Una cita a cuatro, a seis, a ocho…

Después de nuestra cita fallida de la semana pasada decidimos crear un chat a tres entre Marta, Marcos y yo. Las conversaciones fueron subiendo de nivel en ciertos momentos. Había ratos que hablaban ellos dos, otro ratos que hablaba yo con Marcos y otros ratos Marta y yo hacíamos de las nuestras y nos confesábamos las ganas que teníamos de disfutarnos, pero sin cortarnos, es decir, si me apetecía que supiera que me gustaría comerle el coño, se lo decía y así se calentaba el asunto un poco más. Lo que más nos preocupaba a Marcos y a mi, entre comillas, era que su follador no estuviera metido en el grupo, ni hubiera mención de hacerlo ni de meterlo en ambiente con nosotros. Le preguntábamos a Marta pero nos decía que no era muy comunicativo y que bueno, que le apetecía el plan.

El día llegó. Marcos y yo podíamos llegar un poco antes que ellos y nos apetecía vernos fuera del local. Dentro, con la toalla o no tapando nuestros cuerpos no nos apetecía mucho, la verdad. Así que quedamos en un bar con terraza que hay muy cerca. Fui la primera, pedí de beber y estuve zorreando un poco con un amigo de Barcelona por chat mientras llegaban, me calentó un poco y bromeó diciendo que le debía dar Marcos las gracias a el por el precalentamiento… jajajaj como son estos chicos!!! Tambien Rodrigo intercambió unas palabras conmigo para desearme que lo disfrutara mucho y le diera recuerdos a Marta. Se que se muere de ganas por ocupar el puesto de Marcos.

Me apetecía mucho ver a Marcos, muchas, cuando se acercó a la mesa me levanté para morrearle y darle un abrazo. En unos pocos minutos ya estaba intentando meterme mano, pero teníamos niños cerca y tuvimos que abortar misión. Estábamos expectantes… un mensaje de Marta nos hizo ver que iban a llegar juntos. Una pareja se acercaba hacia la terraza cogida de la cintura. El era más alto que Marta, cara seria y de hombre vergonzoso.. habría que tomárselo con calma, ella, risueña, morenaza, guapa.. algo nerviosa. Nos besamos en las mejillas y a ella la achuché un poco. Me habría encantado poder morrearla allí mismo.

La situación fue un poco tensa. El follador de Marta se mostró serio y distante, no miraba a los ojos, se mostraba esquivo y allí Marcos y yo nos miramos y sabíamos que no iba a ir tal y como habíamos pensado que sería la mejor opción: que los cuatro nos encantáramos.

Aun así, nuestra buena actitud nos llevó a entrar en el local e intentar que todo fluyera. Yo, sobre todo, iba a intentar disfrutar de Marta pero tenía allí a Marcos… de lo malo malo siempre pienso que el plan A siempre va a funcionar, por eso voy siempre con alguien en el que confío y con el que va a ir todo bien suceda lo que suceda. Él, primero y luego… lo demás!!

Al entrar en el local Marta se vio libre y empezó a acariciarme, a tocarme el pelo y nos morreamos bromeando sobre el límite del bien y del mal que daba la puerta del garito. Su follador enseguida se la llevó para adentro a desnudarse. Momento vestuario… ufff .. pues me vuelve loca comerle la polla allí a mi chico, así que cuando estaba en bragas y sujetador, me senté en el banco y me la metí en la boca para intentar que alcanzara cierto grado de solidez esa polla tan estupenda. Marta miraba con mucha atención, creo que se estaba poniendo muy cachonda y estoy segura que le habría encantado unirse a mi y ayudarme pero, antes de que nos diéramos cuenta nos dijeron que se iban para fuera, que nos esperaban y que nos lo pasáramos bien. Cuando logré que la polla fuera verga Marcos me quiso follar allí mismo, así que apoye una rodilla sobre el banco, me puse con el culo en pompa y dejé que me introdujera la verga hasta el fondo. Ufff… que cachonda empiezo … y la tarde es muy larga. Como casi siempre, una pareja que ya se iba entró pidiendo disculpas por la interrupción. Jajajajaja me encanta hacer creer a la gente que llega en momento inoportuno. Pero dejamos de follar… y terminamos de desnudarnos y guardar nuestras cosas en la taquilla.

