Disfrutonas

563127D3-C19B-494B-9C97-9FCB2D3C14DB.jpegTodas las mujeres que han pasado por mi vida sexualmente hablando me las he encontrado en el día a día. No es fácil, pero así ha sido en mi caso. Cuando me doy de alta en los perfiles de las páginas de contactos siempre indicó que soy bisexual y en alguna ocasión si que he andado a la búsqueda de mujeres, pero es muy difícil, mucho más que con los hombres, ufff…pereza me da.

Así que, normalmente son ellas las que contactan conmigo, pero ninguna conversación llega a buen puerto. Cuando los hombres me contáis estas cosas, os entiendo perfectamente.

Con Marta todo fue diferente desde el principio. Leía a una persona vital, divertida, ocupada….como lo estamos todos pero curiosa, muy curiosa. No había estado nunca con una mujer y era algo que le apetecía mucho descubrir. En su busqueda, tal y como me sucedía a mi, me encontraba con mujeres que buscan a otra mujer para compartir con su hombre, pero eso no es lo que queremos. Es curioso los diferentes derroteros que toman las conversaciones entre mujeres aunque estes hablando de que te apetece probar con ella en la cama, terminas hablando del tono de tinte de pelo que llevas y que te gustaría cambiar un poco. Cosas curiosas….

Ella me preguntaba si me acostaría con ella, sin tener experiencia y yo le decía que encantada…que eso me daba mucho más morbo aún. Había que buscar un hueco.

Después de unas semanas saludándonos, preguntándonos qué tal, un día le dije que podría quedar el lunes siguiente cuando ella saliera de trabajar y, le vino bien.

Quedamos en un bar, pero ella me espero fuera. No nos habíamos visto en foto siquiera, nos habíamos descrito pero nada más y allá que fuimos a nuestra cita a ciegas. Bastante alta, pelo largo negro, con curvas y con mucha alegria en la cara, me sonrío nada más verme, sabíamos quienes éramos, nos dimos dos besos y entramos en el bar. Nos sentamos en una mesa del fondo, nos quitamos los abrigos y pedimos algo de beber. Estábamos sentadas frente a frente.

Comenzamos a hablar, un tanto tímidas al principio pero enseguida cogimos confianza. Ella me gustaba, su enfoque de la vida, muy parecido al mío, aunque ella está casada y tiene sus limitaciones. En la página en la que nos conocimos, es inevitable haber coincidido con algunos hombres en conversaciones, pero, al ser tan activas las dos, enseguida nos dimos cuenta que también habíamos compartido algo más que conversaciones con alguno de ellos. Que morbazo!!

Me contó que con alguno ya tenía algo especial y que le gustaba repetir con él y yo también le dije que tenía a alguien que me ponía mucho y que también estaba por la página.

Yo le había contado a Rodrigo que había quedado con ella y cuál era su nick para que supiera quien era, así que la noche anterior le había mandado un “hola” de nuevo, por qué ya había hablado alguna vez con ella y coincidíamos en que era una chica que parecía muy divertida. A ella se lo dije, que él le había enviado un saludo y que era estupendo en la cama. La pregunta inevitable:”¿ te importaría que me acostara con el ? Sabiendo que es especial para ti no me gustaría hacer nada que te molestara”….. Me reí…. el sentido de la propiedad sigue arraigado en nuestras creencias….”si él quiere y os gustáis, no tengo ningún inconveniente en que eso suceda. Date cuenta de que si no eres tú, será otra. Por lo menos si eres tú, me lo contaréis y lo disfrutaré también” entonces, nos reímos las dos.

Seguimos hablando animadamente de los hombres, de lo que nos gusta en la cama, si éramos clitorianas o vaginales, que ninguna de las dos folla si no es con condon…. cosa que se agradece saber y que llegado el momento podríamos compartir hombres en la misma cama, es decir…juntar a nuestros sementales para organizar una orgia si se diera el caso. Nos encanta follar a las dos, que nos hagan disfrutar y gozar….así que nos denominamos como dos “disfrutonas” de la vida, sin complejos. Pero, primero, nos teníamos que probar las dos solas.

No teníamos ningún plan ninguna de las dos, era ya un poco tarde pero ella me dijo en un momento de la conversación, mirándome a los ojos que le apetecía besarme. Nos mirábamos a los labios las dos desde hacía un rato, la tensión había subido a medida que avanzábamos en nuestra tertulia. Nuestra imaginación, estoy segura, de que iba a la par…. pero no teníamos un sitio…bueno, si, Marta me dijo: “podemos ir al baño” Mmmm…. buena idea. Que fácil es hacer estas cosas con otra mujer!! Vale, pues pagamos y nos metemos en el baño. Eso hicimos….

