Mi primera cita con Javier

– Hola Estefania!!

– Qué tal? oye, te acuerdas del hombre que te comenté que quería hacer un trio con nosotras? bien, pues está en Madrid pasado mañana y quiere quedar con las dos, pero yo no puedo… te apetece conocerle? Ël me ha dicho que tiene muchas ganas de conocerte y que si puedes, estará encantado de quedar contigo.

– Ya, pero como voy a quedar sin ti… tenemos que quedar los tres.

– Pero es que se está poniendo muy pesado con lo de conocerte… y me insiste en que te lo pregunte.

– Bueno, yo podría  quedar, si, claro… me apetece, pero seguro que a ti no te importa?

– No, no … yo solo tengo sexo con él, no te preocupes…

– Ahora te digo….

Como me dijo mi amiga Rebeca más tarde… “Tia, te pasan unas cosas más raras. Eso me suena rarísimo jajajajaja”.

Bueno, la que me preguntaba era mi amiga Bea, nos habíamos conocido a través de Juan, mi empotrador favorito porque nos presentó para hacer un trío… y nos hicimos muy amigas… pero esa es otra historia que todavía tengo que escribir….

Bea conoce a Javier desde hace tres años por lo menos, han practicado buen sexo siempre que se han visto y han mantenido el contacto en la distancia por que él vive en Barcelona y ella en Madrid. En la búsqueda de su placer, también quieren hacer un trío y Bea le habló a Javier de mi cuando lo hicimos con Juan; y, desde entonces, tiene muchas ganas de conocerme… ya me lo había dicho Bea en una de nuestras sesiones de cañas de este verano.

Bueno, el caso es que yo no quería saltarme a Bea bajo ningún concepto porque es una tía genial, así que no quería hacer nada que pusiera en peligro nuestra amistad y le pregunté y me aseguré de que no le importaba que quedara con Javier… ¿seguro? seguro… dijo, dándome como la bendición jajajaja.

Pues, vale… Bea me facilitó su email y nos buscamos en una aplicación de chateo para poder hablar y quedar…

– Hola soy Javier, me añades?

Antes de que me diera tiempo a añadir, ya lo había hecho él.

– Hola, claro, que sí.

– Encantado, tenía muchas ganas de conocerte.

– Fenomenal, yo tambien, Bea me ha hablado mucho de ti.

– Bueno, ahora estoy en una terraza en Madrid, vienes a tomar algo conmigo?

– No, a estas horas no puedo.

– Y mañana… te invito a comer…

– Mañana podría acercarme a Madrid, sí ¿sobre qué hora?

– Pues a la una y media más o menos.

– Vale, tengo que hacer cosas en Madrid, te digo mañana a qué hora puedo estar y me dices dónde quedamos.

– Bien…

Su primera cuestión directa tras esa toma de contacto fue…

– Qué límites tienes en el sexo?

Mmmmmm, buena pregunta!!!

– Pues si te digo la verdad, no he encontrado a nadie todavía que se los tenga que imponer…. me gusta mucho el sexo, mucho, mucho.

– A mi también me gusta mucho el sexo.

– ¿Has jugado alguna vez a la dominación?

– No.

– ¿Te gustaría? y si jugases que te gustaría ser ama o sumisa?

– Sí, me gustaría mucho jugar y me gustarían las dos cosas.

– Podemos probar.

– A ti que te gusta, ser amo?

– Sí.

– ¿Nunca has sido sumiso?

– No, pero podemos probar si te apetece que sea tu sumiso.

– Hmmmmm

– Me apetece probar, además eres una mujer alta y fuerte y eso da mucho morbo.

– ¿Me enseñarás?

– Aprenderemos juntos y podemos juntos dominar a Bea, a mi me encanta dominarla es muy buena sumisa, me encanta ella.

– Sí, me gusta mucho a mi también…. que te gusta hacer?