Nos dirigimos directamente a la zona de parejas donde pensamos que estaban ellos. Marta ya tenía la polla dentro y creo que estuvo con ella dentro el ochenta por ciento del tiempo. Ayyy, que vicio tienes chiquilla!!!! Nos acercamos. Ella cabalgaba sobre su follador y estaba de espaldas a nosotros, mis manos pedían tocar su piel, su culo, sus tetas. Me coloqué por detrás para sobarla mientras seguía cabalgando, ella se volvía para mirar que era yo la que le tocaba pero Marcos estaba detrás de mí y también metía sus manos. Cuando vimos que no iba a descabalgar me tumbé en paralelo a ellos con acceso a sus tetas, abrí mis piernas y le dije a Marcos que me comiera el coño. Lo hace tan bien!! y la última vez se lo comió a todas menos a mi!! Me lo debía…llevaba días en sentir su boca en mi entrepierna y llegó, cálido, suave, placentero….. Marta alcanzó uno de mis pechos y lo sobaba con cuidado. Me pudo la situación y mi primer orgasmo de la tarde me vino con la cara de Marcos en mi coño y la mano de Marta en mi teta… que placer!!!  Entonces el follador la tumbó, puso su cabeza en mi barriga, apoyada como si yo fuera una almohada sintiendo las embestidas en mi cuerpo mientras era follada. Yo le tocaba las tetas, esos pezones grandes, duros, oscuros, agradecidos… Mmmmm Marcos andaba por mis bajos tocándose tambien la polla mientras tanto. Los jadeos de Marta me ponen a mil, como disfruta de que la estén follando. Ahora ella a cuatro patas y yo tambien, mientras la follan y a mi tambien nos besamos en los labios, sacamos nuestras lenguas y nos las rodeamos, aunque los bruscos movimientos al ser folladas no nos permiten seguir haciendo eso, nos vamos a hacer daño.

Marcos esta prudente, se da cuenta de que el follador no quiere mas que tenerla en caliente dentro del coño de Marta y conmigo no busca nada.. así que, de jugar a cuatro, nada de nada. Yo tampoco propicio ninguna situación pero me da rabia no poder catarla como yo quisiera… la acapara totalmente y mis acercamientos son sinuosos, con cuidado y los de Marcos, ni os cuento. Así, no mola mucho, la verdad. Pero… seguimos en ello.

Cuando Marta ha terminado de correrse de nuevo, es una máquina, tumbada boca arriba le abro las piernas para verle el coño. No había podido todavía. Se lo abro, se lo toco y acerco mi boca a él. A la vez, meto mi dedo en su agujero para tocar eso que tanto nos gusta y se retuerce de placer. Le mola que tenga mi boca en él. El follador se aparta y mira y Marcos quiere probarlo tambien, así que me pregunta y lo compartimos por un momento. Quiero que ella me coma a mi, así que para ponérselo fácil, me arrodillo y acerco mi coño a su boca, sentada sobre su cara. Me introduce tambien un dedo y comprueba lo encharcada que estoy. Marcos me dice que quien se va a encargar del coño de ella y le digo que él, asi que mientras ella me lo come, va a disfrutar de una de las mejores comidas de su vida, estoy segura. De hecho, su cara me dijo que se corrió un par de veces después de que yo llegara a mi orgasmo con su lengua masturbándome.

Me apetece sentir todo su cuerpo en el mío y me tumbo sobre ella. Uno de mis muslos restriega sus partes y ella alcanza con su mano a masajearme el clítoris mientras me mira a los ojos y me dice que que coño tan maravilloso tengo. “ya me lo habían dicho, pero es que es verdad!!!” me excité, nos reímos y comenzó a tocarme muy rápido haciendo que me corriera otra vez. Nos besábamos y nuestras lenguas circulaban mientras teníamos dos espectadores a un palmo de nosotras. Entonces Marcos se aproximo de rodillas y me pidió que le chupara los pezones con su polla firme pero ella me pedía que se la comiera y así lo hice. Ella se la comía a su chico, le provocaba arcadas, de vez en cuando respiraba pero la mamaba profundo. Cuando vi que Marta nos miraba le dijimos que me ayudara con la de Marcos y ella fue muy obediente, se acercó y se la metió en la boca. Verla con la polla dentro de la boca, disfrutándola y sabiendo que Marcos pensaba que eso no iba a suceder…. fue un momento memorable, excitante para los tres, mucho. Luego se la quite un poco para mamarla yo también, nos subimos a los pezones mientras ella la cogió y la pajeó, muy bien, por cierto, me dijo luego mi chico y volvimos a bajar a comérnosla un poquito.