Me estaba meando, ademas, así que entramos, me metí en el water, orine y dejé mis medias a medio subir, con la falda arriba y mis bragas puestas. Estaba muy excitada. Me asomé por la puerta y le hice un gesto con mi mano para que entrara. El espacio no era muy grande pero tampoco muy pequeño. Depositó sus cosas donde pudo, al lado de las mias y nos sellamos en un profundo beso. Las dos de pie, frente a frente. Nuestras lenguas se encontraron, tenian ganas de hacerlo. Mmmmm que cachonda me tienes!! Una de mis manos asió una de sus tetas, unos grandes pechos que permitió que viera levantándose su ropa. Ahí no pude resistirme a lanzar mi boca a uno de sus grandes pezones. Uffff, que rico!! Amasé con mi mano su teta mientras le comía el pezon, erecto, duro…un leve gemido salió de su garganta. Ella también quería probarme e hizo ademán de levantar mi ropa para ver mis pechos, la ayude y también me comió dulcemente haciendo que mi coño palpitara mientras lo hacía. La cogí la cara y la volví a besar.

Hacia mucho tiempo que no tocaba un coño, tenía ganas. Yo estaba casi expuesta con mis medias bajadas pero ella tenía sus pantalones puestos todavía. Intente meter mi mano en su entrepierna  y ella se desabrocho mientras introducía mi mano para comprobar su humedad….Mmmm, maravillosa…. lubricaba fantásticamente bien, estaba muy excitada y eso me pone a mil por hora. Bajo sus pantalones y bragas hasta la rodilla. Mi dedo corazón follo su coño sin miramientos, entrando hasta el fondo. Entraba, salía, entraba, salía ayudado por sus movimientos de pelvis hacia adelante y hacia atrás mientras nos seguíamos besando. Estaba disfrutando muchísimo pero también pensaba en que estábamos en un baño público y que cualquiera nos podría cortar el rollo, así que decidí que quería hacerla llegar al máximo placer cuanto antes. Acelere mis movimientos, tocando su punto de placer en el interior de su coño. Metí otro dedo más para que se sintiera más llena de mi, cuando sacaba los dedos rozaba su clitoris para subir la intensidad de placer y comenzó a latir, aprisionó mis dedos cuando empecé a notar lo cálido de su líquido, jadeó, bajito, en mi oído. Me causa satisfacción, me pongo muy cachonda y sigo con mis movimientos frenéticos para que consiga llegar a tope cuando, de repente suelta su chorro de gusto. Empapa mi mano, sus pantalones, sus bragas, el suelo…. Me he corrido!! Me dice….mientras no se que hacer con mi mano empapada. No tengo tiempo de pensar mucho por que mete su mano en mis bragas y comienza a acariciar mi clitoris, con dulzura. Ahora no puedo besarla, me apoyo en su hombro y dejo que haga. Un poco más abajo, le digo, la dirijo la mano…pienso que es normal… no ha estado nunca con una mujer y todas no nos tocamos igual. Pero va a encontrar mi punto, un poco más abajo. Lo encontró!! Me acelero, pienso….la situación, su squirt, sus tetas, sus besos, su mano en mi coño dándome placer. No puedo más que empezar a sentir lo más, mi orgasmo. Ya no es ella la que me acaricia, soy yo la que me restriego contra su mano, necesito llegar, me estoy volviendo loca de gusto. Recorre mi cuerpo, mi placer me alcanza y me dejo llevar por el. Jadeo sabiendo que no hay nadie detrás de la puerta, si no, creo que lo habría oído, pero poco me importa. Lo alcancé, me corri, mucho y mi flujo recorre mis labios en demostración de todo lo que mi cuerpo ha sentido en ese momento.

Nos besamos, miramos el panorama y nos reímos intentando salir del baño lo más recompuestas posible, haciendo que no ha pasado nada. Pero, si, si que ha pasado. Dos mujeres deseosas de placer se lo han dado mutuamente disfrutando del momento. Para eso nos hemos denominado “disfrutonas”.

La despedida en la calle se nos quedó corta, nos habría encantado darnos un morreo allí en medio. Nos asíamos con fuerza, nos abrazamos y nos tocábamos con intensidad. Nos quedamos con ganas de mas….pero eso también está bien.

Quedaremos pronto y nos descubriremos despacio una a la otra, contemplaremos en esa ocasión nuestros cuerpos desnudos y sueño con juntar mi coño con el suyo para masturbarnos mutuamente.

Esto sucedió hace un par de semanas, desde el día siguiente Rodrigo y ella mantienen conversaciones bastante animadas y tienen intención de quedar. Veremos en lo que termina todo esto, pero es que …. Rodrigo, también es muy disfruton!!!

Por otro lado, como ha sido mi cumpleaños, Marta y uno de los amantes coincidentes me van a regalar una sesión de placer de los dos para mi. Estoy como loca por que llegue el momento de la cita… os va a encantar que os lo cuente….a que si?

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Disfrutonas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.