La doctora

AUTOR: fermatta69

¿Qué me gusta?

– La verdad no sé qué contestarle … me gusta tratar bien a las mujeres … quiero decir… hacerlas sentir mis princesas … suena como una cursilada, lo sé, pero es cierto … me gusta tener detalles inesperados, regalos, sorpresas,  hacerles ver y sentir que son el centro de mi vida. Yo soy feliz cuando les veo felices esa y solo esa es mi felicidad creo que debe ser por la educación que recibí

– En el sexo?

– igual … solo estoy contento cuando consigo hacerles gemir de placer, ese es mi único y principal objetivo, he de reconocer que me gusta verlas bizquear de placer … esa mirada que se le pone a las mujeres cuando alcanzan el orgasmo es la mejor obra de arte … he de reconocer que tiene un punto egoísta no hay mejor amante que una mujer satisfecha …

– puedo ser sincero?

– me encanta un buen 69, el poder notar como ella se esmera comiendo mi polla cuanto mejor le como yo el coño a ella … oírla gemir de placer con su boca llena de mi verga mientras yo le lamo su mojado coño (pocos sabores hay mejores que el océano de una mujer). Me gusta saber que se moja por mi pero no solo cuando estamos juntos me encanta saber que se humedece cuando piensa en mí , ese es uno de mis objetivos en todas mis relaciones conseguir ese punto hacerme imprescindible.

  • Qué cómo lo hago doctora? Acérquese un poco más y se lo digo al oído ………
  • Perfecto… ven aquí acércate un poco más por favor….. Mmm….. me gusta tú perfume.
  • Lo primero y más importante es saber elegir, ¿recuerdas cuando te vi. La primera vez en la reunión de padres? … estabas preciosa … si no recuerdo mal y no lo suelo hacer vestías un traje de chaqueta igual que ahora … por cierto quítate la bata  quiero verte mejor … muy bien te la dejo aquí … como iba diciendo llevabas un traje gris con una camisa de color fucsia la falda te llegaba hasta las rodillas, las medias eran negras y calzabas unos zapatos negros, con un tacón de tamaño mediano…. lo ves? …Tengo buena memoria sobre todo para las cosas que me gustan y tú eres una de ellas…
  • He de ser sincero lo que más me llamó la atención fue tú estupendo trasero  ceñido en esa falda, no marcabas mucho pero si lo suficiente notar un perfecto contorno de piernas, de caderas e incluso se notaba la marca tus braguitas igual que ahora … por cierto reclínate sobre la mesa quiero verlo mejor ahora que lo tengo para mi solo.
  • Perfecto eres una buena chica.
  • Quítate la chaqueta no nos va a hacer falta para nada… me encantan este tipo de faldas que se pueden levantar tan fácil … lo que pensaba …. Un culo perfecto cariño y me gustan las marcas que te dejan las braguitas … las marcas me gustan pero ya te irás dando cuenta de ello…
  • ¿Seguro que era la última visita que tenías hoy?

Si? …. Entonces empecemos

– Sabes algo que me encanta? hablar … quiero decir … me gusta decir lo que te voy a hacer, lo que deseo, lo que siento y también me gusta oír lo que sientes …. por supuesto cuando puedas hablar …. Habrá ocasiones que tendrás la boca demasiado llena para hablar pero no te preocupes que ya te comunicaras de otras formas, tu cuerpo transmitirá tus deseos y ganas y yo sabré captarlo… Como te dije me gustan las marcas y me gusta acariciar y besar esas marcas así que te voy a ir bajando estas blancas braguitas hasta los tobillos… Quieta por favor! No hagas nada …. Muy despacio.. me gusta ir descubriendo poco a poco lo que me voy a comer ..

– Precioso coñito mi vida, me gusta esa fina línea de pelitos que tienes … tienes unos labios preciosos gruesos muy marcados y de un color rosa brillante delicioso debe influir algo que estés completamente mojada… me gusta y todavía me gusta más ver tus vellos de punta … ¿nerviosa? … lo imaginaba …. Vamos a separar estos preciosos labios un poco a ver lo que veo …

– Quieres saber una cosa? … te voy a hacer la mejor comida de coño que te han hecho en tu vida ….

Noto como es oírlo y echa el culo hacía atrás para acercármelo, me arrodillo y abro esos labios, los lamo separándolos solo con mi lengua, tiene un sabor fuerte delicioso, meto mi lengua hasta el fondo está realmente mojada, con el dedo índice le rozo ligeramente el clítoris, empieza a temblar ligeramente… no quiero que se corra todavía, abro los cachetes del culo y lamo ese delicioso agujero, meto y saco mi lengua, aprieto bien los cachetes de su culo y doy mi primer azote…. La oigo gemir.

Date la vuelta, túmbate sobre la mesa y abre las piernas …. Me gustan bien abiertas que pueda ver bien el coño y las ganas que tienes ….