Hacía mucho calor… nos vamos todos a duchar y así descansamos un poco. Ellos van primero, nosotros comentamos la jugada, vamos a pasárnoslo lo mejor posible y así lo hacemos, pero me da rabia porque ella solamente esta pendiente de su follador, de que se integre, de que disfrute… pero él solo lo hace con la polla dentro de ella.  El momento último ha sido un gran logro.

Después de pegarnos una ducha rápida en la zona del jacuzzi, vamos a echar un vistazo a la zona de camas donde había una chica con 5 o 6 chicos dejando que la sobaran. A Marta le dio mucho morbo y a mi tambien, nos quedamos mirando un rato la escena pero eran todos muy sosos, ella y ellos.  No había emoción. Nos besamos mientras mirábamos y ella me decía lo guapa que estaba. El local estaba raro, no había nadie en el glory, ni en las camas, había poca gente. Asi que decidimos subir a la barra a tomarnos algo. Marcos y yo sabíamos donde nos queríamos sentar. En el rincón que hace la barra para estar menos vulnerables a las miradas del que entra y poder hacer un poco el guarro tambien allí. Pedimos de beber, nos metemos los tres en el rincón y el de la discordia se pone en el otro lado de la barra, por lo que Marta solo prestaba atención a que no se quería integrar.

Bueno, Marcos quería que viera que soy capaz de correrme acariciándome solo los pezones. Se lo hizo saber y ella prestó atención. Mientras yo disfrutaba de ese tocamiento tan maravilloso que estremece todo mi cuerpo. El camarero estaba flipando. Aunque es un sitio liberal creo que pocos son los que en la zona de barra se atreven a hacer alguna cosa y nosotros estábamos allí como si nada. Destapé mi coño, aparte la toalla y lo dejé al aire. La mano de Marta accedió a él a la humedad que chorreaba y no pude más y me corrí, jadeando, con mi cabeza apoyada en el hombro de Marcos y la mano de Marta en mi humedad. Marcos le pidió que le enseñara lo húmeda que estaba, asi que hurgó para meterme los dedos y se los mostró. Ufff… cachonda, cachonda, cachonda…. quería polla!!!

“Fóllame aquí”, le dije a Marcos. “No llego”, me dijo… “si, si vas a llegar”… me di la vuelta, apoye mis codos en la banqueta alta de la barra del bar, puse el culo en pompa y deje que la polla de Marcos entrara y me follara. El camarero seguía flipando…. Cuando me venía el calor que precede a mi orgasmo, la polla se paró en seco y se salió.. ohhhhh Mire hacia adelante y vi a un tio que se había parado justo delante de nosotros a mirarnos… lógico por otra parte. Se había encontrado el percal según entraba a pedirse un refresco, y, claro… Marcos se vio tan observado que se le bajó jajajajaj… la cabeza!!! cómo funciona!!!

Cuando hay algo que da morbo, lo expones, piensas que la otra parte no va a aceptar tu juego por que es un poco locura, pero cuando dices que si, lo haces y algo no es como te habías imaginado, el morbo se va a la mierda y empieza a pensar la cabeza. Eso es lo que paso, se dió cuenta, de repente, que había un tío que le miraba follar.

Decidimos tomarnos un respiro en cuanto a nuestra pareja compañera. Ellos se habían ido a la zona de parejas de nuevo y nosotros bajamos a ver que había y decidimos mojarnos un rato en el jacuzzi. Juegos, parejas que nos rodeaban, alguna mano que tocó mi culo, momentos de cariño y relajación entre nosotros… si es que no se para… llevamos una vida!!! así que disfrutamos de las burbujas y de no hacer nada por unos minutos. Se agradece, la verdad.

