Haciendo el amor a larga distancia

Autor: viagramanusa@yahoo.com.mx

Mis dedos, nerviosos, marcan el celular. Permanezco tumbado en el sofá mientras escucho el timbrar de la llamada. Uno…Dos…Tres…Cuatro… La espera se hace interminable zumbido tras zumbido. Finalmente tras diez tonos, ella descuelga el teléfono al otro lado de la línea. Permanece un instante callada antes de responder.

-Hola, cariño, ¿eres tú?

– Claro que sí mi vida. ¿Esperabas que fuera otra persona?

-Bien sabes tú que no. Estaba esperando tu llamada. Tengo ganas de ti. – Dime, amor, ¿qué llevas puesto hoy?

– Hoy me puse para ti un camisón de color rojo con un gran escote, que sé que te gustan mucho. Debajo me he puesto unos choninos de encaje también de color rojo. ¿Y tú?

-Me excitas mucho con lo que traes puesto amor, Mira traigo una camiseta suelta de algodón de color blanco y un calzoncillo tipo bóxer de color negro.

– Mmmm, me encantaría verte así vestido. Tenerte cerca para tocarte y que tú me toques a mí.

-Pero para que me toques, tienes que estar aquí. ¿Quieres que me lo toque por ti?

– Siiii, por favor cielo, tócate tu intimidad.

-Ya me lo estoy tocando, me gustaría que pudieras verme… ¿Tú te estás tocando?

– Mmmm, sí, estoy acariciando mis senos. Los pezones se me han puesto duros de repente solo de imaginarte sobándote tu intimidad.

– Amor, ¿tienes el manos libres puesto?

– No, no quería hacer mucho ruido. ¿Quieres que lo ponga?

-Me gustaría. Quiero que mientras acaricias tu pecho te quede la otra mano para acariciar tu intimidad.

– Ya está cariño. Ahora estoy tocándome tal y como querías. Me gustaría que pudieses verme.

-Y tú a mí amor, y a mí. Cuéntame cómo lo haces para mí.

–Acabo de meter la mano bajo mis choninos y me estoy acariciando. Imagino que eres tú el que lo haces. Son tus manos las que me hacen estremecer. Acerca tu boca a la bocina para sentirte cerca y poder pensar que es tu mano la que está entre mis muslos, entre mis piernas, y tus dedos abren mis labios vaginales

– Amor te estoy imaginando tumbada en la cama, con las piernas abiertas y mi rostro ante tus labios vaginales, tocándolos con mi lengua, besándolos con mis labios, y mi boca sedienta de tu miel.  

–Mmmm, qué rico… ¿Quieres que me meta un dedo?

-Siii, lo estoy deseando, hazlo para mí

–Ohhhh, qué rico…Estoy muy mojada, no sabes lo caliente que me pones… ¿te estás masturbando?

-Bien sabes que si estoy haciendo. El solo de pensar en cómo te acaricias tú, hace que se me ponga duro. ¿Quieres escuchar cómo me masturbo?

–Por favor, hazlo, ahhh…

Acerco el teléfono a mi pene y dejo que ella escuche el sonido que hace mi mano al moverse sobre mi ardiente órgano. -¿Lo escuchaste, cielo? Quiero escuchar lo mojada que estás. Escucho a través del teléfono el ruido que hace su dedo al entrar y salir de su vagina, y el ruido peculiar al reventarse las burbujas de su humedad, lo que me pone todavía más caliente.

–¿Has oído como me pones? Estoy húmeda, escurriendo, Ojalá estuvieras aquí…ahh….ohhh… y pudieses penetrarme…agggg…ahahahahahahaha.

-Me encantaría, te la metería hasta el fondo hasta hacerte gritar, pujar, gemir

–Síiii, así…aggg…ohhh, ahahahaha…cuéntamelo…cuéntame cómo lo harías…

– Te penetraría con todas las fuerzas de mí ser.  Me gustaría comerte tu intimidad, tener en mi boca para saborear mmm…tan delicioso manjar, sentir como te corres en mi boca mientras me pides más y más….uffff.  Dime lo mucho que te gustaría sentir mi pene dentro de ti…

–Siii…ahhhh…si….me encantaría…. Creo que dé al sentirla entrar ya me correría….ohhhh….qué bueno…estoy a punto….de correrme… ¿y tú, amor?

-Sí, mi vida, noto como sube mi leche y pienso en lo bueno que fuese derramarla dentro de ti…

–Aghhhh…si…sii, así…ohhh ….Me corrooooo, me vengoooooo ohhhhh, ahahahahahahahahahahahahahahahaha. Amor ya terminé, ya terminé, Ohhhh no. Ahahahahahahahahahahahahahahha.  

Y escuchando los gemidos de ella, mi leche sale borbotones. Ahahahahahahahahahaha. Quedo rendido en el sofá, me tiemblan mis piernas. Los dos sudando, los dos recuperando la respiración. Le susurro a ella una frase sencilla y sensual -Te quiero mi amor.

–Y yo a ti. No me sueltes, no cuelgues. Quiero disfrutarte, sentirte, desde la distancia.

Aquí estoy, piensa que mis manos soban tu intimidad. Mi lengua toma tus jugos y tu tomas mis lácteos, y te abrazo, te acaricio, te beso tiernamente.

–Buenas noches, mi vida. Ha sido un momento maravilloso. Hicimos el amor muy rico.  

Si amor, hicimos el amor a larga distancia. Un momento inolvidable.

–Te amo. Un beso, adiós. Buenas Noches.

Yo también te amo. Cuídate. Hasta pronto cariño, buenas noches.

¿Quieres tener una noche igual? Escríbeme a: viagramanusa@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.