Dos hombres sólo para mi

La semana pasada Jesús se fue de vacaciones. Nuestra actividad se vio interrumpida en ese período de tiempo. Ni tan siquiera hablamos con la misma asiduidad y le eché bastante de menos. Es curioso lo pronto que te acostumbras a una persona en tu vida con la que te encuentras a gusto, muy a gusto. El domingo me avisó de que ya estaba en casa y de que una de sus visitas sería por mi zona el lunes. Me embarga una sensación de placer saber que está pendiente de poder verme, me gusta mucho, de hecho, saberme pensada. 

Por otro lado, Marcos, al que llevaba sin ver desde hacía tres semanas, desde el mismo día que conocimos a Jesús, podía quedar el lunes por la tarde y además, iba a ser nuestra despedida antes de irnos de vacaciones. La quedada, por supuesto, sería en un local de intercambio para ver con quién más podíamos jugar.

Temprano, muy temprano, Jesús me envió su mensaje de voz diciendo que estaba activo y con “la vena abierta”. Bromeamos sobre el chute que necesitamos el uno del otro. Así es, escuchar su voz, siempre contento, me resulta muy gratificante y genera un estado de “necesidad” de hablar con él. Y hablamos de cualquier cosa, de cualquiera. Bueno, me dio la información sobre lo que tenía ese día referente a su trabajo, pero no era seguro, así que quedó en irme contando para vernos. La idea era comer, pero llegó la hora y puntual me dijo que le iba a ser imposible. 

Él sabía que Iba a ver a Marcos y Marcos sabía que le iba a ver a él. Lo cuento todo, nada me callo. Así que Le propuse que se uniera a la quedada con Marcos en el local. No podía dejar de intentar verle antes de irme yo también unos días fuera. Le pareció bien y me dijo que en cuanto terminara se iba para Madrid. Me estaba emocionando por momentos. No puede ser que un planazo así me esté saliendo sin proponérmelo y con dos de mis hombres favoritos. (Rodrigo…..ya te tocará….jajajaj)

Pensé que como hombre solo, viniendo con nosotros, quería que se encontrara cómodo. Aunque intentó que alguna amiga se viniera, todo apuntaba a que al final iba a aparecer solo. Así que le di la opción de elegir local. En el que más le gustara. Cuando a Marcos le di la opción que me había dado Jesús me dijo “Noooooo, que allí no hay nadie”. “pero qué más te da si vamos los tres a jugar”, le dije. “Bueno, como quieras”. Creo que le contraríe un poco pero al final accedió a que así fuera. Varíe mi rumbo y me fui a la zona donde había quedado con los dos a comerme un sándwich por que no había probado bocado y eran las 4 y pico de la tarde.

pechosEsa mañana me había vestido para la ocasión, realmente, para ver a mis hombres por separado. De rojo, mi color favorito y además, uno de los que más me favorecen. Vestido corto, por encima de la rodilla, con un escote de vértigo, sandalias de tiras de charol rojas con algo de tacón pero muy cómodas. La gente me mira por la calle. El camarero del bar donde pedí mi sándwich me sonreía especialmente y no hacía mas que limpiar la zona de la barra en la que me encontraba. Sentada allí empecé a ponerme nerviosa. Comencé a sentir mucha excitación en el momento que los dos me dijeron que se encontraban de camino. No me lo podía creer. 

Escribí a RODRIGO: “ Te he dicho antes que iba a quedar con Jesús y Marcos….pues bien…creo que me van a dar lo mío pero, juntos!!”

  • Que te den lo tuyo, pero bien
  • Buff…como me estoy poniendo de pensarlo!!
  • Te lo mereces, tenía que ser así. Esa doble penetración hoy es tuya.
  • Se va a apuntar la chica que estaba la otra vez?
  • Pues se lo ha dicho y no puede, así que no
  • Ohh, que lastima!!
  • Si, sobre todo por qué a Marcos le hace mucha ilu
  • Y por qué te podrías haber comido ese coño mientras te follaban
  • Esa es la intención, que me apetece mucho ese coño
  • Pero si no hay nadie más, los dos para mi

Por otro lado apareció en escena Ivan. Hacía dos meses y medio que no me escribía…había desaparecido como del mapa pero como eso no es raro que suceda por qué hay veces que para quedar me tiro bastante tiempo, pues no suelo darle importancia. Me extrañaba por que me llamaba diciendo que nadie ejercía el poder que tenía sobre su excitación como yo. Que solo con oírme se empalmaba como un bruto y había días que tenía que oírme Para correrse antes de ir a trabajar y pasar un día poco tenso Jajajaja. En fin, cosas de los hombres!! Os cuento lo de Ivan, después de invitarle a una fiesta a la que voy en un par de semanas, por que me pidió expresamente, después de contarle lo que iba a hacer, que quería verme en una foto con las dos pollas. Bueno, no le dije ni que si ni que no y ahi se quedó la cosa.