Cuando regresamos, otra pareja estaba al lado de nuestros amigos. Habían intentado acercarse hacia un rato en el jacuzzi pero no habían hecho nada con nosotros. Miradas y poco más así que, aunque había poco sitio para los seis, nos zambullimos en el colchón con ellos, más cerca de la otra pareja que de nuestros amigos. Marcos me tumbo y me comenzó a comer el coño de nuevo…mmmm que delicia!! La otra pareja se acercó a nosotros y el coño de ella se quedó a mi mano, por lo que comencé a tocarla mientras me daba cuenta que el tío se ponía a mil solo con eso. Mi posición iba cambiando para, no solo tocarle, si no también poder meterle los dedos a esa rubia. En cuanto la tuve dispuesta acerqué mi boca y comencé a comerla el coño con suavidad, abriendo los labios, jugueteando incluso con mi dedo dentro de su vagina. Disfrutaba, se retorcía. Marta volvía su cara de vez en cuando mientras cabalgaba a su follador y Marcos se iba acercando a ese coño mientras se pajeaba. Se lo comí, fui acercándome hasta poner mi boca en el coño y cuando llevaba un rato me dijo que era la primera mujer que le comía el coño y que había accedido por que se lo había pedido el. Que morbazo!! El chico de la rubia cada vez tenía el rabo más grande y se animaba a tocarme las tetas. Hay un momento ahí que si permito que Marcos pruebe el coño que tengo delante, no lo suelta, es increíble. Se lo ofrecí y no puso muy buena cara, me dijo que estaba harto de coño. Creo que ella no le molaba mucho….. pero, ahí se quedó con él mientras el chico se hizo cargo de mi. Metió sus dedos en mi raja, me masturbaba y yo, que ya estaba un poco cansada de dedos y bocas le pregunté que si quería follarme. Dicho y hecho, se colocó el condón, me la dio para que la chupara y se puso delante de mi, ensartándola. Pufff…con dos metesacas se le puso blanda, aquello no había manera de que se pusiera duro y ahí me quede, sin ser follada. La excusa ideal en esos casos es lo del ticket del aparcamiento….todos dicen lo mismo Jajajaja. Ella quería ser follada por mi chico y a él le mando que se fuera vistiendo, que iba ella ahora. Marcos tampoco la tenía muy dura pero intento follársela mientras yo le comía un pezon. Le dije que el tío no me había podido follar y la rubia saltó enseguida con una risa socarrona: “No, si nunca puede….” “Al final hoy me voy sin que me follen en condiciones!!” Le dije a Marcos. “No digas eso, cabrona, que me cortas el rollo!!” Todo esto mientras su punta amenazaba el chocho de la rubia….nada, dos pa dentros y la sacó. Ella se dio cuenta de que no iba a pasar mucho más, se despidió y se fue. Allí nos quedamos con nuestros amigos, que seguían follando y follando.

lucky-pig-1697329_1280.jpgMe coloqué a cuatro en paralelo a ellos y mi chico me follo duro, me daba cachetazos en el culo, fuertes, empuja mi espalda hacia abajo, le gusta verme con el culo en pompa. En esas Marta había alcanzado otro orgasmo y se paró a mirarnos. Flipaba con los azotes que me daba y Marcos la invito a hacerlo mientras me seguía follando. A mi me encanta eso y note un tímido toque con la mano…era de Marta. “Pero tío!! Mira como la estás dejando el culo!! Si esta rojo!!” Mientras, el, seguía dándome. Suena fenomenal….. Aún me dio otro par de azotes, cada vez más fuerte pero se la notaba sin confianza para hacerlo.

El tiempo corre que se las pela ahí dentro. No sé cómo lo hacemos pero siempre que miramos el reloj es muchísimo mas tarde de lo que debería. Cuando nos estábamos dando cuenta de eso una pareja entró a la sala. Que morbazo de pareja. Ella, delgada, pequeña, morena, pelo suelto y un culo de impresión. El, musculoso, proporcionado, y con una verga alucinante. Me tome mi tiempo para mirarles. Estaban de rodillas uno frente al otro, se besaban apasionadamente y ella, con las piernas ligeramente abiertas permitía que él metiera su mano logrando que ella gimiera de placer. Ella bajo su cabeza para mamársela con ansia, con ritmo, él empujaba su pelvis para que le entrara bien, la cogía del pelo dejando su cara descubierta tipo peli porno. Lo hacían todo con ritmo y bastante rápido, molaba un montón. A Marcos se le puso carita de querer y me lo dijo, “nos acercamos?”” Si es que es muy tarde….”, le dije yo “Venga, a la que salimos nos colocamos a su lado y nos quedamos mirando a ver si vemos que les apetece que nos unamos”. No le puedo decir nunca que no, tenía yo más ganas que el y nos colocamos a su lado, de pie. Se la estaba follando a cuatro como si no hubiera un mañana…yo también quiero!! El, según estaba de rodillas, espero a que ella se diera la vuelta y se la mamara. Marcos me dijo que la ayudara, así que lo hice. Me arrodillé, me acerqué y ella me sonrió cuando me puse al lado de la polla de su hombre, dejando que la probara. La chica estaba cansada. Marcos la intentó tocar pero ella se fue al baño y me dejó allí con los dos. Mmmm..me pasaron infinidad de cosas por la cabeza. Yo seguía mamándosela cuando por el rabillo del ojo vi a Marcos con un condón en la mano. Deje de comérsela, se acercó y le colocó el preservativo al tío en su verga. Joder!! Que cachonda me puso eso!! No os lo podéis ni imaginar como chorreaba mi coño.