– Me encanta ponerte contra la pared, subir tus faldas, bajar tus bragas por los muslos y darte unos buenos azotes hasta dejarte el culo rojo.

Guauuuuuu… pero este hombre, de dónde ha salido? tres líneas de conversación y ya me dice que me quiere poner el culo colorado… con lo que me había gustado con Juan eso… todavía no había encontrado a ningún hombre que le molara hacerlo… esto promete!!!

Llegó la hora de acostarse y me despedí muy educadamente de él con un calentón considerable y deseando que al día siguiente nuestra cita siguiera para adelante y no hubiera ningún contratiempo… ¿qué bragas me pongo mañana? está claro que tengo que ir con falda …. igual me mete mano directamente en el bar donde quedamos, mmmm… no se arrepentirá, no?… bueno, si no hago el par de cosas que tengo que hacer por Madrid y me vuelvo, aprovecharé el viaje igual. Por la mañana tenía claro que mis bragas y sujetador negro eran la mejor opción bajo un vestido minifaldero con un buen escote que deja entrever mi canalillo …

Mientras iba en el tren le escribí y le dije que llegaría sobre la una y media y que dónde quedamos… tardó un rato en contestar y me generó un poco de ansiedad… y… no se acuerda de mi… poco impacto le he causado, bueno, que le vamos a hacer!!!

Tilin!!! sonó la campana del móvil… es él.

– Bien, pues quedamos a esa hora en la puerta del hotel…. (uno muy famoso de Madrid)

– Vale, allí estaré.

– Una cosa… ¿llevas falda? ¿cuánto tiempo puedes estar?

– Sí, llevo falda… puedo estar un par de horas, como mucho.

– Mmmmm …. Reservo habitación?

Halaaa… pero si no me conoce!!! cómo quiere reservar una habitación!!

– Pues espera a que nos veamos, no?

– Ok.

– Por cierto, ¿te gustan los clubes liberales?

– Sí, mucho

– Bien… avisa cuando llegues!!

Allá que iba… no sabía a qué, muy bien… pero estaba nerviosa y cachonda. Bea me había contado que era un gran follador y que me iba a encantar pero se me hacía raro ir a conocer a su “gran follador” aunque fuera con intención para hacer un trío con ella… no sé, era todo muy raro pero muy morboso y me pone a mil por hora.

– Ya estoy aquí!!!

– Dónde?

– En la puerta.

– No te veo.

Levanté la vista del móvil y se acercaba hacia mi un hombretón, moreno, alto, vestido con camisa azul clara por fuera del pantalón y arrastrando una maleta. He de decir, que la noche anterior yo le había mandado fotos mías pero el a mi no, así que no sabía cómo era!!! Me fiaba totalmente del gusto de Bea.

– Hola, qué tal?

– Muy bien y tú?

Dos besos nos dimos… y decidimos ir a tomar algo al primer bar que viéramos… ahí mismo no? terracita, tranquila, poca gente y mesa de cristal, para vernos enteros aunque estuviéramos en una mesa sentados los dos… me trajo a la mesa mi cerveza sin alcohol y empezamos a hablar… muy fluido, como si nos conociéramos de más veces, yo le conté, él me contó y llegó un momento que me miró a los ojos y me dijo… “ya estamos hablando demasiado, he reservado la habitación ¿vamos?” pues… vamos!! Nos apetecíamos, mucho… se notaba en el ambiente.

– Conoces este sitio? alquilan habitaciones por horas…  

Estábamos en un barrio muy pijo de Madrid y nos acercamos a una puerta a la que hay que llamar al timbre, te abren la puerta… accedes a una recepción y hay una vitrina con juguetes sexuales.

– ¿A qué hora teníamos la reserva? bien, aquí la tengo…

Hotel Byhours - Cita con Javier– Nada de apellidos… nada de DNI… pagas y adelante.. cada habitación con un nombre, unas son más grandes, otras más pequeñas… la nuestra.. cama redonda, jacuzzi, televisión para poner porno, toallas, preservativos, la carta de bebidas y espejos por todos los lados (con lo que a mi me ponen).