Me dirigí hacia donde estaba Marcos. Por teléfono me decía donde estaba así que me acerqué después de pagar la cuenta de mi comida y un par de cervezas. Jesús ya estaba llegando también. Marcos me observaba caminar hacia el. Yo le miraba también desde lejos. Esta guapo, muy guapo con sus vaqueros y su camiseta negra que bien poco le va a durar puesta. Nuestros cuerpos se acercan, le beso, le abrazo y me mira de arriba abajo haciéndome una radiografía completa. Mete su mano en el escote en plena calle y después me toca el culo con descaro pidiéndome que ande delante de él para mirarme como se mueven mis nalgas bajo el vestido ya que llevo tanga y van completamente a su aire. Marcos se muerde el labio. Le encanto.

Hace demasiado calor para ir abrazados así que nos damos la mano. Jesus tiene que estar a punto de llegar, pero le esperaremos dentro. En la puerta una vivaracha mujer con un gran escote equivalente a su gran sonrisa nos dice que entremos que luego está con nosotros. A Marcos le conoce pero es muy discreta.En el momento que entramos recibo el mensaje de Jesús de que ya está aparcado en la puerta y le digo que hemos entrado.

Marcos hace de GUIA dentro del local, lo conoce a la perfección. Sabe dónde está todo y me lo enseña con mimo. Yo no veo nada, entro con los ojos hechos al sol y tengo que alumbrar con la linterna de mi móvil en algunas estancias para ver algo. Me gusta el ambiente, oscuro, acogedor…. cuando ya hemos dado el paseo y nos vamos hacia la barra, giro mi cabeza y allí estaba. Me acercó a él y le abrazó y le morreo siendo recibida con una gran sonrisa y con los brazos abiertos.

 ¿Como se gestiona esto? Mi naturalidad y transparencia hacen que actúe como si lo hiciera todos los días pero no es así. Esta situación no la había vivido nunca. Tengo ante mi a dos hombres muy deseados, que me excitan, que su compañía me es muy grata, sus conversaciones me llenan….sobre sexo y sobre la vida. Nuestra manera de ver las relaciones es muy parecida pero, claro, aquí el nexo de unión soy yo. Ellos se tienen que caer bien también para que todos disfrutemos. Y delante de los dos no sabría a quien elegir primero para darle un gran achuchón, la verdad. Los dos tienen una calidad humana que vi reflejada claramente, aunque ya lo sabía, se vio reforzada mi opinión. 

Me ofrecieron una banqueta para sentarme en la barra y tomarnos algo. Yo, en medio, de los dos, bromeé diciendo que era la reina y que no me había visto en otra igual. Y vaya que era cierto!! La persona de la barra también me sirvió la copa primero diciendo que le servía a la reina. Me vio muy bien acompañada, los conoce muy bien a los dos por ser asiduos. La conversación fluyó entre los dos, y entre los tres. Creamos un buen ambiente, muy bueno. Mientras hablábamos me anime a coger sus manos.. Jesus beso la mía cuando le agarre. Pase mis manos por sus culos, sus pechos, uno a la izquierda y otro a la derecha. Toque sus pollas. Ese contacto de las dos vergas cada una en una mano me puso a mil por hora. Ellos hacían como que no pasaba nada y seguían hablando. Me arrebataba y le di un morreo a Jesús y luego otro a Marcos mientras Jesus bromeaba diciendo.: “ eso, también a él para que no le dé envidia” 

La acción comenzó cuando Marcos decidió sacarme una teta del vestido y comenzar a acariciarla bajo la atenta mirada de Jesús, mientras este decía: “ Jajajaja, se masca la tragedia!!, me voy a duchar” y nos dejo allí iniciándonos en la excitación que iba provocando en mi ese contacto, sus besos, que provocaron rápidamente un orgasmo. Agite la respiración y me corrí mientras me apoyaba en su hombro. Entonces abrió mis piernas, levanto mi vestido y aparto mi tanga para comprobar la humedad que surgía de mi coño. Mientras me sobaba mi raja note por el rabillo del ojo que alguien se posicionaba para observar lo que estaba pasando. Me pone cachonda notar que alguien tiene interés en ver cómo mi hombre provoca un orgasmo en mi, haciendo que llegue antes por la exposición ante otros. Y llegue, vaya que si llegue. Fue entonces cuando nos ofrecieron toallas y chanclas para cambiarnos y decidimos ir a hacerlo. Jesus haría acto de aparición cuando ya estábamos desnudos. Marcos también se quería duchar así que nos fuimos a uno de los baños con ducha y Jesus nos acompañó.

