Morbo swinger

Parece que voy a quedar con la rusa el lunes…..

Joder!!!! seguro que ya no puede quedar otro día en la semana y me fastidia mi cita con Marcos… cuando leí eso en el chat me dio un poco de bajón pero enseguida mi mente comenzó a trabajar. Le dije que quería ver esa cita… que me dijera donde y cuando iba a quedar para estar en el mismo sitio que ellos y poder espiarlos. Uff que morbazo!!! Se que cuando Marcos lo leyó se sorprendió, creo que nunca se hubiera imaginado que le iba a pedir algo sí pero luego cambió de parecer, poco a poco, también le fue dando morbo a él.

El día de la cita, no pude acudir por trabajo pero luego me la contó con pelos y señales… ufff puede que la escriba… hubiera sido digna de ver. Que pena!!! La suerte quiso que pudiéramos quedar el jueves pero yo tampoco pude por trabajo… que fastidio esto de tener que trabajar para subsistir!!!! jajajajaj bueno… lo dejamos para la semana siguiente y ahí ya no hubo escapatoria… yo necesitaba polla y Marcos necesitaba vicio. Nos lo dimos…

Volvimos a quedar para ir a un local de intercambio. Con puntualidad inglesa, pero sin quedar a una hora muy concreta, aparecimos los dos a la misma hora… esas casualidades que existen y que son tan de agradecer.

El vestuario no es muy grande, lo justo con unas taquillas, un banco y ya!!! Cuando entramos estaban terminando de desnudarse una pareja que salieron en unos minutos. Según salieron le dije a Marcos… “con estos no, eh?”.. me miró, se rió y nos dimos un beso. Comencé a quitarme la ropa, ya había acabado cuando Marcos no se había quitado nada más que la chaqueta jajajajj es muy lento!!! Pero ágil para algunas cosas, cuando vio mis tetas libres comenzó a pellizcarme los pezones, tiró de ellos, con fuerza. Cogió su polla, me agachó de la cabeza y me la metió en la boca. Después de un par de chupadas, me lanzó contra el banco con el culo en pompa y me la metió hasta el fondo, sin aviso previo. El banco, muy estrecho no me permitía ningún tipo de estabilidad, asi que me intenté incorporar un par de veces pero no me fue posible por que su mano me volvía a empujar. Cuando me incorporé fui a por su polla y mientras se la mamaba entró un muchacho en el vestuario que exclamó “Tan pronto empezáis?” jajajajj nos encanta escandalizar!!! no tenemos arreglo. Bueno, va, ya con alguien allí.. que empezó a cambiarse de espaldas a nosotros nos comportamos. Seguro que si se hubiera querido unir, hubiéramos montado ya allí la fiesta.

Era pronto, no había casi nadie… alguna sorpresa que Marcos que tenía reservada para mi tuvo que cancelarla por falta de personal adecuado para la llevarla a cabo… todavía no se que es, pero me tiene intrigadísima. Se que me lo pasaré muy bien y es una de las fantasías que le he contado, pero lo mantiene en secreto y eso me excita mucho más. Dimos un paseo por todas las instalaciones, vacías, y subimos a la zona de parejas. Vamos a intentar jugar nosotros y a ver si se va a animando la tarde.

