Una Nacho de verano

Simpático, delicado, prudente… así es Nachin80… Después de unos días manteniendo conversación por el chat y decidida nuestra cita para conocernos personalmente, se animó a escribir lo que le gustaría hacer conmigo durante la noche que nos veríamos por primera vez… Si quieres, léelo y luego sigues con mi historia y decides si se quedó corto o superamos las expectativas jejejej

Imaginando una cita con Estefanía

Dos días antes me preguntó si podíamos hablar para oírnos las voces. La conversación fue fluida… habla muchísimo jajajaj pero es muy divertido, muy normal, vaya!

Por nuestras conversaciones enseguida nos dimos cuenta de que podíamos congeniar, nos gustaban las mismas cosas, nos encanta el morbo a los dos, él también es bisexual y tiene la mente muy abierta… así que a mi, me encantó. Me encantó porque ahí puedo explorar una parte nueva de la sexualidad que ningún hombre me ha permitido hacer todavía y en la que tengo mucha curiosidad. Poder estimular su punto G a través de su ano, plantearnos un trío con otro hombre o incluso con un transexual!! Qué gran idea tuvo Nacho con eso y a mi, ni se me había pasado por la cabeza nunca… Pero creo que eso será otra historia muyyyy interesante.

Bueno, vamos a la cita… había nervios por parte de Nacho, creo que muchos. Tenía muchas ganas de conocerme, yo a él también pero él me lo decía a menudo durante los días anteriores. Que, qué nervios, que, qué ganas… Llegó la hora y fuimos puntuales los dos, bueno, yo me retrasé cuatro minutos y ya me estaba escribiendo para ver dónde estaba jeje.. es impaciente. Me había dicho que estaría esperándome en la puerta del restaurante con unos vaqueros y una camisa de cuadros y que se había tenido que poner las gafas porque no tenía lentillas. Pues, allí estaba! Le vi cuando pasé con el coche para aparcar, me bajé y fuí hacia él con mis zapatos de tacón, mi vestido minifaldero con escote y mi mejor sonrisa pintada de carmín rojo con mi pelo suelto, al viento.

El restaurante, en un sitio fuera del mundanal ruido de Madrid y para ser viernes, muy poca gente. Cuando nos sentamos en la mesa Nacho me dijo: “Vaya mala suerte. Este maitre se había ido y ahora ha debido de volver a trabajar, creía que ya no estaba… Es que yo solía venir aquí con mi mujer y nos conoce” Vaya!!! pues lo de meternos mano por debajo de la mesa… ¡¡descartado!! jajajaj bueno… veamos a ver como transcurre la conversación… Pedimos cena para compartir, yo no tenía mucha hambre y él tampoco. La cena era la excusa para no irnos directamente al hotel, que él ya había reservado porque tenía claro que nos íbamos a caer muy bien (¡¡qué presión!!, jajajaj) a mi me gusta primero conocer, aunque sea por un breve espacio de tiempo, hablar… aunque, si quedo, siempre es porque creo que voy a tener afinidad con esa persona y me va a gustar. No hay que obviar que antes de esto ha habido más de una línea en un chat, conversaciones de todo tipo y alguna que otra foto nos hemos dejado ver.

Captura de pantalla 2018-10-23 a las 13.31.52.pngNacho estaba muy sorprendido conmigo y me lo hacía saber. “Me encanta poder hablar contigo de todo lo relacionado con el sexo sin tener que disfrazarlo de ninguna manera. Las mujeres no soléis entenderlo como lo entiendes tú y eso me gusta, pudiendo hablar de todo con total naturalidad” y es que, así soy yo.

Nacho está casado y con muy buena relación con su mujer, sexo bueno, pero no el suficiente, le gusta más, le gusta el morbo, las situaciones diferentes, experimentar, encontrar… y me ha encontrado a mi! Cuando terminamos de cenar me preguntó que si me apetecía una copa en el mismo sitio, en la zona del bar y le dije que sí… nos dispusimos a cambiar de mesa, a una alta, sobre un barril y con taburetes altos. Primero fui al baño y a la vuelta estaba esperándome y me dijo “Deseo besarte” y lo hizo… larga, pausada y delicadamente pero con pasión, toda esa pasión retenida durante días tanto suya como mía y recordé que le conocían en el local, bien, por eso miraba de reojo de vez en cuando jajajaj “No podía resistirme a besarte, lo siento… llevo deseando hacerlo desde que te he visto” y yo le dije “¡¡¡pero aquí te conocen!!!, no vas a poder volver con tu mujer por aquí!! jajajaj” Qué atrevido… pero eso me dio un morbo terrible. Pensar que un hombre pueda arriesgar algo por querer besarme… buufff me pone!!

