Mi primera Cita a Ciegas

Hace unos meses sufrí un desengaño amoroso… vivía tan tranquila en mi soledad, pensando que aparecería mi príncipe azul y, de repente… Apareció!!! pero resultó ser rana y aunque me empeñé en besarla para que se convirtiera en príncipe, no hubo manera :((

Esto me desequilibró un poco y empecé a plantearme que quizá sería sano seguir buscando algo que estaba dejando al azar desde que me quedé viuda, hace ya 10 años.

Bueno, empecé a hablarlo con mis amigas, conocidas, compañeras de trabajo y en un café surgió la conversación y el nombre de varias aplicaciones de ligoteo por internet: “tía, apúntate!!! que conoces a mucha gente, que mola un montón!!! venga!!!”… y así pasé el día, deseando llegar al ordenador para darme de alta en una de las aplicaciones en la que estaba una de mis compañeras de trabajo.

Pues, dicho y hecho, venga… voy a crear mi perfil ¿qué buscas? ¿cómo lo buscas? ¿cómo eres? ufff … qué preguntitas!!! menudo auto análisis tienes que hacer para poder escribir tres líneas que te definan y no parecer promiscua, una fresca o una pasota de la vida… en fin… Ahí estaba yo, esperando a que mi príncipe apareciera detrás de esas fotos que todos colocan con gafas de sol, de perfil, haciendo buceo, escalando montañas y con su gran moto entre las piernas… como si eso fuera lo que hacemos todos los días!!! Mi foto de espaldas, me daba vergüenza dar la cara, jejeje, el que quiera, que pregunte.. ¿no?

Ahí va el primero!!! Qué nervios!!

“Hola… ¿cómo te llamas?” (también había usado un seudónimo, además de mi foto de espaldas) ayyyyyyy que me han escrito, que nervios!!!… a la tercera línea de conversación mi “príncipe” ya me estaba diciendo que la tenía dura y que si me apetecería chupársela!!! Cielos!! pero esto qué es???? En fin… que bajón!! pero bueno, había algunos de esos “príncipes” que se lo montaban bien y empezó a ser divertido…. los hay muy hábiles y te llevan a la conversación sexual sin que te des cuenta…. empecé a distinguir perfectamente el tipo de

hombres que por allí se mueven y ahora creo que podría hacer un estudio sociológico jajajaja… bueno, pero me da para contaros muchas historias…

Todo mi afán, con los que parecen más normales, es siempre quedar en persona, pero no todos quieren… y mi primera cita “a ciegas” fue un desastre!!!

Captura de pantalla 2018-07-30 a las 12.59.40.png

Ya no me acuerdo ni como se llamaba el personaje… (lo borré de mi mente rápido). En las fotos parecía un hombre interesante, guapo y alto, muy alto (me encantan los hombres muy altos). Antes de quedar me pidió una foto de mi culo. Con lo poco que me gusta a mi mandar fotos… pero bueno!! me la hice, se la mandé y me dijo que le gustaba y que le gustaría hacer cosas en mi culo. Los mensajes de horas antes de la cita me inquietaron un poco. Preguntas como ¿conoces algún sitio oscuro cerca de donde hemos quedado? la verdad, no me inspiraban mucha confianza… así que les dije a mis amigas donde había quedado, la hora y la foto del “ejemplar”. Por supuesto, quedé en un bar muy céntrico y a una hora punta… llegó tarde. Hola!! Qué tal? .- Muy bien ¿y tú? (¿y qué se dice en estos casos?)

La conversación fue fluida, pero sin entrar en temas importantes, no había feeling, lo noté en los primeros 5 minutos… había algo extraño en su mirada… hasta que ya, al final… se me queda mirando y me dice: “Bueno, buscamos algún sitio oscuro?” Ja!!! Mi respuesta: “Yo contigo no me voy a ningún sitio oscuro, lo siento”. Nos sonreímos y él me dijo que yo no era lo que estaba buscando, que estaba en proceso de búsqueda de alguien especial y que yo no reunía las condiciones. Madre mía!! Lo que hay que oír!!!

Ese día, tomé una decisión…. yo también quería solo sexo, pero solo con los que me gusten y con los que crea que pueda iniciar una historia de amor en algún momento… y si surge el amor en alguna de mis aventuras sexuales, pues, bienvenido será, pero… voy a pasármelo bien una temporada!!! Quiero SEXO … y tú?

Anuncios