Se quedó fuera viendo que el espacio era pequeño, aunque en breve decidimos que merecía la pena apretarse un poco. Abrí la ducha y Marcos se disponía a mear en el retrete paralelo. La mampara era transparente. No se por qué extraña razón, nos miramos, me miro y con los ojos me dijo que me quería mear. Sin que él me lo verbalizara yo le estaba animando a que lo hiciera: “méame!”. Me pidió que apagara el agua, que me echara hacia adelante apoyada en la pared y a los pocos segundos sentí su calor en mi culo, en mi espalda… cuando dejo de salir su líquido me obligo agarrándome del pelo a qué me agachara y le comiera la polla. Mi primera reacción fue de rechazo, pero al verle tan excitado y con su obligación tan vehemente no pude negarme a hacerlo. Me quería follar y me dijo que me reclinara contra la otra pared. Me introdujo la verga sin avisar y me follo con todas sus ganas. El cachetazo que vino después en mi culo, espectacular. El sonido, maravilloso, todos sus dedazos se quedaron rojos en la nalga. Marcos quería que me mirara en el espejo cuando la carita de Jesús asomó por la puerta sonriendo diciendo que sonaba algo de violencia. Marcos, orgulloso, mostraba mi nalga diciendo que era el mejor que me había dado nunca. Es verdad, es el mejor. Pero, pasa, pasa….

  • Acaba de mearme, le dije

Seguía sin ducharme y Jesus ocupo ese espacio para cogerme por detrás e introducir en mi culo su polla. Sin dilatación, sin juegos previos, la polla entro pero me produjo algo de dolor haciendo que me revolviera y haciendo que la sacara. Pero me la metió por el coño, hasta el fondo. Cuando me sentí penetrada y Marcos me miraba de frente le mire a los ojos y le dije: “ mira que zorra soy…has visto lo puta que soy? Mira como me follan!! “ Esa polla dentro bombeando con todas sus ganas y cuando más le decía cosas a Marcos, con más ganas me follaba Jesus…ufff…que subidón. Mi entrepierna se deshacía de placer. Fluía y fluía para facilitar el mete saca de esa verga maravillosa que me estaba follando a tope. Que cara de vicio se me pone!! Mmmm…. Mientras, Marcos se la machacaba hizo una petición. “ Ven, agáchate aquí y cómete las dos pollas” Dicho y hecho. Me sentía muy zorra, quería esas dos pollas para mi, bueno, eran mías. Las cogí una con cada mano, agachada y pude meterlas las dos a la vez en mi boca. Mmmmm…alucinante. Marcos exclamó: “ Mira la puta como se come las dos pollas!! Si le caben!!” . Primero una, luego otra. Bufff, con la boca, con la mano…. así, en cuclillas se le ocurrió meterme su pie en el coño. No sé muy bien cómo sucedió pero según movía dentro de mi su extremidad y tener esas dos pollas a disposición, excitadísima…sonreí ampliamente para dejar chorrear un squirt que bañó el pie de Marcos  y el suelo de ese pequeño espacio en el que estábamos los tres. Que momentazo!! Mientras tenía sus pollas en la mano. Creo que los tres alucinamos con aquello. Nunca me había imaginado que podía vivir algo así. Estábamos los tres a mil por hora. Subió aún más si cabe nuestras ganas de vicio…era un …vamos a por mas…somos los mas viciosos del mundo…nos encanta sentirnos así. 

Marcos me ayudo a incorporarme, me izó para que me apoyara en la otra pared. En cuanto Jesus vio el culo en pompa, vio su ocasión para metérmela hasta el fondo. Entraba, salía, follaba, dentro fuera….mire hacia mi derecha y allí había un espejo, empañado ya por nuestros vapores, que me permitió ver como me estaba follando y como Marcos se la meneaba mientras lo veía y preguntaba: “ la estás follando por el culo?” “Si, tío…como le entra. Que culo tiene!” 