Tengo la barba llena de sus líquidos, me relamo mientras me mira, le digo que se desabroche la camisa (solo desabrochar) se ve un sujetador blanco con puntillitas  igual que sus braguitas las cuales utilizo para secarme un poco la barba, no es buena idea están empapadas.. la descalzo y cojo su pie derecho, lo guio hasta mi entrepierna y por encima del pantalón lo apoyo para que note mi excitación … ella sonríe… no deja de hacerlo mientras acerco mi cara a la suya, por primera vez la beso mientras sujeto sus hombros, levanta la cabeza para quedar a mi disposición, acaricio su nuca. Me apoyo sobre ella. Muerdo sus labios, los estiro, nuestros alientos se juntan, acerco mi boca a su oreja, muerdo su lóbulo, mueve su cuello hacía un lado para facilitar mi camino… mi lengua entra en su boca, nuestras lenguas se acarician se rozan un poquito y luego se entrelazan jugando, haciendo círculos infinitos una alrededor de la otra, como si se persiguieran. Con mis manos le quito la camisa y bajo los tirantes de su sujetador ahora cuelgan a cada lado de sus hombros. Bajo hasta su cintura recorriendo sus costados al volver a subir le quito el sujetador sus redondos pechos quedan desnudos frente a mi , me separas un poco para verla bien. Sus pezones pronunciados y oscuros están duros. Se ruboriza pero mantiene su mirada fija en mí. Miro su sexo … palpita. Lo recorro con un dedo de arriba abajo lo saboreo de mi dedo y le ordeno

  • Tócate para mí.

No se hace de rogar baja su mano derecha y comienza a masturbarse lenta y firmemente, se va animando, con el dedo índice acaricia el clítoris cada vez más fuerte y más rápido, mientras su mano izquierda la utiliza para apretar sus pezones, poco a poco la mano que acaricia el coño va subiendo el ritmo, empieza a emitir pequeños gemidos abre sus me mira fijamente y respira cada vez más fuerte, todos sus gestos se vuelven lascivos, saca la lengua y lame su boca, se acerca al orgasmo, comienza a chuparse los dedos de la otra mano como si de una polla se tratara. Desabrocho mi pantalón y lo dejo caer mi polla se marca perfectamente a través del calzoncillo tengo una erección de campeonato, mi querida doctora sigue tocándose pero no aparta la mirada de mi bulto, dirige sus pies hacia mi y me empieza a rozar por encima de la tela. Empieza a correrse, su mano empapada aprieta el coño y tiene una primera convulsión,  se da pequeños toques en el clítoris mientras emite grititos dando pequeñas sacudidas….

–  Me encantas doctora… ya eres mía…. De rodillas!!!

No se hace de rogar y se arrodilla ante mi mirándome con autentica lujuria en los ojos.

– Toda tuya … a ver cómo lo haces

Me desabrocha el pantalón. Poco a poco lo baja. Se lame los labios. Retira lentamente mi calzoncillo y mi polla tiesa salta hacia su cara, no retrocede se le nota en la mirada las ganas que tiene de saborearla. Pero voy a hacerme de rogar un poquito… cojo mi verga dura y le abofeteo la cara con ella

– Te gusta doctora … quieres comer?

Captura de pantalla 2018-09-18 a las 21.27.33Ni contesta … empieza a besarme rodeando mi ombligo. Sin apartar sus ojos de los míos.  Le acaricio el pelo con una mano, la dejo hacer quiero ver como se maneja antes de “educarla” , con una mano me agarra del culo y lo aprieta fuerte. Me gusta. Su respiración empieza a agitarse, pega un lametón a su mano y me agarra la verga.

– Adelante doctora toda suya … veamos lo que sabe hacer

Empieza a lamer con auténtica destreza mis testículos, lentamente sube con la lengua hasta recorrer todo el glande, comienza a introducírsela en la boca llena de saliva…. Ummmmm… la chupa bien, la deglute con ansia. Cada vez que se la mete en la boca me baja el glande y cuando la saca me lo sube, tengo la polla llena de saliva, para un poco y la mira embelesada, se la saca y se relame con cara de vicio.

– Eres una buena mamona querida doctora, quien lo iba a suponer.

Parece excitarse aún más con mis palabras (me gusta y tomo nota de ello), comienza a chupar con más ansia concentrándose en el glande y en mi frenillo. Sabe cómo chupar una polla, con su lengua hace círculos en la punta de mi polla, empieza a chuparla como loca subiendo y bajando, su lengua me acaricia, sus labios recorren mi polla, la mano que jugaba con mis huevos la dirige hacia mi culo.

– Continúa putita que está a punto de llegar tu recompensa

Entonces sujeta todo el prepucio hacia atrás, abre la boca mirándome, nos miramos y noto como mi leche sale de mis huevos imparable… comienzo a echar semen como si no me hubiese corrido en un mes, mi leche la recorre la cara cayendo lentamente desde la nariz hasta la boca. Tragaba parte mientras el resto lo extendía con su lengua por mi polla todavía dura, lo sigue haciendo hasta que mi erección empieza a disminuir.

– Doctora… no pensará dejarlo sin limpiar completamente???

Anuncios

Un comentario sobre “La doctora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.