Me senté en una de las colchonetas chupando la polla de Marcos, la succionaba, la disfrutaba, él me lo dice, me dice que qué bien se la estoy chupando, me encanta, me llena la boca, está sabrosa. Seguidamente me dice que me tumbe, que me va a intentar meter el puño en el coño, poco a poco. Me tumbo, me relajo y me dejo hacer. Nada más tumbarme, el se queda a mi lado, de rodillas junto a mi con cara maliciosa me mete tres dedos sin ningún problema, y me los enseña… “van 3”. El siguiente intento fueron cuatro dedos, también con cara pícara. Entraron sin esfuerzo. Los sacó, me los enseñó, los chupo y su cara fue de intentarlo en esa ocasión, noté presión, estaba relajada pero poco a poco iba intentando entrar más y más con toda la mano. En un momento de gran excitación llevé mi mano al coño para ver por dónde iba. Llegaba a los nudillos, tenía casi toda la mano metida. Con la otra mano comenzó a acariciarme el clítoris y eso me encantó. Un puño casi dentro y mi punto estimulado, estaba siendo muy placentero. Me revolvía, abría mucho mis piernas, de vez en cuando me molestaba lo que hacía pero ganaba el placer. Me dió la vuelta hacia un lado mientras una pareja se ponían en la colchoneta de al lado, mirando como tenía mi coño repleto. Marcos seguía y a mi me estaba encantando. Me dijo que me colocara a cuatro patas, empezó a maniobrar desde detrás. Empujó mi cabeza y mi tronco hacia abajo, yo me mantuve un poco elevada por que quería mirar en el espejo de la pared y vernos pero no me lo permitió. “Sabes como me gusta, zorra”, me dijo volviendo a empujarme hacia abajo mientras su mano volvía a entrar casi entera en mi agujero. Follada por una super mano, comencé a tocarme el clítoris y llegue a correrme. Las convulsiones de mi coño las estaba sintiendo su mano y me encantó. Para celebrarlo me dio un cachete en el culo, contundente, de los que suenan muy bien y nos reímos. A la pareja que había al lado le hizo gracia, también comenzó a reír y él hizo un comentario, algo así como: “¡¡Que bien suena ese culo!! ¿a ver este?” Y empezó una competición de cachetes entre los dos a nuestros culos al de la chica y al mío. Hasta que el otro hombre se le ocurrió invitar a Marcos a cachetear el culo de su chica. Lo hizo, no sonaba tan bien como el mío jajajajaj. Pero ahí aprovechó, según estaba a cuatro patas con su coño hacía mi también, a meterle la mano entre las piernas. Ella no se movió, se dejó hacer, estuvo unos segundos entreteniendo las manos de Marcos en su coño mientras su chico y yo mirábamos desde lejos y cuando se volvió hacia mí le dijo a él que no había probado el mío. Nos reímos, me coloqué a cuatro patas y deje que me diera un cachete que sonó bastante bien y después hizo lo propio, meterme mano también. Yo estaba bien abierta y no le costó detectar mi humedad. Me empezó a meter los dedos con maestría, me gustaba, mientras tanto Marcos y la chica se tumbaron a mi lado y veía como ella se enganchó a su polla. Intercambio de parejas, total.

Le pregunté al chico si le gustaría comerme el coño, me dijo que si, tumbado ya, me senté en su cara. Subía y bajaba mi pelvis para acercar mi clítoris o alejar según me iba gustando. Se le ocurrió la brillante idea además, de meterme los dedos mientras tanto, así que en pocos segundos me había corrido como una bestia. Lo grité, quería que Marcos se enterara de que lo estaba gozando, grité que me corría y solté todo mi flujo sobre la cara de ese chico. Mmmmm me había gustado mucho.

Descabalgué de su cara, me acerqué a nuestras respectivas parejas. Ella estaba tumbada y Marcos iba a proceder a comerle el coño. Le aparté levemente, quería probarlo. Podíamos compartirlo pero quería ser yo la primera. Le miré, me miró riéndose mientras me decía “lo quieres, eh cabrona?” y le di un pequeño codazo quedandome delante de él con mi lengua fuera acercándola a aquel chocho tan apetecible. En cuanto posé mi lengua en él, ella se estremeció. Marcos estaba mirando con atención y me apartó para seguir él aunque volvió a cederme el sitio por que me dijo que a ella le estaba gustando mucho como se lo estaba comiendo. Al poco, Marcos no se conformó con mirar y siguió él con ese coño mientras yo subía a las tetas viendo como se besaban la otra pareja.

Él me preguntó si quería que me follara, y le dije que sí, así que buscó un condón, me tumbé boca arriba, como él quería y me deje follar por esa verga mientras Marcos seguía con el coño de ella.