Verlo, sentirlo, oír esos comentarios…. mi entrepierna era un volcán. Esos fluidos que habían salido hace unos minutos resbalaban por mis muslos, me sentía empapada y follada. Marcos relevó a su Jesus y ocupó su lugar para follarme el coño. TAmbien le mire por el espejo, él me miró, nos excitamos aún más de vernos. Mi cuerpo recibía sacudidas brutales por la follada y mis manos hacían presión contra la pared para no verme empotrada contra ella. Mis carnes rebotaban y mi cara era todo un poema de vicio y perversión. Dejaron que me duchara después de seguir follándome un rato mas y salimos del baño con una gran sonrisa comentando la jugada del squirt. 

Deje que decidieran ellos donde querían que nos encerráramos. Hoy quería estar solo con ellos dos. Así que nos metimos en una sala con una camilla alta, no muy grande pero un poco más que el baño. Jesus había estado con dos de sus mujeres de juegos hace unos días allí mismo y nos comentó que había sido espectacular lo que allí sucedió con las dos. 

Cuando eleve mi cuerpo para sentarme sobre la camilla Jesus exclamo que no se podía perder ese momento. Se refería a meter su cabeza entre las piernas y así lo hizo, sin dejarme casi que me colocara. Me empezó a comer el coño fantásticamente bien. Marcos se había quedado en la retaguardia pajeándose y se acercó pidiéndome que le tocara un pezon. Quería comerme su polla, así que torcí mi cuerpo para intentar tumbarme, sin perder la postura mucho para seguir facilitando que esa lengua no dejara de chupar clitoris. Marcos, super excitado cogía mi cabeza obligando que la metiera hasta el fondo. Yo no soy muy flexible, así que hubo un momento que pensé que me iba a partir..jajajaaj pero yo, con tal de no soltar una polla. Esa boca provocó un par de orgasmos. Seguía sintiendo correr líquido abundante por mi entrepierna. Me incorpore, realmente me dolía el cuello. Marcos dirigía los movimientos y Jesus se tumbó en la camilla con la intención de que le cabalgara. Entonces vi que Marcos paro y dijo que salía un momento…uyyy…me preocupe un poco…¿que le habrá pasado?  Cuando volvió le pregunté que si estaba bien y me dijo que si, que tenía mucho calor y que había ido a refrescarse la cara y la polla con agua. Yo estaba de rodillas sobre Jesús, con la polla metida y cuando volvió le toque y le chupe los pezones por un momento. Cuando me sentí penetrada y follada a tope por Jesús, excitada como nunca, me di cuenta que podía ser el momento de lograr una de mis fantasías: una doble penetración. Los dos lo sabían. Sabían que iba a por ello. Así que Marcos se acercó por detrás, acercó su polla a mi culo. Yo, mientras Jesus no paraba de follarme, intentaba ponérselo fácil. Cuando note que su capullo rozaba mi ano me puse como una moto, más…. JESUS y yo comenzamos a animarle diciendo que me follara el culo, Jesús le decía: venga tío, fóllala el culo, que lo esta deseando. Yo misma le decía que me follara: “Fóllame el culo, cabrón!! “ las dos pollas dentro creo que estuvieron unos segundos. Marcos estaba en una posición realmente difícil para poder follarme a gusto, así que abortamos misión. Pero, no me importó. Estar así, con los dos, tratando de darnos placer todos a todos y lográndolo es algo tan gratificante que el hecho en sí de no conseguirlo bien no ha sido importante. Lo seguiremos intentando. Bueno, bueno, pero no se acaba aquí la cosa…ni mucho menos. 

Teníamos mucho calor, mucho. Estábamos sudorosos y quisimos darnos una ducha pero en vez de eso pensamos que estaría bien un jacuzzi. Paso JESUS primero, luego yo y el último Marcos. Los dos mirándome y yo mirando a los dos. Las burbujitas no funcionaron pero allí nos quedamos. La iluminación roja del agua hizo bromear a Marcos sobre qué su polla parecía un gusiluz…jajaja que ocurrencias!