Delante de nosotros había un par de sofás con un grupo de chicos jóvenes, nosotros detrás, en la mesa alta y yo me apoyé en el borde de la silla con las piernas abiertas… las piernas nos las tapaba el barril que servía de soporte, bastante ancho. Yo llevaba un vestido corto y debajo un tanga negro, de encaje, precioso, que ya se había empapado. Apareció su amigo en escena a preguntar qué queríamos tomar y él, muy simpático, nos recomendó según nuestros gustos. La copa después de los besos de Nacho, sabía a gloria. A partir del primer beso y de que nos trajeran esas copas y desapareciera su amigo… Nacho hacía un barrido con sus ojos por el local y acercaba sus labios a los míos para besarnos… nos encanta besar a los dos y lo disfrutamos mucho y a mi, de pensar que nos podía ver su amigo, cada vez se me empapaba más el tanguita.

“¿Puedo ver si estás mojada?” “Claro”, le dije abriendo un poco más mis piernas mientras me acercaba a besarle otra vez. Él, despacio y con un ojo puesto no se sabe muy bien dónde  por si aparecía su amigo, introdujo su mano por debajo de mi vestido, lentamente, hasta que notó mi humedad y apartó la mano “ufff, madre mía como estás, Estefanía!!!, vamos ya al hotel?” “Sí, en cuanto me acabe la copa, no seas impaciente”, le dije, para no parecer ansiosa, pero la verdad es que estaba deseando que me magreara entera y sentir su deseo en mi.

El hotel estaba cerca, pero, cada uno en su coche, se hace eterno el camino. Ya en la habitación, él se desnuda. Yo también empiezo a hacerlo pero me quedo con el sujetador, el tanga y los tacones puestos. Me encanta el momento que descubro las pollas de los hombres… La había visto en foto pero no tenía nada que ver.. qué buena es… y me la voy a comer enterita…. y me la va a meter por todos los sitios… Mmmmm “Ven”, me dijo cogiéndome de la cintura y besándome, de pie, delante de la cama para empujarme hacia ella y tumbarme dejándome expuesta para él. Solo pensaba en tenerle dentro, en que se abriera paso en mi, para darme placer… No tardó mucho, nos deseábamos. Me sobó las tetas, me quité el sujetador y los zapatos para subirme a la cama… Creía que me iba a decir que los dejara puestos, pero dejó que me descalzara, luego me quité el tanga, mojado de deseo y lo lancé hacia donde había dejado mi ropa. Cuando estuve desnuda se avalanzó sobre mi, frotando nuestros cuerpos, creando más excitación si cabía, entre nosotros. Con su mano alcanzó a tocar mi clítoris.. Mmm ¡¡qué momento!!! me encanta cuando un hombre toca por primera vez ese tesorito guardado, eso que todas tenemos para recibir los mayores placeres y que solo damos a quien nos apetece dar. Me encanta cómo me toca, mi excitación sube mientras sus dedos entran y salen y tocan y entran y salen y vuelven a tocar… aggggg.. mi primer orgasmo llega… “Me corro!!!“ “¿te has corrido?” creo que no se lo cree del todo que haya sucedido tan rápido… mi flujo recorre mi entrepierna hasta el culo, lo noto lubricado y abierto… le va a encantar follármelo!! “Métemela”, le dije mientras me abría de piernas retorciéndome de placer y esperando sentirle dentro… “no puedo más!!” y lo hizo, vaya que si lo hizo. Apoyó la punta en mi entrada y con un leve movimiento de caderas la calzó hasta el fondo mientras agarraba su culo para ayudarle a que empujara con fuerza hasta dentro, hasta todo lo que daba mi agujero.. Mmm, me encanta… sigue, sigue! más! fóllame así!! y mientras acariciaba mi clítoris y Nacho bombeaba llegué a otro brutal orgasmo mientras le apretaba bien contra mi para sentir toda su polla dentro.