Momento tenso porque no sabes muy bien si dejarte hacer o hacer… así que, voy al baño!!

En cuanto salgo se abalanza sobre mí y me empuja contra la pared besándome y metiendo su mano bajo mi vestido Mmm… mano grande, sabiendo lo que hace, baja  mis bragas hasta la mitad de mis muslos y mete sus dedos en mi húmedo coño.. ya estaba a tope!! estaba cachonda desde que me había levantado por la mañana…

Verme con el vestido puesto, las bragas por mitad de los muslos, sus dedos entrando en mi con ansiedad y su boca apretando la mía mientras nuestros gemidos iban subiendo de tono… me puso a mil por hora y llegó mi primer orgasmo… buah, fue brutal.. mucho placer.. abría mis piernas y me agachaba y levantaba arrastrando mi espalda contra la pared, creo que tenía un mando de la luz o algo así pero me dio igual… seguía sintiendo placer, por un momento creía que iba a salirme un squirt pero Javier no fue a por él, intenté que saliera pero no tocó en el sitio… bueno… eso lo pensé en un segundo porque de seguido vino el orgasmo, el segundo orgasmo con su mano dentro de mi coño, del que borboteaba mi flujo.

– Mmmm, me encanta tu coño, me dijo.. que rico… vamos a desnudarnos.

Él lo suyo y yo lo mío, nos quedamos en pelotas, me senté en la cama y esperé a que colocara su ropa sobre la maleta para abalanzarse sobre mí y sobre esa cama redonda, blanca, con un par de cojines al lado de un jacuzzi con luces, vacío.

Me hizo ponerme de rodillas en la cama enfrente de él, él también lo hizo y comenzamos a besarnos, gimiendo, lamiéndonos, con nuestras manos en nuestros sexos… qué buena polla!!! grande, gruesa, como a mi me gustan … uff esa en el culo le va a costar entrar… se sale un poco de la media jajajaj. Ya me lo había dicho Bea, que tenía una gran polla, que me iba a gustar… y acertó. De frente a mi, comenzó a hacerla bailar, como un badajo, de arriba a abajo.. juntamos nuestros cuerpos y me golpeaba con ella en mi clítoris mientras seguíamos gimiendo. Me tocaba las tetas y me abrazaba mientras me lamía con su lengua por la cara… qué salvaje!!

– ¿Quieres que te folle?

– Sí, fóllame…

– Ponte a cuatro patas.. me coloqué mientras él bajaba de la cama y se ponía tras de mi.

Chorreaba, le deseaba, deseaba tener su gran polla dentro de mi

– Qué bien entra!! Ahhhhh, qué gusto, qué buen coño tienes!!!

Yo gemía mientras me acariciaba el clítoris sintiéndome llena de polla por todos los lados.. mmmm me encanta!! él grita, me pone oírle gritar, disfruta muchísimo de la follada y eso me pone mucho más cachonda de lo que estoy.

– Y ahora te voy a follar el culo, te lo voy a romper.

Pensé, con esa polla no me extraña… me va a romper seguro… pero ¡¡qué bien entró!! como me gustó sentirme penetrada por el culo, estaba totalmente lubricado, le costó al principio un poco pero cuando entró fue maravilloso… entra, sale, entra, sale…

– Córrete, puta!! mira como te estoy follando el culo, tócate y córrete!!!

Sus deseos fueron órdenes, seguía tocando mi clítoris para llegar al orgasmo cuando me dijo: ¿te imaginas ahora a Bea debajo de ti comiéndote el coño? buaaaaa, no pude más y me corrí con su polla latiendo en mi culo.

– Cierra el culo, ciérralo para mi … ahhh qué placer!!!

Pero el no se corrió, quería reservarse para echarme toda su leche … se puso de rodillas sobre la  cama y me puso su gran polla en mi boca, metí todo lo que me cabía de ella… llegaba hasta el final de mi garganta y en la segunda o tercera embestida me dio una arcada.

