Sensaciones

Es curioso que, dedicándome a facilitar sensaciones y experiencias a mis clientes, muchas veces me olvide de que yo misma también las debo de disfrutar. Y no es que follar no sea una sensación placentera pero cuando alguien te hace sentir cosas diferentes te das cuenta de que no todo lo que haces te llena del todo.

Digo esto por que la progresión de la amistad con Fran en cinco días ha sido superlativa… desde el “hola” del domingo hasta nuestra cita de hoy, miércoles, hemos ido “in crescendo”  sin llegar, además a culminar, ni mucho menos.

Hoy, hablaré de sensaciones, no de sexo, aunque está implícito en los deseos de los dos, creo que prevalece otra cosa… necesidad? puede ser….

Uno de los primeros mensajes que me escribió implicaba que dudaba si yo necesitaba de alguien como él, me dijo literalmente: “pero si tienes 1000 amantes…. que te puedo aportar yo??” Hoy, ya se lo que puede aportarme.

Hemos hablado todos los días por teléfono, incluso varias veces esta semana, sin prisa y ayer por la tarde la conversación subió de tono.

  • Me gustas, me gusta lo que veo, lo que escucho y lo que siento, dijo Fran
  • A mi tambien me va gustando
  • Quiero besarte, lo sabías?
  • No lo sabía pero el mismo deseo tengo yo
  • Me quedé con más ganas de ti anoche, muchas
  • A mi tambien me faltaste un poquito
  • Reconozco que tenía ganas de correrme
  • Y, por qué no lo hiciste?
  • Quería que tu también
  • Y por que no me lo dijiste?
  • Era tarde jajajaj
  • Es verdad, hoy empezaremos antes jajajaj
  • Te lo repito…. tu coño me encanta!!!
  • En directo, gana un montón
  • jajajaj, no me tientes
  • Si, te tiento
  • Uffff
  • Soy provocadora por naturaleza
  • Sabes?, me noto la punta mojada
  • Mmmmm…. y hacía mucho que no te pasaba?
  • Anoche
  • y antes de anoche?
  • Hace unos días hablando con una amiga, nos pusimos calientes… ¿Te puedo llamar?

Sonó el teléfono y cogí la llamada, la conversación se estaba poniendo interesante y no nos apetecía escribir. Él se había quedado solo y yo también podía hablar. Nos pusimos un poco serios hablando de los deseos de cada uno, de lo que aspirábamos a encontrar y pactamos que íbamos a dejar claras desde el principio todas nuestras intenciones. Le hable de que me encantaría encontrar a alguien especial pero que, si así fuera en algún momento, no sé si tomaría alguna decisión en cuanto al cambio de vida que llevo ahora mismo y él me dijo que hay veces que no hay que tomar decisiones, la vida las toma por ti.

Me encerré en la habitación para hablar. Su voz me envuelve, su tono es cálido, cariñoso, seguro, con un punto de timidez que compruebo soltando de vez en cuando lo que me gusta de él y responde con una sonrisa vergonzosa, poco, pero lo justo para ser encantadora.

Mi coño empezó a fluir desde que empecé a hablar con él y en mi manera de hablar tiene que notarse algo, que le excita. Lo puso en mi conocimiento, me dijo lo dura que tenía la polla. Le pregunté qué era lo que le apetecía hacerme y me dijo que le encantaría tumbarme en la mesa que tenía delante y follarme el coño por detrás. Con mis manos sobre la mesa. Me follarías duro o suave?, le pregunté. No lo dudó, “duro, te follaría muy duro, estoy a punto de correrme y deseo hacerlo, así que no perdería el tiempo y te metería toda mi polla hasta el fondo, sacando y metiendo deprisa hasta que tú también te corrieras”

Mmmmm que cachonda!! Le dije que si seguía diciéndome esas cosas me iba a correr. Mi respiración se agitó, los jadeos al teléfono deben de sonar muy bien por qué al segundo Fran también comenzó a respirar fuerte, estábamos muy excitados los dos. Le dije que me follara duro, que me diera con su polla en el fondo de mi coño, dándole duro y a los pocos segundos los dos jadeamos con fuerza y nos corrimos a la vez…. un preludio de lo que puede ser un rato de cama juntos. Para mi, una señal fantástica.

