Casi te quiero

Autora: AMARANTA

tuspiernasfavoritas@gmail.com

 

Pensaba que estaba enfriando todo lo que siento por ti, pero esta noche, la primera del año, he dormido muy inquieta y aparecías tú en mi cabeza y en mi cuerpo. Esta vez has sido tu él que se ha agazapado bajo mis sábanas. Sentía deseos de que me cogieras por la cintura y me apretaras junto a ti. Necesitaba que me besaras. Me cuesta entender como mi cuerpo puede echar de menos a alguien que nunca ha tenido. Esto me supera.


A estas alturas de mi vida me sorprende que se hayan despertado mis sentidos por un desconocido, del que apenas se nada, solo unas palabras, unas fotos y una voz. Supongo que el hecho de que esto sea medio realidad medio fantasía me permite recrearme en este sentimiento, me gusta sentir lo que siento.

Sé que no puede ir más allá de mi fantasía, porque yo soy feliz con mi vida y no quiero cambiarla, pero a veces mi cabeza me traiciona pensando que debería haber dado un paso más, en el momento en que saltaban chispas entre nosotros. Pero no lo hice.

Solo me queda recordar nuestros mensajes:

Captura de pantalla 2018-08-20 a las 13.31.12.png“Hoy me ha costado trabajar por tu culpa. De vez en cuando aparecías en mis pensamientos abrazándome, apretándome junto a ti, tan cerca que podía sentir lo contento que estabas de verme. Y eso lo hacías nada más verme, en medio de la estación.

He intentado apartar ese pensamiento, pero luego has aparecido besándome y mi boca estaba ansiosa por recibir esos besos. Entre besos y abrazos, tenía que concentrarme mucho para trabajar. La excitación me llegaba al estómago, y más abajo.”

“Me confieso culpable. No puedo evitar aparecer en tu cabeza. Me gusta .. Me gusta llegar y pegarme a ti y que sientas mi excitación, que pienses en que ese bulto que se aprieta contra ti, mientras te beso, dentro de unos minutos va a estar dentro de ti… Bien profundo .Tu tampoco te libras de culpa. Me acabo de despertar en esta lluviosa mañana de sábado y ahí estabas tú en mi cabeza… Desnuda.. Entregada.. Y yo sin parar de sacar partido a ese cuerpo excitado y dispuesto a todo .. Quería hacer pis y he tardado un rato hasta que he podido conseguir tranquilizar mi polla y que fuera capaz de mirar hacia abajo …
Ahora voy a intentar dormir un poco más.. Yo sé que estás ahí , agazapada, esperando para meterte otra vez en mis sueños. Y te voy a dejar, claro que te voy a dejar :))”

“Si, voy a meterme entre tus sábanas, quiero que sientas el calor de mi cuerpo. Voy a tumbarme encima de ti, con la cabeza reposando en tu pecho y tus brazos rodeándome. Me gusta estar así, sintiendo el contacto de tu piel. Y me gusta acariciarte y recorrer tu cuerpo con mis besos, sin prisas. Tú sigues durmiendo, pero yo estoy ahí contigo y mi boca es la responsable de tu erección. Ha sido muy traviesa y ha bajado beso a beso hasta encontrarse con tu polla. Ha empezado despacio, para no despertarte, dándole besitos muy dulces para que se vaya acostumbrando a su contacto. Tu polla se ha despertado, ha ido desperezándose, estirándose…. tomando vida propia, y quería refugiarse en mi boca … y mi boca  le ha dado cobijo.  Ahora, tengo parte de esos 18 cm cerca de mi garganta. Está muy dura. Voy a comértela como nadie te la ha comido antes. Ufffff, como me gusta lamerla, apretarla entre mis labios, jugar con ella….Mientras, tú sigues dormido.”

“Entro de puntillas en tu habitación, no quiero hacer ruido. Quiero acurrucarme a tu lado mientras duermes. Me meto por debajo de las sabanas, delante de ti. Instintivamente colocas tu mano sobre mí y me abrazas. Siento el calor de tu cuerpo en mi espalda y tu aliento en mi cuello. Empiezas a acariciarme. Tu mano recorre mi piel buscando mis pechos y se encuentra con mis pezones tiesos por la excitación. Me agarras un pecho y me aprietas más junto a ti. Empiezo a notar tu erección por ahí atrás. Ahora quieres explorar más abajo y buscas entre mis piernas. Tus manos son hábiles y enseguida llegan a su objetivo: mi clítoris. Mueves tus dedos  ahí y tengo que ahogar mis gemidos de placer. Y siento tu erección cada vez más grande.”