Que te meta la polla alguien que no sabes ni como se llama, es muy excitante, sobre todo si tu pareja está ahí mirando y también está en lo más íntimo del ser de la chica sin saber como se llama tampoco. Los nombres, a qué te dedicas, dónde vives… son preguntas que carecen de interés cuando hablas del deporte más antiguo del mundo. No sabes como te va a follar, si va a hacerlo deprisa, despacio, va a tocar tu punto rápido, o no…. pensar en eso son breves segundos. Cuando te ves con la polla dentro, nada más quieres que meta y saque, que entra y salga, dura, que no se le baje, que embista con todas sus ganas mostrando ese instinto salvaje. Me encantó su polla, estaba muy dura y me follaba muy bien. Oía los gemidos de su chica mientras tanto, Marcos le estaba dando mucho, mucho placer, es todo tan excitante!!! Con esa polla dentro me corrí, también lo grité. Había dos parejas más que habían llegado, no se muy bien cuando pero oirles gemir y follar hizo que alcanzara el orgasmo con esa polla dentro. Ufff…. buenísimo!!!

people-3755342_1280.jpgEl chico se tumbó y se la chupé, la cogí con mi mano, la subía, bajaba con mi lengua y mi boca dando placer. En algún momento me pedía que parara porque parecía que estaba a punto de correrse. Entonces fue Marcos el que buscaba un condón para follarse a esa hembra. Se lo colocó, le levantó las piernas y vi como su culo se tensaba para follársela delante de mis narices. De rodillas, su fuerza provocaba embestidas interesantes en ella con movimientos de sus grandes tetas. Yo levantaba la vista de la polla de su pareja para mirar ese espectáculo digno de ver. Cuando él me folla a mi, el aspecto es ese….. Ella anunció que se iba a correr, su chico le dijo que lo gritara, que lo dijera… “Grítalo!!!, dilo!! ! y ella obediente dijo en alto, para todos que se corría. Mmmmm

Me acerqué a sus tetas, con mi mano cogí una y con mi boca el pezón de la otra, eran tetas muy generosas. El chico pidió que nos besáramos nosotras, le ponía muy cachondo eso, nos lo pidió varias veces. Jugamos con nuestras lenguas y nos besamos con pasión. Entonces pensé que merecía disfrutar un poco de la polla de Marcos, la quería en mi boca tras haber estado en el coño de esa chica y se la chupe. El también le pidió a ella que lo hiciera y estuvimos chupándosela las dos mientras permanecía de rodillas frente a nosotras. Se que eso le pone muy muy muy cachondo. Cuando vio acercarse la polla del otro, nos dijo que se la comiéramos las dos, tambien le gusta verlo. Estaba muy sensible, estoy segura de que él no quería correrse conmigo y me apartaba la mano o la boca cuando se sentía a mil. Marcos se sentó sobre ella, con su polla en la boca, yo volvía a sus tetas y a sus labios, se estaba poniendo muy cachondo. Su mano estaba en el coño y de repente me dijo: “Que squirt mas bueno!!” con lo que lancé mi mano a sentirlo, noté su líquido caliente, borboteando de su coño, acaricié su clítoris, ella se estaba volviendo loca  mientras mamaba polla. Fue espectacular pero ya estaba extasiada

Su chico le dijo que se iba a correr y ella, como si tuvieran esa consigna le cabalgó con Marcos detrás y yo en la cabeza de él besándolo. Se corrió. Con la respiración agitada y en esa posición él hizo un comentario de que ella no había probado nunca una doble penetración y la postura en ese momento era ideal, pero uno de los protagonistas ya se había corrido. Marcos me miró, arrimó su polla al culo de esa chica mostrando cómo debería de hacerse esa doble, yo me asomé y sentí mucha envidia de ella en ese momento.  Aunque no llegó a penetrarla, paseó su capullo por la entrada de su ano. Mientras, seguro que la corrida de su chico le chorreaba por el coño. Para generar movimiento, sentí un nuevo cachete en el culo y la carcajada de los cuatro fue sonada….Marcos no se había corrido….