Él sudaba, era una noche que todavía hacía calor y se lo estaba currando, así que se tumbó boca arriba mientras yo terminaba de disfrutar de mis espasmos por el climax alcanzado. Miré entonces hacia él y su erección no permitió que me quedara quieta, me lancé hacia él, me coloqué a horcajadas sobre Nacho e introduje su polla de nuevo dentro de mi, cabalgando arriba y abajo… entraba toda, hasta el fondo, cada vez que bajaba intentaba que entrara un poco más pero los huevos no quisieron acceder a mi cueva.. yo lo intentaba…arriba y abajo. Él tenía su mirada lasciva puesta en mi y me excitaba, mucho, verle con esa cara de disfrute. Me encanta sentirle dentro pero quería probar con él algo nuevo, algo que no había hecho nunca y entonces saque su polla de mi, y bajando la metí en mi boca haciendo una buena mamada… abriéndola muy bien porque la tiene muy grande, ancha y eso requiere que la abra mucho. Después de un par de lametones y meterla hasta el fondo de mi garganta la saqué para poder hablar y preguntarle si me dejaba meterle el dedo en el culo. “Claro que sí, me dijo” “Vale, si te molesta o te hago daño, me lo dices” Mmmm iba a conseguirlo, por primera vez, un hombre me permite jugar con su ano y su punto de placer… así que, con cuidado y mientras volvía a introducir su polla en mi boca, busqué el agujero con mi dedo corazón para meterlo en su culo. Poco a poco fue abriéndose paso, le miraba mientras se la chupaba y tenía cara de placer… Parece que no le molesta lo que le hago, al contrario, así que sigo. Mi dedo entra y sale y mi boca chupa arriba y abajo mmmm le gusta y a mi tambien. Me gusta dar placer y se lo estoy dando. Por un par de veces me avisa que se va a correr pero no puede, serán los nervios… Así que paro y me tumbo a su lado para descansar y que descanse… Así nos podemos decir que estamos disfrutando mucho el uno del otro, nos estamos gustando y volvemos a besarnos apasionadamente.

Deseo su polla dentro de mi otra vez… estoy súper cachonda y se lo digo… No dejan de brotar fluidos por mi coño, así que se coloca sobre mi y me folla otra vez con mucho ritmo, me encanta… deja espacio para que mi mano acaricie mi lentejita… me vuelvo loca… me voy a correr… no puedo más, así, más adentro, fóllame bien… aggg… y, de repente, cuando voy a explotar.. y literalmente, exploto… notamos un chorro que sale disparado hacia arriba y le golpea en sus huevos, cálido, placentero para mi y sorprendente para él, que saca su polla asustado y me deja con medio orgasmo colgada… Había sentido lo que es un squirt en toda regla en sus propios huevos… No se lo podía creer, aunque he de confesaros que yo también me sorprendí. He conseguido squirt de diferentes formas y posturas y, aunque últimamente estoy probando técnicas nuevas, nunca me había sucedido esto follando. Os puedo asegurar que fue una pasada… espectacular, pero claro, la cama quedó empapada. Menos mal que era grande y pudimos apañarnos luego en un rinconcito de ella.

Sorprendidos y excitados, yo casi más que antes… me faltaba polla. Pensé que todavía no había follado mi culo, así que me puse a cuatro patas para dejar que me enculara. Costó que entrara… despacio… pero cuando Nacho vio dentro su polla y mi culo la recibió cálidamente comenzó a bombear rápido, muy rápido.. se volvió loco por un momento… no paraba de follarme y yo sentía sus huevos chocar contra mi coño mientras me tocaba para alcanzar el orgasmo.

“Ahora te toca a ti”, le dije, mientras se tumbaba para chupársela otra vez, escupía en la punta mi saliva, caliente, para rebozarla en toda ella… Estaba muy excitado pero no podía correrse… abrí mi boca y dejé que él se masturbara mirando mi boca abierta con mi lengua deseosa de chuparla y, de hecho, le pegué un par de lametones antes de que me regalara toda su leche a borbotones.

Después de permanecer abrazados un rato con unos cuantos besos me dijo que se tenía que ir, que le encantaría quedarse a dormir conmigo pero que no podía… así que, se despidió y me dejó sola en la habitación de ese hotel con la cama mojada de mi placer y oliendo a sexo del bueno. Mañana por la mañana me masturbaré pensando en la noche que había disfrutado con él. La cama se me hizo grande sin él para dormir pero estaba agotada… Una semana muy intensa en todos los aspectos y sólo era viernes!! Mañana tengo otra cita para tomar el aperitivo y tengo que estar guapa, así que voy a poner el despertador tarde para tener una buena cara y causar buena impresión… ¿Con quién habré quedado?

Lo escibiré…

Anuncios

2 comentarios sobre “Una Nacho de verano

Responder a Estefanía Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.