– Eso es, me dijo, así me gusta… sigue.

Volví a metérmela en la boca, succionando y notando como Javier echaba su cabeza hacia atrás  de placer, mientras sujetaba mi cabeza y disfrutaba con la mamada que le estaba haciendo, más dentro, más y más dentro… otra arcada y tuve que sacarla de nuevo… me encanta dar placer con mi boca a pollas tan grandes y sentir que me llenan… sé que a él le estaba gustando mucho también… gemía, gritaba…. es muy escandaloso… y eso me gusta!!

Ahora se tumbó en la cama boca arriba e hizo que pusiera mi coño en su boca mientras nos volvimos a acordar de Bea.

– Te imaginas? ahora subida en mi polla mientras yo te como el coño a ti?

yo pensaba en eso y en tener sus tetas en mis manos y en mi boca mientras Javier me comía de esa manera tan deliciosa mi coño súper húmedo… notando mi gran excitación en ese momento, aprovechó para azotarme en el culo, salvajemente… no me lo esperaba!! dos, tres, cuatro azotes cada vez más fuertes.. al siguiente tuve que poner mis manos porque me hacía daño pero me gustó, me gustó mucho esa mezcla de placer y dolor y a él también… con su lengua en mi coño sorbiendo todos mis jugos estaba disfrutando muchísimo. Me pidió un squirt para beberlo, le encanta, pero en la posición que estábamos me iba a ser un poco difícil que saliera, así que le dije que no iba a salir. Me di la vuelta y mientras mi coño seguía acompañado de su lengua, me agaché hacia su polla dándonos placer mutuamente.

De un impulso, se puso de pie en la cama y me preguntó que dónde quería que me echara su leche, le dije que por las tetas y en dos movimientos de muñeca, logró eyacular, pero no acertó en las tetas, jajajaj una buena corrida… la siguiente me la pienso tragar ¿habrá siguiente?, bueno, probablemente nos tengamos que pelear Bea y yo por tragársela… no sé si ella se la ha tragado ya, si lo ha hecho, le pediré que me deje hacerlo.

Nos tumbamos exhaustos uno al lado del otro diciendo lo bien que nos lo habíamos pasado y mirando hacia el espejo que había enfrente de la cama.. parecía un cuadro. Javier me dijo que le encantaba como se veía mi culo en el espejo, que iba a retener esa bonita imagen… a mi también me gustó lo que veía. Dos amantes que lo habían dado todo y que en pocos minutos iban a ser desalojados de la habitación que habíamos alquilado una hora. El después fue muy divertido, hablando como si nos conociéramos de mucho tiempo… habíamos congeniado muy bien. Si queríamos ducharnos, había que darse prisa, así que nos levantamos hacia el baño y me metí en la ducha.. cuando salí Javier me pidió que meara para él. Me metí de nuevo en la ducha, mirándole, abrí mi coño y noté como salía mi cálido orín y caía entre mis piernas con su mirada atenta puesta en ese acto.

– Me ha encantado verte mear… te lo habría pedido nada más entrar en la habitación cuando has venido al baño pero me ha parecido una manera demasiado brusca para empezar jajajajaja.

Cuando salimos a la calle, nos despedimos con un choque de manos al estilo de jugadores de baloncesto y cara de satisfacción diciéndonos que había sido un placer mutuo el habernos conocido y haber pasado ese rato tan agradable.

Javier me dijo que iba a contarle todo con detalle a Bea y que la semana siguiente iba a intentar volver a Madrid para quedar los tres y hacer el trio. Yo le dije que me parecía bien que se lo contara él y luego ya la llamaría yo para hablar con ella.

Así que tenemos una cita los tres… espero que sea pronto porque Javier, Bea y yo vamos a pasárnoslo muy bien… ¿queréis que lo escriba?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.