quiero, pero ha llegado el momento,

affection-1853532_1280Nos damos las gracias por los momentazos vividos y empieza a excusarse conmigo por no poder hacer algo que, quizás, le apetece hacer en los próximos días pero que no puede. Decido quitarle importancia y le digo algo que realmente siento: “Nunca te voy a pedir nada que no puedas hacer”. A lo que me da de nuevo las gracias, esta vez por existir…. No es un amor??

En el momento de terminar de escribir esto, ya tenemos nueva cita planificada. Esta vez con su ex, con la que mantiene muy buena relación y con la que le gustaría verme. Dice que van a saltar chispas. No lo dudo. Con él presente, estoy completamente convencida.

Os lo contaré….

Anuncios

6 comentarios sobre “Normalidad?? Esto no es volver a la normalidad…

  1. Hacia unos días que no te leía, pero casi no recordaba lo fácil que es ponerse muy muy…. Leyendo tus relatos. Fantástica como siempre y en persona tienes que ser una caja de sororesas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.