Poco tiempo paso hasta que sentí un dedo en mi coño. Marcos estaba comprobando algo que Jesus corroboró. “ Es que siempre está baboso, siempre estás cachonda!! Me encanta!!” Esa suavidad en sus caricias me puso a tono enseguida. Mi mano se acercó a la polla de Jesús para pajearla. A los pocos segundos se puso de pie para que entrara en mi boca, húmeda, dura, sabrosa, … provoca con sus empujones que llegue hasta mi garganta provocando arcada. Entra, sale, la chupo, bajo a lamer sus huevos. Una de mis manos juguetea en su culo y sigo saboreando sus partes, me encanta comerme esa polla, la chupo con ansia, provocado entre otras cosas porque Marcos está consiguiendo que me corra de nuevo. En el agua los gemidos se amplifican. No me controlo, ademas. Empiezan a aparecer espectadores a la escena, que se conforman con quedarse mirando desde fuera de la piscina atraídos por esos gritos de placer y el chapoteo del agua con nuestros movimientos, cosa que agradezco porque hoy no quiero mas jugadores en esta partida. 

Marcos coge mi culo y eleva mis caderas fuera del agua y en ese momento me doy cuenta de que él todavía no me ha comido el coño, y se lo digo. Pues, dicho y hecho. Yo seguía entretenida con la verga de Jesús, así que casi no me doy ni cuenta cuando me siento follada bajo el agua. Mmmmmm, me encanta!! Placer absoluto. Que bien me estaba follando. En el agua es muy diferente todo…. después de bombear durante un rato paró diciendo que si no se iba a correr. Entonces cambiamos de postura. Me puse sobre Marcos, sentada con las piernas abiertas de cara a él. Tan aciertas tan abiertas que me sentía totalmente expuesta por detrás. Jesus jugó con mi culo, cuando esos juegos no permitían penetrarme, me apoyé sobre mis pies, con las tetas en la cara de Marcos y el culo en pompa esperando a ser follado por la verga de Jesús. El movimiento de agua generado fue brutal, sus caderas frenéticas alcanzaban mi fondo haciendo que mis orgasmos se sucedieran sin control. En el agua no se percibe la pérdida de líquido por el coño pero estaba siendo capaz de provocarme numerosos squirt follándome el culo. No había terminado con uno y ya iba a por otro. Mi intuición me hizo percibir que se iba a correr. No podía aguantar más y creo que no quería hacerlo puesto que el nivel de excitación estaba en su grado sumo. Me di la vuelta, me agache y recibí sus mieles en mi boca. Quería toda su leche para mi, beberme todo su placer. Fresca, mojada por el agua, lamí todo lo que pude de su polla para quedarme con todo. La sonrisa en la cara de Jesús, me encanto. En realidad, nunca le falta….y me gusta siempre. Marcos no se había corrido pero se que lo deja para el final. Le gusta disfrutar hasta el último momento aguantando.

“¿Habéis visto a una chica jovencita vestida de blanco, lo buena que está?, venid, vamos a buscarla”, dijo Marcos saliendo hacia la zona de la barra. Dimos una vuelta pero no estaba. Era momento de reponer líquidos. Mientras nos tomábamos otra copa, la chica del local le indicó que estaba metida con alguien en una de las salas en las que se podía mirar desde fuera. Le faltó tiempo para ir a asomarse. Yo también me acerqué dejando a Jesús solo, para pajearle y chuparle un pezon mientras mirábamos a la jovencita como se lo hacía con un hombre mucho mayor que ella. A Marcos se le salían los ojos de las órbitas…estaba súper excitado. Me dijo que si me apetecía jugar con ella, que se lo pidiera..le dije que no, ni hablar…que con quien estaba no me gustaba y no quería que se sumara a la fiesta así que me di la vuelta y fui a ver a Jesús a la barra. Mientras besaba a Jesús volvió para colocarse tras de mí y besarme también por la espalda. Yo estaba muy contenta, bailaba al ritmo de la música y me exhibía junto a mis dos hombres. Entonces a Marcos se le ocurrió una idea…teníamos que hacernos una foto de las dos pollas en mi boca para mandársela a Marta y así darle envidia. Y yo exclamé que también tenía a alguien al que le iba a gustar recibir esa foto. Dicho y hecho. Fuimos a la taquilla, cogimos el móvil y nos hicimos unas fotos con unos cuantos mirones alrededor que estoy segura de que se habrían sumado a la sesión de fotos sin problema.