El siguiente paso, según estaba a cuatro, sentir esa polla follándome duro, sin miramientos. Que pollón!! Que dura!! Cambios de ritmo, mete sacas profundos, azotes duros no sabía muy bien si suyos o de Marcos pero creo que abrió la veda Marcos para darle pie a él a que pudiera hacerlo. Mi chico se colocó delante de mi para que se la chupara mientras era follada por ese semental. Se la comí pero tuve que dejar de hacerlo. Mis gemidos, mis gritos, de placer-dolor de sentir esa verga follándome duro no los podía ahogar con una polla en la boca. En uno de los embites caí de bruces en el colchón y el me siguió para follarme sin escapatoria empotrándome con ansia contra el. Ufff…que buen momento!!! No podía pensar en otra cosa que en lo que estaba sucediendo pero si que me vino a la cabeza la chica y lo que vería cuando regresara…. se incorporó perfectamente al juego de nuevo. Él la volvió a follar delante de nosotros, ella le pedía que despacio y nosotros aprovechamos para sobarla y tocar ese coñito que parece delicioso. Besos a tres, sobeteos, placer, mucho placer rebosaba de ese encuentro a cuatro.

Marcos estaba que reventaba, se que necesitaba correrse y ellos decidieron despedirse pero intentamos retenerlos. Él me dijo que le pidiera a ella que me ayudara con su corrida y así lo hizo, dispuesta, con una sonrisa y pregunto que qué quería que le hiciera. Le comimos los pezones mientras él se pajeaba. El fornido muchacho mientras, nos metía los dedos y nos masturbaba a las dos el coño, provocando en mi un par de orgasmos más. Sabía cómo volverme loca y lo estaba consiguiendo. Deje el pezon de Marcos y me volví para besar a ese nuevo hombre, besa muy bien también, la caña!! Cuando me despiste un momento Marcos me llamo para que tomara su leche. Ella también la espero y la compartimos, la quería, me la repartió por la cara con su mano, entonces Marcos me besó. Ella, risueña, nos pregunto nuestros nombres y quedamos en darnos el contacto en el vestuario por que ya nos íbamos. Había sido un verdadero placer.

Terminamos de arreglarnos y no les veíamos, el chico del local nos permitió ir a buscarles, ya vestidos, para darles mi tarjeta. Ella me prometió que me iba a escribir. Cual ha sido mi sorpresa hoy, que el que me ha escrito ha sido él….

Hummmmm….promete…..y mucho!!! Muy simpático, muy normal… y me ha mandado fotos de su verga… un pibonazo!!

Con Marta, volveré a quedar, pero sin su follador, está claro, y si ella quiere. Marcos disfrutó con ella y tambien le gustaría repetir pero tambien solo con ella y conmigo. Él tambien se quedó con ganas de más con nuestra última amiga y seguramente que intentemos quedar los cuatro, nos lo vamos a pasar muy bien. Aunque también me apetece probar a solas … os lo seguiré contando, como siempre.

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Una cita a cuatro, a seis, a ocho…

  1. Jooo que envidia sana das…tu no paras y nosotros ni aun nos hemos estrenado.
    Eres una diosa y una.fuente de inspiracion para nosotros..
    No cambies..y si tienes un rato aqui hay unos humildes principiantes dispuestos a todo..

Responder a Estefanía Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.