“Ya no puedo más… Según estoy introduzco mi polla en tu coño que noto más que húmedo … No dejo de tocarte el clítoris mientras empiezo a entrar y salir de ti con suavidad al principio y después cada vez con más ímpetu…mi boca muerde tu hombro y tu cuello y mientras veo como tu excitación va en aumento …yo también estoy cada vez más excitado y siento como vamos a la vez… Te aprieto con fuerza contra mi mientras mi polla te penetra cada vez con más ansia … Mis dedos trabajan sobre tu clítoris sedoso de toda la humedad que emana de tu coño… Jadeas a punto de éxtasis y yo me voy a correr contigo … Un orgasmo largó y muy intenso …a la vez … “

“Buenos días bicholfa:
Me he despertado un poco antes de que haya sonado el despertador. Con una erección de caballo y por tu culpa 😛
Mientras se me pasa para poder ir al baño te voy a escribir un par
de cosas que pensaba …
En este juego de excitación es muy importante los tiempos …hasta ahora los hemos manejado muy bien y eso ha conseguido que sólo con hablar sea una experiencia …
Ahora queda un último tramo .. Si tenemos que esperar casi un mes , que es bastante tiempo y quieres que la sensación que tenemos ahora, de casi dolor por el deseo en algunos momentos, se mantenga y eso nos lleve a disfrutar de un encuentro explosivo , tenemos que seguir alimentado esto… Fotos … Conversaciones … Cosas que si bien nos dejen trabajar nos den esa vida que nos da…
Y si quedamos la semana antes del puente tampoco esta mal :)))
Yo te deseo mucho y no quiero perder nada de esta dulce locura … Quiero tenerte en ese ascensor con las mismas ganas, o más,que tienes ahora .. Me gusta que te duela el deseo y me gusta que sólo en pensar en verte me duelan ahí, de tensión sexual …
Vaya reflexión para las siete de la mañana :)))
Pasa un buen día y no dejes de pensar en cómo te follaría si pudiera ir diez minutos, aunque fuera, a ese baño de tu oficina :)) te aseguro que luego te ibas a sentar de otra manera y que la cara de felicidad no se te iba a quitar en todo el día ….
Tu salido socio ( por tu culpa)”

He pasado toda la noche muy inquieta. Yo que pensaba que hoy iba a dormir tranquila!

He estado pensando mucho en lo que provocas en mí. Es probable que hayamos llegado a un punto en que tengamos que avanzar o pararnos.

Me cuesta renunciar a todas las sensaciones que siento ahora, así que de momento no quiero parar.

Por otro lado, la única forma de avanzar es que nos conozcamos y ver si es posible convertir nuestras fantasías en realidad. Igual me estoy equivocando dándome más tiempo, puede que tenga que encontrarme contigo lo antes posible y salir de dudas, desbloquear esta situación de una vez.

Estarías dispuesto a ir a Zaragoza sin saber seguro que te puedo ofrecer? Estarías dispuesto a ir solo para conocernos? Yo todavía no sé de qué soy capaz contigo, aunque sé todo lo que podría hacerte, lo he imaginado muchas veces, lo sabes.

No tengo más tiempo para escribir, solo quería que supieras lo que pasa por mi cabeza.

Un beso tierno y dulce en los labios.”

Casi puedo oír los engranajes de tu cabeza dándole vueltas a todo …:)))

Los dos sabemos lo que los dos queremos…el deseo, las ganas, la ansiedad….. Estamos en el mismo sitio. Esto es lo bueno y lo excitante.

A tu pregunta,….. claro que estoy dispuesto a perder unas horas en conocerte.. no lo hacemos todos los días por cosas mucho menos importantes….?  Te mereces eso y más…. Si tú lo haces, como no voy a hacerlo yo, pero debemos ir con la posibilidad abierta de que todo ocurra, porque los dos  queremos que ocurra y lo sabemos. Hay que intentar no engañarse y no frustrar al otro más de lo necesario. :)))

Toma la decisión cuando te sientas segura y fuerte,  y en ese momento, si te frena el miedo, domínalo y disfruta. Si es la inseguridad, no la tengas… no tienes motivo. 

Yo no te voy a presionar…lo prometí 😛

Un beso tierno y dulce como el tuyo, pero con una extensión a los otros labios que tengo muchas ganas de conocer.. :))”

Y me cuesta poco imaginar otro final:

Salgo del trabajo nerviosa, no quiero que nadie note nada. Estoy muy excitada, por fin voy a conocerte. Ir a Zaragoza en busca de un desconocido es una locura, no debería hacerlo pero necesito verte. El deseo puede más que todos mis razonamientos de mujer sensata. 

El viaje en tren se me hace eterno, quiero llegar ya. Me has dicho que el hotel está al lado de la estación. Por fin llegamos. Bajo del tren y te busco con la mirada. Ahí estás. Siento mariposas en el estómago. Estoy loca, no debería hacer esto. Una parte de mí quiere retroceder pero ya es demasiado tarde, me siento atraída hacia ti. Desde el momento en que te veo acercarte a mí se lo que va a suceder. Es inevitable. Te deseo con todas mis fuerzas.

Nos saludamos, nos damos dos besos en las mejillas. Me miras de arriba a abajo, tengo miedo de no gustarte. Tú sí que me gustas, mucho. Nos miramos y sonreímos. Me coges por la cintura y me das un beso en los labios, esperando mi reacción. Yo te devuelvo el beso.