Estábamos secos los cuatro, hacía mucho calor allí y decidimos darnos una vuelta para despejarnos. Bajamos los cuatro a la zona de duchas para darnos un agüita y allí siguió el buen rollo. Que pareja más maja!! Así da gusto, la verdad. Físicamente no eran ninguna maravilla, pero eso era suplido con creces por su simpatía y buen rollo. Nos reímos ese rato de duchas también un montón haciendo comentarios sobre cosas que veíamos, parejas curiosas…. y la temperatura del agua.

No soy muy acuática pero el jacuzzi me apetecía… llevaba unos días sin parar, bueno, como siempre jajajaj y necesitaba un momento de tranquilidad. Con mi chico al lado, sería maravilloso, como todo lo que hago con él. Así que, nos metimos con otras cuatro parejas más. Marcos siempre mira todo, me gusta saber que lo tiene todo controlado. Incluso de cosas a las que yo no presto atención, él se da cuenta.

Comentamos cuáles de esas parejas nos daban morbo o podían darnos algo de juego. Yo había mirado el reloj e iba un poco pegada de tiempo. En esta ocasión era yo la de la prisa. Pero él no se había corrido. Debajo del agua masturbé su polla, un tanto fláccida por el calor del agua, pero morcillona. Llenaba mi mano. La pareja que teníamos al lado estaba jugando, las tetas de ella salían del agua cuál islas, apetecibles, húmedas, pezones oscuros… eran muy jovencitos los dos. Marcos me preguntó si creía que si le tocaba las tetas se iba a dejar. Yo, alargué mi mano haciendo que flotaba para provocar un roce. No lo logré. Era muy tarde!!!

“Vámonos!!”, le dije. “Me tengo que ir”. Nos volvimos a duchar y nos metimos en la sauna a secarnos. Dentro, un hombre mayor, solo, con barba de Papá Noel al que saludamos y nos sentamos en el piso superior de la sauna para secarnos. A los segundos entró la pareja que teníamos al lado en el jacuzzi… casualidad… búsqueda… no se. En cuanto pusieron sus toallas y se sentaron, ella comenzó a comerle la polla. A Marcos le dio muchísima envidia y comencé también a comérsela yo. El quería que fuera a por la polla del otro. La otra chica estaba entre los dos hombres y cuando se incorporó agarró las dos pollas diciendo que eso era lo que le gustaba. Jajajaaj a mi tambien!!!! Mi chico lo sabe, así que me dijo que fuera al lado del otro y se la comiera. Que calor!!! la humedad de la ducha se transformó en sudor en poco tiempo pero quería catar aquella polla. Para que pudiera acceder a las dos, Marcos se puso justo enfrente de pie del otro dejándonos a la otra chica y a mi una a cada lado con acceso a las dos pollas las dos. Con lo que empezamos a chuparlas, alternando, coincidiendo, besándonos entre nosotras… disfrutábamos de esos sables mirándose con atención arriba, muy arriba. Hacía mucho calor… decidimos salir los cuatro para irnos a una habitación…. Yo iba muy tarde!!!! pero no pude decir que no!!