Era tarde, muy tarde para mis dos hombres. En esta ocasión yo no tenía prisa. Pero había que ir a por otro asalto. Después de recuperar fuerzas decidimos ir a la zona de la cama redonda. Cuando entre me di cuenta de que en el techo había un espejo. Que maravilla, tumbarme, abrirme de piernas y cuando pregunté en alto que que era lo que me querían hacer escuché de voz de Jesús: “pues yo, de momento, te voy a comer el coño” y mirar hacia el espejo y verle entrando entre mis rodillas, expuesta totalmente me deshizo en placer de nuevo. Después de retorcerme con un orgasmo brutal, Marcos nos dio órdenes. JESUS, túmbate y tu ponle el coño en la boca, siéntate sobre el. Que buena idea!! Así yo también le podía comer la polla mientras tanto. Las alterne las dos mientras mi coño era lamido y comido con maestría llevándome a los límites del placer una y otra vez.

Marcos jugaba con sus dedos en mi culo. Hubiera estado bien que me hubiera follado mientras me lo comía JESUS pero no fue así. El cambio de postura fue para que Jesus se colocara tras de mí y me follara salvajemente de nuevo. Es capaz de hacerme perder el control en cuanto siento su polla dentro. Y volvió a pasar. Los espasmos se sucedían…los squirt empapaban la superficie en la que estábamos. Soy incapaz de hacer otra cosa mientras me folla. Lo intento pero pierdo el control. No puedo comer la polla de alguien delante, ni besar, ni lamer por que me empotra literalmente y no tengo capacidad de ajuste de movimientos. Se hace dueño de mis actos. Podría pedirme cualquier cosa, que la haría. Me estaba follando el culo y le decía a Marcos que como tenía el culo de fantástico. Uff…aquí te caben dos pollas!!!, dijo emocionado sin parar de follarme. Sin parar de follar y de provocarme placer, llego al suyo de nuevo. La saco del agujero y salpicó toda su leche por mi cuerpo, caliente, deseada. Me limpio y se quedó de espectador de la follada que Marcos me tenía preparada también por el culo. Se puso de pie en el suelo, me puse a cuatro con mi culo hacia el y donde había esta Jesus unos segundos antes, él estaba follándome con ahínco. “¿Te lo echo dentro?” No, le dije. Pensando que quería su leche en la boca. Cuando sentí que la sacaba, me giré rápidamente para chuparle todo, todo, todo…..espectacular!!

Extasiados y contentos nos vestimos y salimos a la calle. Marcos iba a llevarme a mi coche y Jesus se iba a por el suyo. Me despedí de él con un gran abrazo y besos apasionados. Ellos dos se dieron un gran abrazo diciendo que seguro que nos veíamos más veces. 

La escena vista desde fuera, es curiosa. Morreándome con un hombre en la calle y marchándome agarrada de otro al que también morreo. Si tuvimos algún espectador es posible que alucinara un poco

En el trayecto Marcos me pregunto que si lo había pasado bien. Yo le dije: “ Estoy feliz, muy feliz. Sin temor a equivocarme es de los días más felices de mi vida follando” El también se lo había pasado muy bien y estaba muy satisfecho de cómo habían transcurrido los acontecimientos pero…. de repente me hizo una confesión: 

  • He hecho algo antes de venir y lo he hecho por que sabía que te iba a haber gustado, pero no ha podido ser. He llamado a un amigo para que se uniera a la fiesta un poco más tarde de lo que habíamos quedado y que fuéramos tres los que te folláramos

Madre mía!., pero este hombre es una caja de sorpresas. Pues claro que me habría gustado…me habría flipado!!

  • Bueno, seguro que en otra ocasión lo logramos, pero quería decírtelo para que lo supieras porque no suelo hacer cosas así sin consultar. Pero se que contigo hay confianza. 

Que mundo tan maravilloso de placer he descubierto abriendo esta caja de Pandora. Todo es posible, aún lo que no alcanzó a imaginar ni a fantasear. 

Por otro lado, al día siguiente Jesus me hizo otra confesión

  • Ayer, cuando os fuisteis a ducharos los dos, se acerco a mi la muchacha que estaba allí en el local y me empezó a comer la polla. Fíjate que la conozco de hace mogollón de tiempo y nunca había pasado nada pero ayer,…no se que paso….y, .claro, después le comí yo el coño a ella. Fue un momento divertido.
  • Estabas con el guapo subido, le contesté…Jajajaja

Anuncios

7 comentarios sobre “Dos hombres sólo para mi

      1. Por cosas del destino, he estado ausente, pero tus relatos han sido los que me han dado lo que necesitaba en estos 6 meses. Leerlos una vez y gustarme, leerlos otra vez y maravillarme, leerlos otra vez, y desear ser el protagonista de uno de ellos…. En serio, eres increíble Estefanía y me encantan la vida que pones en los relatos. Bss. Juanjo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.