Hoy nos dimos los buenos días, diciendo lo poquito que quedaba para vernos las caras y, llegó la hora. Esperé yo, llegué antes y, ensimismada en un mensaje de trabajo no me di ni cuenta de que se había acercado a mi mesa y ya estaba dejando las cosas en ella. Levanté la mirada, sonreí y me levanté para recibirle. Curiosa manera de hacerlo…lo hemos hecho con un abrazo, un super abrazo con un beso en la mejilla, como si dos amigos que hace mucho tiempo que no se ven se hubieran reencontrado. A partir de ahí, las sensaciones han sido maravillosas. Hay una frase que he leído hace poco que me encanta y es “Abrázame tan fuerte que eso sea capaz de romper todos mis miedos”, pues eso ha pasado, hemos hecho nuestra propia burbuja donde nadie más había alrededor. Hemos hablado de todo, nos hemos reído, disfrutado de la comida, sin prestarle ni la más mínima atención y el postre lo hemos compartido.

people-2563426_1280.jpgSe ha dado cuenta de que me había manchado un poco el vestido justo en mi teta izquierda y ha acercado su mano a frotar la mancha, luego ha cogido un poco de agua en la servilleta y ha seguido frotando, metiendo por dentro del vestido su mano para poder manejar la mancha mejor. Me ha encantado sentir su mano dentro de mi ropa. Quería tenerlo más cerca… le he invitado a sentarse a mi lado para que me oliera (le encantan los olores, es un poco fetichista aunque dice que no ha tenido oportunidad de desarrollar ese fetiche… yo le daré la oportunidad de hacerlo), y así tendría una excusa para besarle. Tengo tantas ganas de hacerlo!! Necesito su contacto así que, después de rechazar mi invitación, cojo su mano, para sentirle.

He jugado a mirarle a los ojos durante todo el rato, él no me aguantaba la mirada, esquivaba y se lo he dicho… “No me aguantas la mirada” y él me ha contestado “¿Quieres que lo haga? … “Por supuesto”, le he contestado y hemos mantenido nuestros ojos conectados por un buen rato. Cuando ha bajado la mirada ha sido para llevarse a la boca dos de mis dedos, besándolos, lamiéndolos, alentándolos para hacerme sentir que los deseaba, me ha transportado a un sitio donde estábamos solos él y yo y toda su excitación la transmitía a través de mis dedos. He empezado a acalorarme, mi respiración se ha acelerado, su leve calor en mis dedos ha pasado a todos los poros de mi piel, multiplicándose. Le he deseado muchísimo más en ese momento, mi tanga ha sufrido una inundación, un tsunami de flujo preparando mi coño para eso que no va a poder suceder hoy. Todo mi cuerpo ha reaccionado, el rubor de mis mejillas seguro que me ha puesto mucho más atractiva, pero apenas me miraba, sus ojos estaban dirigidos hacia abajo, hacia mi mano, pero estoy convencida de que por su rabillo estaba percatándose de todo lo que me estaba sucediendo. No he controlado mis instintos… sí mis movimientos y los sonidos que en ese momento mi cuerpo pedía hacer pero solo he respirado más deprisa y he bajado la cara para llegar a un orgasmo mudo para el mundo pero que gritaba para nosotros dos. Cuando me ha mirado… he susurrado “MAGIA!!” y he sonreído para él.

Hemos pagado la cuenta y hemos ido al baño los dos a la vez…. qué incitación esa puerta abierta del baño de minusválidos junto a las otras dos puertas!!!. Fran me ha ignorado en mis pensamientos… los ha leído, estoy segura… ha habido un momento que incluso él ha querido decirme que lo hiciéramos, que nos olvidáramos del mundo un rato en ese servicio pero no ha sido así. Todo esto en segundos….se iba a su servicio cuando le he enganchado y le he probado, he besado sus labios que tanto necesitaba desde hacía un rato. Ha interrumpido esa pasión una chica que quería ir al baño y ha aparecido tras nosotros haciendo que Fran pegara un brinco y disimulara que nada estaba pasando.

Cuando hemos estado frente a frente el uno del otro en la calle, me ha mirado, ha apartado el pelo de mis hombros y volviéndome a besar me ha dicho: “¿Sabes que nos tenemos que seguir viendo, verdad? yo le he contestado que tenía claro que si, que teníamos que hacerlo.

  • No me has olido, le he dicho
  • Es verdad, no lo he hecho pero no ha habido ocasión
  • Hazlo!!

He apartado de nuevo el pelo de mi cuello y ha acercado su cara suavemente, llevándose para él parte de mi esencia. Cuando noto que algo gusta a un hombre de mi, también me gusta a mi. Me ha vuelto a invadir un placer en grado sumo. He sentido mucho placer. Abrazándonos y con mi cara metida en él, escondida, abrazados y con sus manos trasladándose por mi espalda he vuelto a sentir otro orgasmo que tengo impregnado en todo mi ser hoy…. el abrazo con el que nos hemos despedido y que augura el inicio de algo muy interesante… muy, muy interesante.

Anuncios

5 comentarios sobre “Sensaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.