Antes de ir a una de los reservados pasamos por la zona de glory hole. A ver quien estaba por allí. Había dos parejas dentro pero muy lejos para ser tocadas. Nos asomamos los cuatro. Ellos miraban mientras nosotras se las comíamos. Marcos estaba muy a punto de correrse pero quería algo morboso. Me dijo que le preguntara a ella si quería probar su leche… así que nos dirigimos a un reservado. Entramos los cuatro, ella se centró en mi chico, chupándosela a fondo y el jovencito de polla grande me dijo que si quería que me follara. “Como quieres hacerlo?”, le pregunté. “Ponte a cuatro patas ahí”, así lo hice mientras se colocaba el condón. Sentí su verga entrar sin contemplaciones en mi coño, estaba chorreando, volvía a estar super excitada por las situaciones y esa polla entró en mi con un brío y una energía que me encantó. Follaba duro, yo lo decía en alto…. “Que bien me follas!! sigue, así dale duro!!! me encanta!!! Aggghhhhhh” Como me estaba gustando.. ni siquiera miraba a Marcos, no sabía siquiera lo que hacía pero yo me encargué de que me oyera claramente el orgasmo que estaba teniendo. Unas cuantas embestidas más y ese jovenzuelo no pudo contener su corrida, su leche fue para mi mientras duraban mis espasmos vaginales que seguro que acariciaban su polla para darle el máximo placer. Cuando eso sucedió oi a Marcos que decía que quería compartir su leche conmigo que nos volviéramos a follar hacia él. Su idea era que se la comiera junto con la otra chica mientras el chico me follaba… pero había llegado tarde… Así que me acerqué gateando, acercando mi lengua y mi boca a esa polla deseosa de darme la leche del placer que habíamos provocado durante toda la tarde. Cuando llegó su lanzamiento puso la polla en mi boca apartándola de la de la otra chica para que fuera para mi. Luego la volvió y se la restregó en la boca…. que golosa era esa chica, se la tragaba todita y además se la restregó por toda la cara. Placer máximo para Marcos, estoy convencida… dos tías en cuatro, comiéndole la polla y echándonos su leche… no puede pedir más jajajajj. El muchacho mientras, se limpiaba y acicalaba la polla y miraba la escena por detrás de nosotras.

Sigue siendo muy tarde… estoy hasta agobiada!!! pero me lo estaba pasando tan bien… antes de irnos me pidió que pasáramos de nuevo por el glory. Venga vaaaaale……

Un señor muy mayor comiéndole el coño a una jovencita muy sabrosa. A Marcos le cambió la cara, ansiaba tocar a esa mujer. De hecho, creo hasta que le daba un poco igual que yo estuviera allí en ese momento. Ese vicio varonil de algo difícil de alcanzar, tocar a una jovencita como aquella. Se puso cachondo de nuevo rápido. El quiere que yo también disfrute y metió la mano por uno de los agujeros para intentar alcanzarla, yo hice lo mismo mientras miraba y le dirigía la mano para que la pudiera tocar. El señor de dentro le dijo que se acercara para que pudiéramos tocarla. Era por propio interés. Cuando yo metí mi mano para tocarle las tetas a esa muchacha él comenzó a tocarme también. Tenía las manos suaves, se lo dije a Marcos con una sonrisa: “Me está tocando!!!” y hacía señas para que entráramos en la sala. Fuimos ganando posiciones. Logró meter la mano en el coño a la muchacha con mis indicaciones, le instaba a que le abriera las piernas y lo intentara. Ella estaba boca arriba y dejaba que el hombre me siguiera tocando para lograr nuestro objetivo. Lo conseguiremos… le dijo a la chica que se colocara de culo al agujero y ahí ya tuvo acceso directo al coñito y al culo, lo tocaba, lo manoseaba, le estaba encantando. Mi postura en cuclillas empezó a hacer mella y me tuve que levantar. Entonces me puse detrás con mis manos en los pezones de mi chico acariciándoselos, como a él le gusta. Estaba muy cachondo, disfrutaba como un loco, lo sentía, veía en él una cara que no conocía hasta ese momento. No había nada más en el mundo en ese instante: la muchacha, mis manos en los pezones de él y su polla dura dura dura.

Se levantó y me dijo que se iba a correr, que tomara la leche. Obediente, me agaché la chupe un segundo y me la dió toda… una corrida brutal teniendo en cuenta que hace pocos minutos lo había hecho en la otra chica y conmigo. Me la tomé, la saboreé con otros dos hombres mirándome en ese pasillo en el que la intimidad la da la poca luminosidad que existe. Estoy segura que el señor de dentro del glory me miró cuando tragaba esa leche de mi hombre. Debería de haberle mirado cuando lo hice, fue un fallo….

Anuncios

13 comentarios sobre “Morbo swinger

  1. Un relato super erotico y muy educativo…a cada relato voy descubriendo como darte el máximo de placer..
    Gracias por esas pinceladas de sabiduría…
    Esperando poder hacerlo contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.