Vamos a la cafetería del hotel. Me quito el abrigo. Tengo puesto el vestido negro que llevo en la primera foto que viste de mí. Veo el deseo en tu mirada. Sé que ahora pondrás tu mano sobre mi pierna, es nuestra fantasía. Siento el calor de tu mano acariciándome, no voy a hacer nada para detenerte y abro un poco mis piernas para facilitarte el camino. Noto tus dedos rozándome. Empiezo a estar húmeda por ahí abajo. Pongo la mano en tu entrepierna y veo que también estás a punto. Me coges la mano y me sugieres que subamos a la habitación.

Sigo con nuestra fantasía y en el ascensor meto mi mano dentro de tus pantalones. Está muy dura. Me agarras y me atraes hacia ti para que sienta esa dureza. Nos besamos con pasión. Como te deseo! me voy a derretir de un momento a otro.

Entramos en la habitación medio jadeando. Estás muy excitado. Intentas quitarme las medias pero acabas rompiéndolas. Me quitas las bragas y me follas contra la pared, casi con desesperación. Yo apenas puedo reaccionar. Siento tu pene moviéndose dentro de mí, llegando hasta el fondo de mi ser, mucho más allá del fondo de mi vagina. Pierdo el mundo de vista. Ya no hay nadie más. Solo nosotros dos. Ya no hay dudas ni remordimientos. Quiero ser tuya. 

Me llevas en brazos hasta la cama sin salir de mi interior. Ya en la cama, me desnudas completamente y te quedas mirándome. Temo que no te guste mi cuerpo, pero te tumbas sobre mí, me besas dulcemente en los labios y me susurras al oído que tengo un cuerpo bonito, que te vuelvo loco. Ahora eres un hombre muy dulce, que recorre mi cuerpo con sus besos. Pienso que seguirás bajando con los besos, quiero tener esos cuatro orgasmos, pero me das la vuelta y me levantas por la cintura. Me pones a cuatro patas y empiezas a embestirme, mientras me agarras fuerte, casi con rabia. Siento como estallas dentro de mí y me haces gritar de placer. 

Yo también quiero verte completamente desnudo, y te quito la camisa.  Que ganas tenía de acariciarte! Cuantas veces había imaginado este momento. Estoy encima de ti, besándote, tocándote. Me gusta tu cuerpo, quiero comérmelo entero. Bajo beso a beso hasta tu pene, ahora todavía en reposo después de ese orgasmo. Te beso dulcemente, paso mi lengua como si fuera un helado de chocolate. Mmmmmm está muy bueno. Reacciona y la meto en mi boca, quiero notar como crece. Me excita sentir su excitación dentro mi boca, hasta que ya está muy grande y dura, preparada para follarme otra vez.

Haces un movimiento para darme la vuelta, pero no te dejo. Es mi turno. Ahora serás mío. Quédate quieto, déjate hacer. Ahora me subo encima de ti y meto tu polla dentro de mí, muy adentro. Te sujeto las manos para que no me toques, luchas por abrazarme, por acariciarme, por sentirme cerca de tí, pero te tranquilizo con un beso largo y cálido y te dejas llevar por mí, sólo puedes levantar tu culo para meterla más adentro. Me muevo despacio, pero hasta el fondo. Aprieto los músculos de mi vagina para sentirte mejor, eso te gusta. Me muevo cada vez un poco más rápido. Estoy muy excitada, sé que me voy a correr de un momento a otro. Tú también estás jadeando, ya no puedo sujetarte y agarras mis caderas para marcar tu ritmo. Nos movemos los dos rítmicamente. Mis ojos están en blanco, siento el placer subiendo por mis entrañas…. Y caigo exhausta sobre ti.

Pero no me dejas descansar. Me das la vuelta y me besas apasionadamente en la boca. Yo no tengo fuerzas. Soy toda tuya. Puedes hacer lo que quieras conmigo. Y sigues bajando con tu lengua, atrapas mis pechos, los acaricias, los mordisqueas, me haces gemir de placer. Sigues bajando… de repente noto tu lengua en mi clitorís, moviéndose arriba y abajo, en círculos. Pienso que ha llegado el momento de mi segundo orgasmo, está ahí esperando… Sin dejar de mover tu lengua metes un dedo en mi vagina y buscas ese punto que me va hacer volver loca. Ahí lo tienes. Mueves la lengua, el dedo, introduces otro dedo…. Yo ya no puedo más… es superior a mí. Intento apartarte, pero no me dejas… sigues con esa tortura tan maravillosa. Siento un estremecimiento por todo mi cuerpo. Has conseguido mi segundo orgasmo.

A partir de ese momento estoy borracha de placer, me dejo poseer por ti. Pierdo la conciencia y no puedo recordar exactamente qué es lo que me haces. Sé que consigues que llegue a un tercer y cuarto orgasmo, pero no recuerdo como.

Me despierto en tus brazos. No puedo ni quiero moverme. Mi cuerpo está dulcemente dolorido. Tú te despiertas y me besas en los labios. 

Pero la realidad nos llama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.