El sueño

Me han contado un sueño… un sueño de alguien que dice que lo ha hecho conmigo, y además, despierto… mientras se bañaba.

Cada gota de agua le parecía una caricia mía …

Como es un sueño, no se muy bien como habíamos llegado hasta allí, pero…estábamos juntos en la bañera, su cuerpo me daba calor aún incluso debajo del agua y me coloque sobre él, sin tocarlo, a cuatro patas, de rodillas… dejando colgado todo mi cuerpo hacia él. Mis labios se acercaron a su cuello, dando pequeños mordisquitos y fueron bajando hacia su pecho, peludo… me encanta que me rocen los pelos cuando beso el pecho de un hombre. Seguí bajando y mi lengua salió de la boca cuando llegue al ombligo… bajó más hasta rozar la punta de su pene erecto y mi boca se apoderó de él. Conseguí el primer sabor de su esencia mientras él miraba hacia arriba y le caía el agua de la alcachofa de la ducha en la cara.

Captura de pantalla 2018-08-13 a las 13.45.25.pngMi mano se acercó a su boca, para que chupara mis dedos, mientras él los mordisqueaba y no pudo resistir embestir mi boca con su pene para llegar al fondo de la garganta… ufff… Deseaba tenerlo dentro, más dentro, mucho más dentro…  y me di la vuelta para apoyarme en la bañera… con mis ojos le decía que lo necesitaba en mi y empecé a moverme y acercarme para buscar su miembro. El introdujo en ese momento dos dedos en mi vagina, haciendo que me estremeciera de placer.. sabía como hacerlo, pero no me fue suficiente, así que solté la bañera con una de mis manos y cogí su pene para colocarlo dentro de mi…no podía más…, empujé con mis caderas hacia atrás para que entrara todo dentro. Me agarró con delicadeza pero con fuerza al mismo tiempo como si quisiera que no me escapara de allí y empezó a moverse mientras yo me corría y él notaba ese calor. Seguía agitándose cada vez más deprisa y yo le cogí los huevos por debajo hasta que el movimiento fue tan rápido y gustoso que necesitaba acariciar mi clítoris para llegar de nuevo al orgasmo… “sigue, sigue, deprisa, no pares… “ pensaba, mientras me empotraba contra la bañera sintiendo un orgasmo tras otro. Cuando el placer llego a lo máximo, cerró el grifo para que sintiéramos que lo que corría entre mis piernas no era agua, sino la esencia de nuestras corridas.

Me di la vuelta, pasó su mano por mi cara hasta colocarla entre el pelo y yo le abracé mirándonos a los ojos fundiéndonos en un gran beso.

Era el momento de que se colocara entre mis piernas y saboreara mi calor con su lengua ….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.